Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dos Costos de Oportunidad
Eduardo García Gaspar
14 octubre 2009
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Es un paso pequeño en la buena dirección. Por ser el primero, es el más difícil. Y es el correcto. Una empresa estatal de electricidad, Luz y Fuerza del Centro, en México, ha entrado en proceso de liquidación. Una decisión del gobierno federal.

La razón básica es su quiebra real. Los costos son casi el doble de sus ventas. Recibe, por tanto, subsidios para ser mantenida, más de 40 mil millones en 2009, según se ha reportado. Es la empresa real que se tiene cuando un gobierno maneja una firma comercial. Ella deja de tener utilidades y se convierte en fuente de beneficios para grupos sindicales.

En un editorial de El Universal (12 octubre 2009) se dijo que la empresa tiene,

… una nómina de 44 mil personas pese a que la empresa puede operar sólo con 8 mil 500; un contrato colectivo que da ascensos y premios al personal con base en la lealtad sindical; y un presupuesto anual que supera en monto al del programa Oportunidades.

En fin, lo normal que resulta cuando un gobierno quiere hacer más de lo que debe.

También normales son los compañeros de viaje que produjo la intervención de la empresa y que son de dos tipos. Unos, los que viven de la empresa y sus amigos, los que viven de otras empresas similares en manos estatales. Los otros son los que aprovechados de toda situación que promete darles algún beneficio político de poder. La lista es conocida y sus eslóganes también.

Darle a la empresa un giro y volverla redituable es un deber y de los mayores, como al resto. La empresa recibió esos más de 40 mil millones en 2009. Lo que pocos consideran es que ese dinero pudo haber sido usado en otra cosa, mejor. Me refiero al costo de oportunidad, un concepto básico. La empresa ha costado no la cantidad de dinero que por años ha recibido, sino lo que con ese dinero se podía haber realizado.

Lo que digo es que la visión de lo que cuesta la empresa, para mantenerla viva, no es la cantidad reportada en los medios, todos esos miles de millones. Lo que ha costado es más: todo lo que con esos fondos pudo haberse hecho. Usted y yo podemos especular que se hubiera dado mejor educación, que se hubieran tenido más hospitales, que lo que nos imaginemos.

Pero lo que en realidad sucede es más grave. Bien vale una segunda opinión explicarlo. Empresas manejadas así son costos de oportunidad, es decir, oportunidades perdidas de mayor beneficio. Y ya que los recursos son siempre escasos, se trata de un desperdicio de ellos. Cuando los recursos se desperdician, el resultado es el que usted se imagina: pobreza. Esto es Economía de jardín de niños.

La espectacularidad de la decisión federal en México y los obvios sucesos consecuentes de los compañeros de viaje, por desgracia, hacen perder la visión del problema que está detrás de todo esto y casos similares. No es el gobierno quien subsidia a la empresa en cuestión. La subsidiamos todos, incluso los que no pagan impuestos, que son quizá quienes más beneficiados se verían con otro uso de esos miles de millones.

Las discusiones que al respecto he visto, muchas de ellas, son otro caso a analizar. Critican unos y alaban otros la decisión del presidente. Hasta se hablado de que la empresa debe seguir como está porque se trata de una medida privatizadora (en serio). Mi punto es que muchas discusiones tienen también un costo de oportunidad perdido.

Es el costo de dedicar tiempo y saliva al tema equivocado. Cuando se discuten temas irrelevantes, se pierde la oportunidad de hablar de la esencia del problema y que es uno muy sencillo de entender: ¿está usted dispuesto a seguir pagando impuestos para mantener viva a una empresa ineficiente?

La empresa estatal es un claro caso de costo de oportunidad: lo que ella se lleva para que siga funcionando puede se usado en otras actividades de mayor beneficio. No hay duda de eso. Pero lo que quiero apuntar es otro costo de oportunidad, el de las discusiones mal enfocadas, que ignoran la variable que importa.

La atención dada a las marchas de protesta, el aprovechamiento de los partidos políticos para su beneficio, las quejas sobre una privatización que es imposible, los comentarios tangentes a la situación… todo eso es una pérdida de recursos. Se trata de una decisión racional que es simple de plantear: ¿quiere usted que sus impuestos sirvan para mantener viva a esa empresa?

Quien conteste que sí, puede depositar voluntariamente su donativo en el fondo del sindicato y quedar tranquilo. Quien no quiera, no hay deber de que lo haga. Su dinero se aprovechará mejor en otras cosas.

En fin, todo lo que he querido hacer es apuntar esos dos costos de oportunidad, el más obvio es el de la empresa y su desperdicio de recursos. El menos notorio es el de discusiones que no tratan el tema central y la esencia del problema.

Post Scriptum

Unos ejemplos que encontré del desperdicio en la discusión son estos, comentarios en El Universal que algunos lectores hicieron (textuales):

Es una torpe maniobra política mas de la derecha que solo genera mas encono social, ya no se diga el desempleo y las carencias que sufrirán las familias ¿Que culpa tienen los niños de esas familias?. Hay que ver el trasfondo y no las apariencias. ¿Que pasará con Gordillo y Romero Deschamps? Absolutamente nada. ¿Por qué esa gente que ha resultado tan nefasta para el país es intocable? ¿Por que tanto privilegio? Lo que léo es simple reacción del ego manipulado por estos gobiernos facistoides.

Sólo una persona con un bajo perfil de liderazgo, con pocas probabilidades de enfrentar con valentía problemas nacionales, que esté legítimamente bajo el descrédito y que además esconda afanes privatizadores, sin dejar de mencionar las elecciones próximas en la que su intento de partido pretende recobrar fuerzas y destruir a posibles enemigos de antemano, puede, en momentos de crisis económica enviar a la calle a más desempleados !además de los 6 millones del sexenio!…presidente del empleo: “quisiera ser tu cuñado”… la verdad qué verguenza que nos gobiernen con tal desatino…

El presente gobierno esta drogando al pueblo diciendo que este diner que dava a luz y fuerza era de los impuestos de los mexicanos yo quisiera saber si lo que les va a quitar a estos trbajadores nos lo va a dar o que ¡no creo ¡ y quisiera saber ¿por que los medios de comunicacion no dicen cuantos muertos ay en las sub estaciones por no estar capasitados para operar ese tipo de generadores? ojo con esto van a crear un nuevo millonario caso carlos slim con telmex y si no al tiempo.

Argumentar que la intervención a la empresa es indebida por el daño que causa a los niños de las familias de los trabajadores debe ser uno de los razonamientos más primitivos jamás realizados.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras