Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Víctimas, Villanos y Héroes
Leonardo Girondella Mora
9 diciembre 2008
Sección: Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en:


Lo que quiero hacer es examinar tres noticias, hacer un resumen de su contenido y sacar conclusiones sobre ellas —para ver en la realidad concreta la existencia de los dos bandos, el que apoya a los mercados libres y el que apoya a la intervención estatal. Las tres noticias son de El Norte, en Monterrey, México, y se refieren a propuestas de regulación bancaria.

Muy específicamente, quiero hacer notar el esquema mental que opera en los legisladores —ellos entienden a la realidad a su estilo, como formada por tres personajes:

A. La Víctima; en este caso, el cliente de las instituciones financieras, que es abusado, explotado y lastimado; que no puede defenderse por sí mismo y que no puede pensar.

B. El Villano; los bancos en este caso, calificados como oligopolio voraz y extranjero, que sin piedad explota a la víctima.

C. El Héroe; en este caso, los legisladores únicos capaces de salvar a la víctima ingenua e inocente y castigar al villano malvado.

4 Diciembre 2008

“Limitan a bancos en cobros, busca senado frenar ‘abusos’”

Reportó el periódico que el senado mexicano buscará eliminar comisiones bancarias, prohibir la ampliación del límite de crédito sin autorización del cliente, el otorgamiento de tarjetas preaprobadas y llamar a las casas para ofrecer servicios, además de otras medidas.

Un senador, Eduardo Calzada (PRI) dijo que se trata de “detener el abuso de los bancos… poner limitantes a las prácticas… como… crédito al consumo a menores de edad”. Se prohibirá que los bancos cobren comisiones porque se excede el límite de crédito, cuando eso es responsabilidad del banco. Las sanciones a estas fallas pueden ir de 250 mil pesos a un millón y medio.

Otro senador, José I. Trejo (PAN) dijo que las medidas no llegarán a frenar la voracidad de los bancos y sus tasas de interés. María de los Ángeles Moreno (PRI) dijo que, “ Hacienda está siempre protegiendo a los bancos, esta siempre protegiendo al capital financiero y nosotros decimos que no”.

Es claro el esquema de los tres personajes —los villanos realizan una serie de actividades que los héroes consideran que lastiman a las víctimas. Y es importante señalar la hipótesis que los legisladores tienen sobre la víctima: es un impotente, incapaz, inhábil.

4 diciembre 2008

“Pide BBVA no controlar al crédito”

El mismo día, otra nota reportó que el director general de BBVA en México, Ignacio Deschamps, dijo que deben evitarse “las tentaciones de controlar variables que deben responder al libre comportamiento del mercado. Los precios de los productos y los servicios deberán reaccionar a ”situaciones de riesgo, de liquidez y de competencia” y que el año entrante existirá más competencia entre los bancos, al tener supervisión y regulaciones adecuadas a las circunstancias.

Lo que este banquero señala es simple: regular actividades bancarias sin considerar las circunstancias del mercado tiene riesgos. Este argumento no contiene personajes, como el argumento de los legisladores, sino una explicación sustentada en la realidad, sin grupos predeterminados.

5 diciembre 2008

“Critican senadores controles a bancos”

Al día siguiente, se reportó que el senador Juan Bueno Torio (PAN), dijo, “Esta reforma, sigue sin ser suficiente para garantizar mejores condiciones de trato económicas [sic] para recibir los servicios. Se convierten en un oligopolio que controla la situación a su antojo y a su propio gusto”.

Rubén Camarillo (PAN) dijo que “el Estado mexicano ha sido incapaz de meter en cintura a [los bancos] que sistemáticamente se burlan de la buena fe de los ciudadanos… El fondo del asunto se llama usura, la mayoría de los bancos son extranjeros y son un oligopolio”. Ricardo Monreal (PRD), aseguró que cabilderos de tres bancos le dijeron que “es muy peligrosa” la reforma para aumentar los controles bancarios.

Se trata de una reiteración del esquema de los personajes —los villanos son un oligopolio extranjero que hace lo que quiere con sus clientes, que son inocentes personajes a quienes explota con usura y que deben ser metidos en cintura mediante controles que los legisladores crearán.

Esquemas mentales

Con independencia de una definición muy ampliada de oligopolio y de la dosis de xenofobia, lo que quiero analizar es el esquema mental del legislador y que esas noticias muestran diáfanamente.

Para ese análisis, primero debe establecerse que existen dos opiniones esenciales opuestas —los legisladores sostienen una opinión intervencionista, el gobierno debe intervenir para resolver el problema de bancos que explotan a sus clientes; y los que opinan que esa intervención puede tener consecuencias peores a las de las fallas que pretende solucionar y que es mejor no intervenir con disposiciones que no reconocen a la realidad.

Lo que dije es conocido, pero lo que quiero señalar es la diferencia subyacente entre las dos opiniones.

Los defensores de libres mercados usan razonamientos que están basados en sucesos reales, las circunstancias verdaderas del mercado y lo que ocurriría si la legislación las ignora. Su unidad básica de análisis es la conducta humana y lo que las personas harán bajo determinadas circunstancias.

Los defensores de la intervención no usan razonamientos de conducta humana, sino de grupos predeterminados a quienes asignan papeles prefijados y, por consiguiente, no hay escapatoria —las víctimas son un grupo de gente toda igualmente incapaz y sufrida, que nada pueden hacer por sí mismos; los villanos son un grupo con gente toda igualmente sagaz, malvada y explotadora; los gobernantes son el tercer grupo formado por personas que son todas bien intencionadas, sabias y que deben salvar a las víctimas de los villanos.

Ya que ambos grupos utilizan diferentes esquemas subyacentes de razonamiento, el diálogo entre ellos se hace casi imposible —no podrán llegar a acuerdos porque parten de bases diferentes, de las que probablemente no están muy conscientes.

Creo que en el esquema del legislador en este caso, hay una buena dosis de marxismo inconsciente —una de las peores herencias intelectuales que se pudo generar es la de los conflictos inevitables entre grupos formados por personas todas iguales, sin individualidad, y que sólo puede ser solventados por medio de la acción salvadora de un grupo formado por personas todas sabias y poderosas, el gobierno.

Mi propósito fue demostrar una de las razones que más explican la dificultad de una discusión racional de un tema como el del intervencionismo versus los mercados libres —los esquemas mentales de los que poca consciencia se tiene son en extremo diferentes. Cuando se piensa en términos de víctimas contra villanos y el gobierno como salvador único, la persona individual desaparece falazmente y no admite la entrada de la acción humana.

El error es enorme y conduce siempre a una intervención gubernamental creciente porque supone con inocencia mayúscula que todo lo que haga el gobierno es correcto, perfecto y sin errores. Pensar esto es una falacia de petitio prinicipii:  toda intervención de gobierno es buena porque las intervenciones gubernamentales son buenas.

Addendum

Una aclaración que quizá no se necesite: sin duda algunas acciones de los bancos en México son criticables e incluso indebidas. Remediarlas puede ser logrado mediante más competencia, más libertad de entrada al mercado financiero y, sin duda, con leyes bien pensadas, basadas en la realidad, no en la existencia ficticia de grupos predeterminados.

El mismo día de publicación de esta columna, El Universal reportó por la tarde:

El presidente del Senado de la República, Gustavo Madero, señaló que los bancos deben hacer “su máximo esfuerzo” para bajar el costo delcrédito al consumo, como sugirió ayer el empresario Carlos Slim. El legislador panista advirtió que si las instituciones bancarias no toman medidas para bajar el costo del crédito, se tomarán medidas para beneficiar a los usuarios y consumidores.

Lo dicho: Gustavo Madero en este caso ha tomado el papel de héroe y quiere mover un precio por decreto, es decir, hacer lo mismo que produjo la crisis de este momento. Es incomprensible, realmente lo es.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras