Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Viajensa, Menubio, Polpe
ContraPedia ContraPedia
8 agosto 2008
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Viajensa

Palabra que describe en sentido genérico a las múltiples defensas que el viajero utiliza para abstenerse de entablar conversación con el compañero de asiento que insiste en iniciar una conversación. El más común de esos trucos o mecanismos de salvaguardia es el sueño, aunque también lo es la lectura de cualquier tipo de material, sean libros o revistas, e incluso materiales de trabajo.

Todo el punto se reduce a evitar la situación en la que por motivos de esa conversación el viajero termina sabiendo más acerca de la vida del compañero de viaje que de la vida del familiar más cercano.

El caso típico es el de la situación de una persona de cualquier sexo que aborda un avión y, por razones ajenas a su voluntad y propias del diseño de la nave, toma asiento a una distancia muy corta y muy incómoda de una tercera persona. La cercanía misma, irritante y fastidiosa, produce un incremento probabilístico significativo en las posibilidades de iniciar una conversación; esto es fácilmente comprobable empíricamente viendo las probabilidades de establecer conversación entre dos pasajeros, uno en el asiento A2 y el otro en el asiento D23 versus otros dos en los asientos 1A y 1B. A esto se añade la escasa probabilidad de que la conversación sea interesante.

Como consecuencia de lo anterior, es en extremo factible que el viajero se vea inmerso en una situación exasperante, la de saber cosas que no le interesan y, al mismo tiempo, perder valioso tiempo dedicado a otras actividades.

Ante esto, como se dijo, existen variedades de defensas, como la de pretender que se duerme, eructar después de haber ingerido platillos ricos en cebolla con ese mismo propósito y otras muchas. En casos extremos la publicación bimensual Journal for the Quiet Traveler aconseja al pasajero decir “perdóneme, no puedo hablar, tengo una enfermedad muy contagiosa que se transmite por el aire y ahora mismo estoy yendo a (nombre de ciudad) a ver a un especialista”.

Menubios

En muchos de los restaurantes del mundo es posible hacer cambios en las cartas de alimentos que ellos ofrecen; por ejemplo, en el caso de que acompañando a un filete venga originalmente una guarnición de verduras cocidas, el comensal tiene la oportunidad de cambiar esas verduras por una papa al horno.

Estos cambios en los menús reciben el nombre de menubios. Se reconoce que en lo general la mayoría de los restaurantes dan una oportunidad razonable de menubio. Sin embargo, para muchos de los restaurantes comerciales estadounidenses el menubio representa un verdadero dolor de cabeza, pues su platos se encuentran totalmente estandarizados, o bien sus cocineros son en extremo idiotas. Por otro lado, existen clientes de restaurantes que tienen inclinaciones por encima de toda razón y pueden llegar a pedir, por ejemplo, filete a la pimienta sin pimienta.

Ha sido incluso especulado que varios chefs cansados de enfrentar a clientes con peticiones de menubios, idearon lo que ahora se llama nouvel cuisine, con platos arreglados de tal manera que si el cliente pide un menubio ellos representaría tal modificación que es imposible realizarla.

Polpe

Se da este nombre a huella que produce el golpe de una portezuela de un carro sobre la de otro, estacionado contiguo, y que generalmente produce una mancha del color del carro golpeador en el golpeado. Según el eminente abogado y legista, Don Juan Bautista Portes del Rincón y Gazaga, el polpe debe ser definido como

“Ése efecto notorio, visible y notable que es el producto de la acción ciudadana que comúnmente se tiene cuando un primer carro es abierto en cualquiera de sus puertas, pero principalmente la correspondiente a la del conductor, misma que se encuentra por lo general, del lado izquierdo y frontal del vehículo en cuestión y esa puerta llega a establecer un contacto físico inequívoco con un segundo auto, mismo que está en una posición paralela a lo largo de los vehículos mencionados, ya sea por descuido moral, mental o físico de la persona dueña o usuaria del primer vehículo y que actúa sobre el segundo en su superficie más cercana, en lo general dejando una huella visible al ojo común en el segundo ya que el primero fue el causante suficiente y único de la acción descrita y sobre lo que puede establecerse con dificultad variable un cierto nivel de culpabilidad sustentada en el juris naturalis así como en diversa concepciones del juris transitoribus, que como es comúnmente conocido, trata de los casos y las legislaciones de las vías de comunicación”.

En sus aspectos científicos, por otro lado, el polpe ha sido sujetos de diversas investigaciones por parte de diversas instituciones, entre las que destaca notablemente el Centro de Estudios Automotrices de Piippola, Finlandia, organismo público que se mantiene con donativos de diversos gobiernos y que después de varios años de estudio ha llegado a las siguientes conclusiones (1) es prácticamente imposible que dos autos del mismo color se causen polpes, (2) cuanto más diferencia de color existe entre los autos mayor es la probabilidad de producirse polpes y (3) necesitamos más dinero para seguir investigando esto.

ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas para palabras que no existían. Eran invenciones muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada, con definiciones más amplias y la incorporación de otros elementos, como personajes e instituciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras