Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Blips, Borsil
ContraPedia ContraPedia
23 diciembre 2009
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Blip

Onomatopeya que oculta palabras obscenas y que es un recurso muy usado por parte de medios televisivos en diversas partes del mundo.

Desde luego dada la despiadada competencia por lograr ratings muchos canales de televisión omiten el uso del blip, cosa que parece ser atractiva a las personas, por alguna razón extraña.

El siguiente es un ejemplo del uso de este recurso del lenguaje. El lector de ContraPedia tiene ahora ante sí el reto de deducir cuál es la palabra o palabras que se oculta tras esta palabra. Debe agradecerse a la Editorial Blablabla la gentil cortesía de usar un texto de una de sus publicaciones.

Cada época de la historia ha fijado su atención en alguna parte de la anatomía femenina. Por los años sesenta del siglo pasado las BLIP se encontraban como principales focos de interés. La revista Playboy es un fiel testigo de ello. Cuanto más grandes, mejores, aún exagerando.

En cambio hoy en día la dirección ha bajado de los anteriores niveles a un poco después de la cintura. Efectivamente, las BLIP son ahora el principal atractivo actual del cuerpo de la mujer.

Uno de los grandes factores motivadores de este fenómeno que se fue gestando desde finales de los años ochenta es la moda en el vestir. Surge el pantalón ajustado y cortado de tal manera que señale y dé un contorno agradable a las BLIP. Esta es la época del culto de las BLIP. Nunca como ahora se ha puesto tanta atención en una, por demás ignorada hasta hoy, parte del cuerpo.

Un hecho aparentemente inconexo apoya ese pensamiento. La publicidad de papel higiénico ha aumentado significativamente y se ha registrado mejores substanciales en este tipo de producto. Hojas dobles, suavidad casi de pañuelo facial y otras características surgen del fenómeno social que nos ocupa. ¿Cómo va a poder existir justo ahora un papel higiénico que pueda lastimar aunque sea ligeramente las BLIP?

Realmente cada par de BLIP es diferente, cada uno tiene su personalidad y su forma propias. Esto tiene como ventaja la posibilidad de reconocer a diferentes mujeres a pesar de que den la espalda. Las hay delgadas, gruesas, medias, altas, bajas, redondas, ovaladas, salidas, metidas, acinturadas, cortadas, juntas, separadas, gordas, flacas, con y sin laterales (cachas), en fin una variedad inmensa donde cada BLIP tiene su propia personalidad y atractivo.

Somos, pues, todos, testigos de una época más de la sociedad, un tiempo en el que la mirada de los hombres baja a niveles medios de la anatomía. Nuestros abuelos veían las piernas, nuestros padres las BLIP, nosotros las BLIP. Sin duda una posición media bastante agradables. Es una época de mayor apertura y franqueza en la que uno puede hablar abiertamente de las BLIP sin miedo a censura y sin temor a que la palabra BLIP sea cortada de los escritos. Antes uno tenia que recurrir al francés y decir derrière, ahora uno puede decir BLIP abiertamente.

Borsil

Sustantivo que es dado a la pequeña pieza de forma cilíndrica y fabricada de metal, que sirve para sujetar el borrador o goma a los lápices.

Usualmente, el borsil viene con estrías, a veces de color, que sirven para identificar al fabricante y dar cierta personalidad a cada lápiz. Desde luego, la función del borsil se considera de enorme importancia, pues una falla en su diseño o construcción significaría que el metal deja libre al borrador, y el metal entra en contacto con el papel ocasionando con certeza total la rotura del mismo.

La única publicación del mundo especializada en el borsil es un trade magazine de la antigua URSS, El Borsil Marxista, que ahora sobrevive en el poblado ruso de Uhkta (declarada recientemente ciudad hermana de Utah, el estado americano).

Si bien ya en una etapa de escasa popularidad, en el clímax de esta publicación ella ejerció una gran influencia en ese país, incluso llegando a figurar como elemento de indoctrinamiento ideológico. Muestra de esto es el siguiente fragmento del número correspondiente a marzo de 1989.

(…) las falsedades capitalistas son mostradas con facilidad, como lo ha venido haciendo la presente publicación desde 1918, en las construcciones de los borsiles que han querido ver en ellos un elemento de agresión imperialista, mientras que los pacíficos pueblos soviéticos siguieron, siguen y seguirán manteniendo su postura pacifista que ve en el borsil un adelanto significativo en la difusión y concientización proletaria, como lo señala desde 1933 el camarada Gusov, nuestro gran líder, quien ha investigado lo suficiente como para afirmar con total certeza que gracias a los borsiles revolucionarios el camarada Stalin pudo hacer las depuraciones tan necesarias del Politburó y dar así a las doctrinas soviéticas una pureza aún mayor a la de su fundador Marx.

(….) el hecho es incontenible, pues se demuestra que los borsiles soviéticos son por esencia mejores a los fabricados por los decadentes imperialistas que usando esa técnicas de sojuzgamiento quieren usar el borsil como instrumento de dominio en los países no alineados, mientras que la hermandad soviética es reflejada en la solidaridad de envíos de borsiles a nuestros hermanos encargados de las luchas de liberación, para que así ellos puedan escribir con fe revolucionaria y con menos roturas de papel sus comunicados y declaraciones, dentro de la tradición histórica y dialéctica que considera a las computadoras como enemigos del estado y sentenciamos así su pronta desaparición…


ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios. Las sugerencias son bienvenidas a editorgeneral@contrapeso.info. En caso de publicación se dará crédito a su creador, pero podrán ser ampliadas y corregidas, consideradas como cartas o comentarios a la redacción.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras