Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ahorrar es Bueno
Eduardo García Gaspar
5 marzo 2009
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La economía no puede ser una máquina que se arregle moviendo unos pocos engranes, como ahora se pretende regulando el gasto público en EEUU por ejemplo, ni moviendo la tasa de interés, como en otras partes del resto del mundo. La economía es un sistema espontáneo de millones de acciones humanas. No es como las máquinas con botones y palancas de mando.

Y por eso, no tiene la lógica de una máquina, sino la lógica humana. Por eso en Economía, las cosas que resultan atractivas en primera instancia, suelen ser las más equivocadas. La economía tiene su propia lógica, más compleja, y eso tiene consecuencias: las de necesitar ver más allá del efecto inicial de las decisiones de gobierno.

Un ejemplo muy clásico es el de la legislación laboral mexicana. Ella persigue proteger al trabajador contratado, con, por ejemplo, una alta indemnización por despido. Logra su objetivo, de lo que no hay duda. Pero lastima sin pensarlo al trabajador no contratado. Lo hace porque eleva el precio del trabajo. La lógica inicial de protección es cierta, pero el efecto secundario es terrible: desempleo crónico.

Otro caso. En la lógica diaria, el ahorro es una virtud que permite mejorar la vida de las personas. El ahorro es un medio para enfrentar gastos extraordinarios futuros, inversión en negocios. Ahorrar es bueno.

Pero hay una lógica pervertida que dice que ahorrar es malo, muy malo. Quienes esto afirman, piensan que el ahorro es un retiro de dinero que podría dedicarse al consumo, es decir, el ahorro significa una disminución de la demanda y por eso daña a la economía y a la creación de empleos.

Se le conoce en general como la Paradoja del Ahorro y es un mito que ha surgido a raíz de la crisis actual. De nuevo, muchos hablan de lo malo que es el ahorro que las personas hacen en estos momentos. No importa que eso de que el ahorro es malo sea un absurdo, demasiadas personas lo creen y sobre eso actúan afirmando cosas como,

“Si ahorrar resulta buena idea para una persona, uno pensaría que igualmente lo es para una sociedad, pero esto no es correcto. El ahorro no es tan buena idea como uno se imagina, porque ahorrar significa retirar dinero de la economía”.

No tiene sentido: afirma que lo que es bueno hacer en lo familiar es malo que lo hagan todos. Es como decir, es bueno que las familias tengan casa, pero es malo que en la sociedad todos tengan casa. Lo que es bueno para una persona, no puede ser malo para dos, o tres, o muchos miles más. Se ha condicionado esa aseveración absurda, diciendo que

“Sólo si ese dinero regresa a través de inversión productiva, el ahorro ayuda, pero no es común que así sea. En muchas ocasiones, el ahorro acaba financiando la deuda del gobierno, o peor, se convierte en fuga de capitales, y la economía pierde”.

Allí hay una verdad nada más. El ahorro suele convertirse en inversión propia o ajena, y en gasto personal futuro. Un abono en una cuenta de ahorros se convierte en créditos, es decir en desembolsos de otros, lo que significa demanda también. De otros, pero demanda al fin. Es falso que el ahorro equivalga a un retiro de dinero del sistema. El dinero sigue dentro de la economía.

Dice que es malo que el dinero se vaya a prestamos gubernamentales. Es decir, es malo que la persona que decide ahorrar en esos medios gane interés que ella considera de beneficio. Desde luego, los préstamos al gobierno ponen presión en la tasa de interés y sería preferible que existieran en montos escasos, pero no son malos en sí mismos.

Argumentar que no conviene que en la sociedad se ahorre porque se puede tener una fuga de capitales es una idea alocada. Una fuga de capitales no es provocada por el ahorro, sino por otros factores que serían los que deben verse. Prohibir el ahorro para evitar fuga de capitales es como prohibir el combustible de aviones para no tener accidentes aéreos. Siguiendo la misma lógica, se llegarían a prohibir viajes al extranjero e importaciones, porque eso es salida de dinero.

Todo el tema bien vale una segunda opinión. Lo vale para señalar que lo que es el resultado de las decisiones humanas, como lo es la economía, un proceso espontáneo de intercambios voluntarios, requiere de una lógica que no es la aparente y simple.

No es lógico decir que el ahorro es bueno para las familias y al mismo tiempo malo para la sociedad porque ese ahorro puede irse a otras partes. No es lógico proteger al trabajador contratado y lastimar al desempleado. La economía no es un motor que pueda manejarse con unos pocos controles. Es contraproducente aventar afirmaciones gratuitas y sin lógica, que no vean las consecuencias de largo plazo y en su totalidad de lo que dicen.

Post Scriptum

Las citas sobre el ahorro fueron publicadas en la columna de Macario Schettino, Economía Informal (El Universal, 24 febrero 200), en medio de otras afirmaciones que son muy razonables.

En una de sus partes, sin embargo, afirma lo siguiente:

“Otra idea intuitiva es que el superávit del gobierno es bueno, porque el superávit es bueno para una persona. Si usted gana más de lo que gasta, lo que le sobra, el superávit, le sirve para guardarlo, o para comprar algo que le gusta. Pero si el gobierno gana más de lo que gasta, lo que hizo fue quitarle a la sociedad más recursos de los que le devolvió, provocando una contracción económica. Sólo tiene sentido el superávit del gobierno cuando se quiere corregir un desequilibrio previo, como una inflación elevada, por ejemplo”.

No lo creo. Primero un superávit es una buena noticia en sí mismo: significa finanzas sanas y menor necesidad de deuda gubernamental. No es cierto lo de la contracción económica, pues el dinero sigue en el sistema, seguramente en inversiones dentro del sistema financiero y con reservas que significarán posiblemente menores impuestos. Es cierto que puede significar el cobro de más impuestos de los necesarios y que habrían sido menores. La inflación elevada, además, sólo pudo ser posible por la existencia de un déficit previo que llevó a la creación de dinero.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



4 Comentarios en “Ahorrar es Bueno”
  1. Salvador Dijo:

    El dinero deja de estar en el sistema si lo ahorramos, por ejemplo, en un cochinito de barro.

  2. Comentador ContraPeso.info Dijo:

    Sobre el comentario de Salvador: si el dinero está en una alcancía, no ha salido del sistema. Se ha quedado como parte de las decisiones pospuestas de consumo y esas decisiones son parte del sistema (unas decisiones son presentes y otras son futuras, lo que varía es el momento de gasto). La única manera eficaz y cierta de sacar dinero del sistema es quemar los billetes.

  3. Gabriel Dijo:

    De igual forma, si queda en el cochinito de barro ese dinero se “escapa” de las esferas financieras, y si, por alguna razon, ese cochinito desapareciera, desaparecería con el el consumo que podia fomentar. Buena critica Salvador, aunque si ahorrar es bueno ya es una discusión mas general. Comentador, espero hayas comprendido lo que quiso decir. NOTA DEL EDITOR: el dinero no se escapa, se queda en manos de su dueño para su uso cuando él quiera, no desaparece, sólo se pospone el consumo.

  4. Moises Dijo:

    El ahorro y la inversión van de la mano. Si uno ahorra, nada mas, probablemente su dinero en unos años ya no valga tanto ni siquiera el esfuerzo que realizó. Si uno guarda 100 dolares hoy, dentro de 10 años, esos 100 dolares valen menos. Y ni hablar si hablamos de otras monedas, como el peso argentino o el real de brasil. En conclusión: Ahorrar no tiene sentido sin la inversión, ya que la inversión nos da ganancias (dividendos) que superan la devaluación de la moneda.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras