Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Pesimismo En Las Noticias
Leonardo Girondella Mora
23 mayo 2008
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


El New York Times —la fecha: 1 de abril de 2008, un reportaje de Alan Finder que tiene el siguiente encabezado, “Elite Colleges Reporting Record Lows in Admission” (Universidades Prestigiadas Reportan Bajas Récord en Admisiones).

Cualquier persona imaginará que esas universidades tienen cantidades muy reducidas de estudiantes que desean entrar a ellas —o bien, que ellas admiten a un número más bajo que antes de estudiantes que hacen su solicitud.

El periódico cita un ejemplo —Harvard recibió 27,462 solicitudes y aceptó sólo 7.1% de ellas: 93 de cada 100 estudiantes fueron rechazados. Otro caso citado, el de Yale, que recibió 22,813 solicitudes y aceptó al 8.3%: 92 de cada 100 estudiantes fueron rechazados. Más ejemplos —Columbia College rechazó a 91 de cada 100 solicitudes; Dartmouth, a 87 de cada 100.

Lo que los ejemplos y los encabezados comunican al lector en bastante claro: las cifras de admisión son las más bajas de la historia, son cifras récord.

Pero resulta que no, que eso no es cierto —el mismo reportaje menciona que hace 10 años poco menos de 12,000 estudiantes hicieron solicitud a Yale (fueron 22,813 en 2008). Y en 1998 se admitió al 18%, contra el 8.3% en 2008. Y eso cambia todo, realmente todo: no hay cifras de admisión que sean las más bajas de la historia.

En 1998 Yale tuvo 12,000 solicitudes y admitió al 18% de ellas, es decir a 2,160 estudiantes —pero en 2008 recibió 22,813 solicitudes admitiendo al 8.3%, lo que significa dar entrada a 1,893 estudiantes, unos 270 menos que hace 10 años.

Es una cifra no dramática cuando se ve en cifras absolutas —no haría un buen encabezado el decir que Yale admitió 270 estudiantes menos que hace 10 años. Pero cuenta una historia más sensacional decir que hace 10 años se admitía al 18% y ahora sólo al 8% de las solicitudes.

Con instalaciones y cupos limitados, es natural que un aumento importante en el número de solicitudes de admisión origine un porcentaje mayor de rechazos —la historia podía haber sido la del aumento en el número de solicitudes: un 90% en 10 años, mucho mayor que el aumento de la población.

Las malas matemáticas fueron señaladas en la columna de James Taranto (WSJ) al día siguiente de su aparición en el New York Times —es un mal análisis, una mala interpretación de la realidad, que sería causa de una baja calificación en un salón de clases de escuela secundaria. Pero a eso quiero añadir una especulación.

El periodista tenía frente a sí información con, al menos, dos opciones —podía haber seleccionado un ángulo optimista y resaltar que se ha elevado el número de solicitudes a las universidades de mayor renombre: habría sido una buena noticia el que casi se haya duplicado la cifra de Yale, por ejemplo, y seguramente de las otras.

Pero el periodista optó por un ángulo pesimista, el de que las admisiones han llegado a los niveles más bajos —y para probarlo cometió un error serio de análisis.

Esto lleva a una especulación que no es nueva: el periodista tiene un sesgo pesimista —por la razón que sea se inclina por una visión negativa, incluso manipulando la información de una manera tan infantil como en esta ocasión y que causará una impresión errónea en el lector rápido. Él se quedará con una idea, la de que las cosas deben andar mal en las universidades porque ellas rechazan a más estudiantes.

El meollo del asunto, por lo tanto, es uno que debe verse ampliamente —si la mayoría de los reporteros tienen una visión pesimista, esa visión será contagiada a las audiencias de los medios noticiosos. No hablo de una visión realista, sino de una pesimista que se filtrará a toda la gente.

Finalmente, quiero señalar que los reporteros tienen dos papeles importantes para la gente común —uno de ellos es ser buscadores de problemas, el otro es hacer las preguntas que tiene el ciudadano razonado y buscar las respuestas. Ninguno de esos papeles requiere ser pesimista.


ContraPeso.info es un proveedor de información e ideas que buscan explicar la razón de ser de sucesos económicos, políticos y sociales.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras