Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Responsabilidad Fiscal
Selección de ContraPeso.info
21 enero 2008
Sección: GOBIERNO, Sección: Asuntos
Catalogado en: , , ,


ContraPeso.info presenta a sus lectores una idea de Jordan Ballor y Ray Nothstine. Agradecemos  al Acton Institute el amable permiso de traducción y publicación. Los autores son associate editors en el Acton Institute de Grand Rapids, Michigan en los EEUU.

La idea central del escrito es mostrar una realidad: los gobiernos son fiscalmente irresponsables, malos administradores de recursos a los que no debe confiarse con porciones mayores de nuestros ingresos. Son más irresponsables que los consumidores a quienes se acusa de gastadores empedernidos. Aunque las cifras presentadas son las de EEUU, el comentario tiene aplicación universal.

La pasada época festiva de compras ha dejado a muchos estadounidenses con cuentas vacías de banco y sustanciosas deudas en sus tarjetas de crédito. Al iniciar un nuevo año, muchos de nosotros estaremos trazando propósitos para corregir nuestros gastos y mantener un presupuesto más frugal y fiscalmente responsable. Pero, esa resolución de año nuevo sería más apropiada para los legisladores de Washington.

El panorama que vemos en los reportes de noticias y de los expertos sobre el estado de la economía estadounidense es uno en el que los consumidores son en esencia irresponsables y materialistas, ansiosos de sólo vivir el momento. Compramos hoy y dejamos a las deudas de mañana sin considerar.

Esta narrativa de nuestra vida económica es en realidad una pieza fundamental de la razón por la que el gobierno justifica manejar él mismo nuestras finanzas personales. Sencillamente no somos dignos de confianza para ahorrar o gastar con responsabilidad, y por eso necesitamos legisladores que nos cuiden por medio del gasto social y programas como la seguridad social, Medicare y Medicaid. Ahora los legisladores están alistándose para añadir nuevas capas de legislación a la industria de las hipotecas de casa y protegernos de los financieros depredadores.

Pero, ¿y si el gobierno federal fuese en realidad menos financieramente responsable que el público? ¿Podría ser que el comprador promedio, con todo y su gasto excesivo, sea en verdad un mejor guardián de sus  propios recursos que un burócrata de Washington?

Hay números que prueban que la respuesta es afirmativa. Por ejemplo, el gasto total de consumo para el año 2006 fue un poco superior a 5.7 billones de dólares. La deuda del consumidor  fue 103 mil millones en ese período. Significa que en 2006 aproximadamente el 2% de todo el gasto del consumidor fue realizado como deuda de consumo.

En contraste, el gobierno federal de los EEUU tuvo un ingreso en 2006 de más o menos 2.3 billones, pero su gasto de 2.7 billones, mayor en 423 mil millones que su ingreso. El gasto total fue un espectacular 16% mayor que su ingreso total.

En lo que se refiere a administrar el gasto, el gobierno federal está haciendo un trabajo de menor calidad que el consumidor promedio. Ambos están gastando grandes sumas de dinero, pero tan mala como la crisis de préstamos hipotecarios puedan ponerse este año, la gente común tiene menos tendencia a financiar su gasto con deuda —y por eso manejan mejor sus recursos propios.

Encima de todo esto, el gobierno está prometiendo un monto enorme de 45 billones más de lo que puede otorgar en programas de seguridad social, Medicare y otros. Esta cifra es la esperada durante los próximos 75 años como déficit. La declaración oficial del Social Security dice, “En 2017 empezaremos a pagar más en beneficios de lo que se recolecta en impuestos. Sin cambios, para 2041 la reserva de fondos del Social Security estará vacía”.

Es un pronóstico más bien optimista, que a pesar de eso muestra que la responsabilidad fiscal del gobierno deja mucho que desear. Los trabajadores jóvenes ven sus estados de Social Security con cinismo; y las promesas sin cumplir del gobierno serán un tema dominante con fuerza para el debate político de la siguiente generación.

El manejo responsable de los recursos propios es un tema bíblico recurrente y consistente. En la conclusión de la parábola de la fidelidad, dice Jesús que “El que es fiel en lo poco, también es fiel en lo mucho, y el que es deshonesto en lo poco, también es deshonesto en lo mucho”. No debemos ser engañados y conceder que el uso de cada vez mayores porciones de nuestros ingresos sea dado a un gobierno que ha sido infiel con lo que ya ha reclamado.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información  para lectores que buscan explicaciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras