Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Una Confesión de Medios
Leonardo Girondella Mora
8 abril 2008
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


El periódico, Milenio Diario de Monterrey. La fecha, el 27 de marzo de 2008. Un reportaje con el encabezado, “No miden con la misma vara en el confesionario” y que era “un ejercicio periodístico en el que dos reporteros —hombre y mujer— acudieron a siete templos de Monterrey y San Pedro [Nuevo León, México], con el objetivo de saber cuál sería la penitencia para dos tipos de pecados: el robo y el adulterio.”

La conclusión general del reportaje fue “que por el pecado de adulterio, la mujer fue más reprendida en las parroquias de San Pedro, mientras que en las demás fue tratada de forma igual al hombre. Además, en seis de las iglesias ni siquiera se tomó en cuenta el pecado del robo.”

Me propongo un breve examen de ese reportaje —con el objetivo último de demostrar el tipo de información al que se está sujeto el lector en estos días.

Primero, es un “ejercicio periodístico” y no un análisis ni un estudio —al menos reconocen eso sus autores, Adriana Esthela Flores y Alejandro Silva, quienes entraron a confesionarios católicos haciéndose pasar por fieles arrepentidos. El ejercicio no tiene validez suficiente para sacar conclusiones —un estudio serio al respecto necesitaría controlar variables, algo que esas personas no hicieron.

Cuando mucho, es una impresión personal, que por eso mismo, no merece ser reportada. El control experimental que merecía no existió —por ejemplo, la reportera introdujo una falta adicional, la de no haberse confesado en 5 años, lo que empeoraría su condición. Sencillamente no pueden sacarse conclusiones generales de lo que hicieron, hubieran sido positivas o negativas —fue un ejercicio de periodistas que expresaron una opinión escasamente fundamentada.

Segundo, es una acción malintencionada que implicó una impostura —es decir, hay una violación de la confianza del ministro en uno de los sacramentos de esa iglesia. Es un acto de espionaje que viola reglas de comportamiento. Si algunas personas hubieran entrado a su periódico haciéndose pasar por otras personas de seguro los reporteros habrían reclamado una violación de sus derechos.

Tercero, es una pieza más de crítica insustancial a la Iglesia Católica —no particularmente destacable y a las que estamos acostumbrados. Me imagino que existe algo particularmente atractivo en esta religión para ser atacada de muy diversas maneras. Ha sido dicho que no pasan dos años sin que se publique un libro que promete revelar la verdad sobre el Catolicismo. Un ejercicio periodístico de tan escasa calidad es parte de la normalidad.

En el caso de los “nuevos pecados”, por ejemplo, hubo una distorsión de declaraciones de un ministro religioso. También puede verse la diferente interpretación de escritos católicos en los medios.

Pero el punto más destacable es el de la baja calidad de reportajes —ese ejercicio de periodistas no pasa los menores estándares de calidad de un análisis serio que requeriría haber controlado variables: los reporteros tendrían que, por ejemplo, haber estandarizado sus confesiones para hacerlas idénticas en todos los casos y haber seleccionado aleatoriamente los días, horas, templos y sacerdotes para confesarse. Más haber analizado el contenido de lo dicho enteramente por el cura y haberlo referido a un estudio previo de los escritos sobre el sacramento para evitar la influencia de verbalizaciones diferentes.

El problema de fondo es que si lo mismo hacen en otros casos y emplean estándares de calidad tan bajos, sus notas y reportajes resultarían de muy escasa confiabilidad. Basta imaginarse que para reportar sucesos económicos usaran los mismos estándares para comprender que se limitarían a repetir lo que otros dicen a preguntas sobre un tema que desconocen.

Voy más a fondo: reporteros como estos y los editores que autorizaron esa publicación, dieron información sobre un tema que desconocen —quiero decir que aquí se presenta un drama del reportero, el de informar al resto sobre un tema que él no conoce y que no sabe cómo tratar.


ContraPeso.info es un proveedor de información e ideas que buscan explicar la razón de ser de sucesos económicos, políticos y sociales.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras