Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Personas, el Mejor Capital
Eduardo García Gaspar
25 abril 2008
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Fue en uno de los libros de Carl Sagan, El Cerebro de Broca, que leí una idea que me recordó a los grandes avances en computación personal. Comencé a usar esas máquinas a mediados de los años ochenta. Veinte años después esas primeras computadoras se recuerdan tan primitivas como un carruaje de caballos. Muchas personas llevan ahora en sus bolsillos más música de la que tiene una estación de radio.

La idea de Sagan recordaba a Lenin y una de sus frases, la de que si al socialismo se le suma la electrificación, eso equivalía a comunismo. Y agregaba que el avance tecnológico no es propio de los países comunistas, sino en los países en los que se tiene el sistema opuesto, el liberal. Pienso que el punto es clave por una razón, el desarrollo de tecnología tiene un efecto importante, eleva la productividad y eso es lo que permite elevar ingresos y vivir mejor.

Marx se equivocó en muchas cosas, pero al menos en una de ellas fue muy atinado: cuando llamó Capitalismo al sistema que quería combatir. Es absolutamente cierto que conforme se eleva el capital se vive mejor. Los países con mayor capital son los más avanzados, donde menos pobreza existe. Si se llegase a entender que la mejor política económica es la de crear capital, la mitad del problema de la pobreza habría sido resuelto.

La tecnología es una parte del capital, como lo son las acciones de investigación y desarrollo. Una computadora eleva la productividad personal, no diferente a lo que hace un nuevo proceso de producción, o una mejor medicina. Y sí, en la definición de capital están el ahorro, los inventarios y otras cosas, pero la clave de todo está en la parte del capital que es la persona misma y las cosas que ella puede hacer.

Vea usted por qué un sistema de planeación central no rinde los mismos frutos que uno de libertades: el de planeación pasa a la burocracia la responsabilidad de los desarrollos nuevos y el de libertades los deja en las personas. ¿Quién generará más ideas y será más creativo, la burocracia o las personas? La respuesta es obvia.

Obvia por un par de razones. Primero, por una razón cuantitativa, hay más personas que burócratas: 100 millones de mexicanos pueden producir más ideas que 10 millones de burócratas. Segundo, por una razón cualitativa: las personas tienen más incentivos para crear ideas que los burócratas. Estas son dos de las razones por las que, por ejemplo, no tenemos computadoras ideadas en Cuba, ni en la URSS, como tampoco grandes invenciones provenientes de América Latina o África.

La mentalidad burocrática no es propicia a la innovación. En otro libro, Tiempos Modernos, de Paul Johnson, se cuenta de los planes económicos soviéticos: medían la producción de cerrojos para puertas en toneladas y queriendo elevar la producción a toda costa lograron lo que usted ya se imagina: cerraduras pesadas, las más pesadas del mundo. No mejores, ni más baratas, ni diferentes.

En niveles más abstractos, se ha dicho que la falla de los sistemas centralizados, como el comunismo, es la falta de consideración de la naturaleza humana que por esencia es imperfecta y libre. Es otra forma de ver el por qué un iPod nunca podría haber sido creado en la URSS. A seres imperfectos no se les debe dar un poder tan grande como para planear la vida del resto. Y a seres libres se les debe respetar sus deseos de actuar por sí mismos, creando lo que ellos desean.

Es esa libertad, sin opresión, la que crea capital y con eso, prosperidad para todos. Es la razón de fondo por la que puede hacerse una predicción sobre los países que ponen obstáculos a la libertad: ellos reducirán el bienestar de las personas en la medida en la que limiten las iniciativas personales. La libertad y la prosperidad están asociadas íntimamente.

El futuro de Venezuela puede pronosticarse por esta razón. Lo mismo puede hacerse para otras naciones que están en puntos intermedios, como México, Argentina, o Brasil: en la medida en la que sus gobiernos obstaculicen las aportaciones personales, su estado de subdesarrollo se mantendrá.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras