Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Confúmero, Bustatus
ContraPedia ContraPedia
27 diciembre 2009
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Confúmero

Dase este término a la confusión mental que invade a los plomeros o fontaneros y sus ayudantes cuando ellos realizan la colocación de las llaves de agua en casas y demás edificios y construcciones, en lo que se refiere a la asignación de las llaves correctas de agua fría y caliente.

Estas llaves, por lo general, tienen en su parte superior letras que las identifican para cada temperatura de agua; sin embargo, ya que esas letras se encuentran en idioma inglés con la letra C para el agua fría (Cold), el plomero coloca esa llave para el agua Caliente, dejando la H de caliente (Hot) a la imaginación del usuario del lavabo.

La mejora de llaves que vienen con colores azul para la fría y rojo para la caliente, no parecen haber hecho mella en las neuronas de los plomeros y fontaneros que suelen asignarlas al azar, incluso alternando su colocación entre izquierda y derecha.

En el apartado dedicado al término acuajustar se tiene información al respecto del confúmero. A esa información debe añadirse que esas confusiones han causado daños en las personas, pues sus manos han sido quemadas por causa de la intempestiva salida de agua en extremo caliente de la llave que hacía suponer que se trataba de la agua fría.

Esta problemática social ha ocupado el tiempo de diversos gobiernos que, teniendo problemas más graves que resolver, han querido hacer del confúmero un issue de la actualidad; a tal punto han llegado estas autoridades que, por ejemplo, en Babahoyo, Ecuador, existen reglamentos de construcción para el plomero que haya realizado las instalaciones que hayan causado quemaduras por esta razón.

Desafortunadamente, las primas de los seguros de responsabilidad civil de esa profesión han subido a tal nivel que los honorarios de los fontaneros llegan a niveles impagables para el ciudadano normal que así ha visto incrementar sustancialmente el costo de la construcción de viviendas.

Bustatus

Se llama así a la búsqueda de una posición social utilizando símbolos externos o posesiones materiales. Contrapedia agradece la gentileza de la editorial de Bobolice, Polonia, al permitir citar extractos de una obra sobre este tema, cuyo autor es Bragamonte do Nascimento, profesor emeritus de la Universidad Tecnológica de Bobón, Filipinas.

Un mechero Dunhill, una estilográfica Mont Blanc, unos hors d’oevres y el Ciudadano Kane tienen en común la característica de ser símbolos mas o menos universales. Son artefactos sublimados a los que se da un valor más allá de la función utilitaria que deben cumplir, asignándoles complejos valores de expresión personal producto de la axiología grupal de varios segmentos sociales. Una manifestación de este fenómeno es lo conspicuo de los identificadores de artículos que son, o buscan convertirse en símbolos de manifestación humana.

Si el párrafo anterior resulta confuso, el lector puede recurrir a los siguientes ejemplos que pretenden llevar terreno de mínima abstracción las concepciones de un artefacto con su correspondiente símbolo. Si una licuadora es el artefacto, el procesador de alimentos es símbolo y la sofisticación máxima actual de una idea que se remonta al molcajete precolombino (del que la licuadora es símbolo).

Un reloj digital fue el símbolo del artefacto constituido por el típico reloj mecánico, pero un Rolex es el símbolo de cualquier reloj, de cuarzo o no, para muchas persona. Para otros individuos, el símbolo es un reloj de Mickey Mouse. El terreno de los relojes es rico para el estudio de símbolo y artefactos…

Una calculadora de escritorio es un artefacto, su símbolo correspondiente es una Hewlett-Packard. Este ejemplo muestra como el símbolo puede ser mejor, funcionalmente hablando que su propio artefacto; lo mismo que sucede entre una común PC y su símbolo, una MacIntosh. Este fenómeno es frecuente. Para muchos, una película es un artefacto, pero la misma película es un símbolo si se vio en el extranjero…

Un bolígrafo es el artefacto y una pluma Mont Blanc es el símbolo. El mercado de instrumentos de escritura está lleno de símbolos, donde entran a diseñar Cartier, Dupont, Dunhill y muchos otros. Lo mismo sucede con los encendedores y mecheros que son el símbolo de los cerillos o fósforos a menos que estos sean propaganda de un restaurante famoso, es decir, la competencia grande de un encendedor caro es la cajetilla de cerillos que da un establecimiento de mucha reputación.

En otro campo, el de los licores, se dan símbolos incontables que permiten expresiones de alta individualidad, como el del whisky caro, el del brandy con Coca-Cola, el del tequila frío, o el del bloody-mary con jugo V-8. El del los automóviles también es un terreno rico es posibilidades de análisis. Un artefacto es un Chevrolet, un símbolo es un BMW. Un Mercedes antiguo, un Bugatti son ya símbolos en su máxima expresión.

Hay campos donde no hay artefactos, tan sólo hay símbolos. Un ejemplo claro es el de un departamento en París (condicionado al hecho de no vivir en París) Un yate, un avión privado, la presidencia de un consejo de administración, dos secretarias, declaraciones reproducidas en el periódico y cosas por el estilo son símbolos que no tienen un artefacto correspondiente.

Si el ser humano fuera un ser frío e íntegramente racional y perfectamente lógico posiblemente no existieran los símbolos. Ellos son formas de expresión que sirven para manifestar una necesidad de individualidad dentro de la masa social. Hay símbolos de status o de éxito basados generalmente en artículos de difícil acceso. Hay símbolos de pertenencia a un grupo, como el uso de los jeans originales en oposición a los de diseñador, la conservadora tradición para vestir del banquero, o la conspicua colección de algún tipo de arte en el hogar. El ser humano no es una máquina fría calculadora e intentar que lo sea sólo puede conducir a tragedias y dictaduras.


ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras