Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Cruchas, Botarencia
ContraPedia ContraPedia
26 diciembre 2009
Sección: Sección: Listas
Catalogado en:


Crucha

Quienes son afectos a las bebidas son testigos frecuentes del fenómeno que se conoce como crucha, término que sirve para designar las manchas de color que las bebidas dejan en los vasos horas después de que su contenido ha sido ingerido.

Por ejemplo, el vaso en el que se tomó una cuba libre presenta, al día siguiente, una mancha oscura, muy similar en tono al color de esa combinación coctelera. Esas manchas son pues conocidas como cruchas, una palabra que intenta de manera infeliz la mezcla de los términos cruda y mancha, en donde el primero hace referencia a la resaca o malestar global que el cuerpo sufre al día siguiente de la ingesta desmedida de bebidas fuertes.

Se sabe que el Comité de Protección al Consumidor de Manteca, California ha realizado una intensa campaña publicitaria en contra del consumo de bebidas alcohólicas usando fotografías de desagradables cruchas de varios colores.

Para la realización de tal campaña, el mencionado comité condujo un estudio muy completo que dio como conclusión que el color de la crucha está en relación directa con el color de la bebida consumida; por ejemplo, una dosis de Chivas Regal mezclada con refresco de naranja deja una crucha de ese color, mientras que una crucha de fuerte color oscuro es producida por el mismo Chivas Regal pero mezclado con refresco de cola. Desde luego, las bebidas incoloras mezcladas con líquidos incoloros también dejan cruchas que son invisibles a la vista humana.

Armados con estos datos, los miembros del mencionado comité lanzaron la mencionada campaña publicitaria en el periódico local. Después de 6 meses de campaña la medición de resultados indicó que el consumo de bebidas alcohólicas había permanecido igual al mismo período anterior, pero que las ventas de los refrescos de cola habían descendido menos del 5% y habían aumentado las ventas de los bares, en donde es imposible ver la crucha al día siguiente.

Por otro lado, el libro The Crucha and the emotional intelligence del autor hindú Andas Chamba trata a las cruchas como una herramienta para la mejora de la estima personal y él éxito individual.

Efectivamente, dice su autor, las personas que cada día se convencen por la mañana de que sus vasos no contendrán cruchas al día siguiente pueden desarrollar índices mayores de autoestima y mayores ansias de éxito. De hecho, este famoso motivador, en sus apariciones personales ha sido capaz de hacer gritar a muchos miles de personas al fin de su intervención “no más cruchas, no más cruchas” de forma tan repetitiva que en varias ocasiones ha tenido que intervenir la policía para dispersar a los asistentes al evento.

El fenómeno de la crucha ha invadido también a los círculos publicitarios de todo el mundo. En efecto, si bien es una palabra nacida en México y para la que no existe traducción oficial a ningún idioma, si se exceptúa al dialecto hablado en Mukinbudin, Australia, hoy forma parte del vocabulario mundial.

Esta novedad ha sido aprovechada y difundida aún más por la publicidad de reconocidas marcas; por ejemplo, se sabe de un anuncio de “Absolut no cruche”, aparecido en la revista Garden Design with High Walls for the Jet Set. Desde luego, estas estrategias de comunicación están basadas en la suposición de que el consumidor reacciona con asco al día siguiente que ve su vaso del día anterior con una crucha de color asqueroso y piensa que eso mismo le pasa a sus órganos estomacales.

Botarencia

Este sustantivo de origen técnico hace referencia a un fenómeno, muy frecuente y común en la vida moderna, y que tiene su origen en la ingesta del tipo de alimentos que se conocen genéricamente como comida chatarra.

Efectivamente, una buena proporción de estos alimentos requieren ser manejados con las manos, como es el caso de los fritos que desafían cualquier uso de tenedores, cucharas y cuchillos; el mencionado manejo manual origina la adherencia en las manos de fragmentos de esos alimentos.

Esta propiedad de adherencia es la que recibe el nombre de botarencia, la que sin duda proviene de la poco imaginativa combinación del los términos botana y adherencia. Desde luego, esto puede ser modificado en los países donde la palabra botana no sea usada; por ejemplo, es admisible, por tanto, la palabra taparencia en los lugares donde sea común el término tapa.

Puede concluirse, por tanto, que la industria de la comida chatarra es una en la que las servilletas tienen un uso intensivo para limpiar las manos de los restos de comida que deja la botarencia en ellas. Esto es fácilmente comprobable en los restaurantes de este tipo de comida, así como en las diferentes ocasiones en las que se sirven papas fritas, chicharrones y demás tipos de frituras, lo que ha sido objeto de fuertes protestas por parte de algunos grupos proecológicos que ven en la venta de alimentos chatarra un doble efecto negativo, pues al mismo tiempo que las personas ingieren alimentos de dudoso valor nutritivo, se da una demanda excesiva de papel para servilletas lo que, dicen, eleva la explotación de bosques.

De hecho ésta es la razón de ser de The Peaceful Brocolli, una de las organizaciones no gubernamentales más activas y que ha tomado como marca distintiva las protestas y sentones frente a franquicias de MacDonald´s, cuando sus miembros comen brócoli y apios.

Por otro lado, es necesario señalar los resultados de al menos una investigación de mercado que ha dado información que ha resquebrajado los cimientos de esos movimientos verdes. Cuando, en una encuesta, a nivel mundial se hizo la siguiente pregunta, fueron obtenidos resultados que han tratado de ser minimizados por el mismo presidente de The Peaceful Brocolli.

Por favor, exprese su preferencia. Si en una mesa se encontraran los siguientes platillos, ¿cuál de ellos seleccionaría para comer?

a) Brócoli fresco, muy verde y apetitoso… 2.3%

b) Coliflor recién cocida por un chef extraordinario…1.4%

c) Papas fritas en una bolsa abierta ayer… 96.3%

Como se mencionó, los resultados de esta encuesta patrocinada por el mismísimo The Peaceful Brocolli quisieron ser mantenidos en secreto, pero fueron revelados recientemente por varios periodistas que en sus reportajes mencionaron la difícil tarea de convencer al público de dejar de comer alimentos chatarra y iniciar la ingesta de alimentos nutritivos.

La verdad parece ser que el público ha establecido una relación simple y sencilla: los alimentos de mejor sabor son los alimentos chatarra.

Y esto es lo que mantiene ahora ocupada a la Comission of Human Advancement, CHA, de las Naciones Unidas, que ha emprendido estudios con objeto de ocultar fragmentos de brócoli dentro de las papas fritas o bien hacer brócoli con apariencia y sabor de papa frita.

De llegarse a tener resultados positivos es segura la emisión de guías internacionales que harían obligatorios ciertos procesos de fabricación a los productores de frituras para sustituir a sus actuales productos con los nuevos inventos desarrollados por CHA. Según varios analistas este proceso bien podría durar más de cincuenta años y para ese tiempo, muy posiblemente existan nuevos alimentos chatarra no cubiertos por las disposiciones de la ONU.


ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras