Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Educando en la Esclavitud
Leonardo Girondella Mora
2 septiembre 2009
Sección: DERECHOS, ESCUELAS, Sección: Asuntos
Catalogado en: , , ,


A los adolescentes en México, se les está enseñando a ser infantes egoístas dependientes del gobierno —son futuros esclavos sumisos del estado. Si la afirmación que hago parece extrema a alguien, quiero demostrarla con lo que sigue.

De nuevo hago referencia al libro de texto llamado “Formación Cívica y Ética 1”, destinado al segundo año de la educación secundaria en México, escrito por Valentina Cantón Arjona y Mario José Aguirre Beltrán, LIMUSA, 2008 —examino lo que se afirma en la página 87. Antes examiné su instrucción moral relativista, ahora expongo su instrucción en la creación de dependencia gubernamental.

Allí existe un apartado que lleva por título “Los adolescentes y su derecho a un desarrollo integral: educación, alimentación, salud, salud sexual, recreación, trabajo y participación social”.

Comienza estableciendo que las personas tienen derechos, a la vida, por ejemplo —hasta aquí no puedo señalar nada negativo, pero a continuación se dice que, a esos derechos “… se añaden otros como el derecho a la salud, la educación y la alimentación, al trabajo digno, a la sexualidad y la participación social”.

El meollo de esos derechos, que se les dice a los adolescentes que ellos tienen, radica en la forma de realizarlos y que los autores señalan con claridad (mi énfasis):

La sociedad debe ofrecerte a ti, a todas y a todos [sic] las y los jóvenes [sic], los medios y condiciones materiales para que [tu] desarrollo sea óptimo…

No puede ser malinterpretado: los adolescentes tienen derechos varios y amplios y “la sociedad” debe realizarlos —con un problema, ¿quién es la sociedad? No lo dicen, pero el punto es reiterado con insistencia (mi énfasis):

Como todo ser humano, eres inacabado, educable… La sociedad ha de darte los medios y oportunidades para lograrlo, pero tú eres responsable de aprovecharlos.

Tienes potencial creativo y transformador y puedes producir bienes materiales y espirituales; por lo que la sociedad debe proveerte de las condiciones

… siendo la salud un bien colectivo, la sociedad ha de proveerte de la información y los medios (alimentación y servicios de salud) para cuidar de tu cuerpo y hacer uso de él.

Tienes ya capacidad de reproducción. Puedes disfrutar de tu cuerpo y dar vida. La sociedad, reconociendo esa capacidad, debe ofrecerte toda la información y medios para cuidar esa nueva potencia, pero eres tú quien ha de decidir responsablemente cómo y cuándo la utilizarás.

La recreación, el deporte, la cultura y las actividades de vinculación y participación social son cada vez más necesarias para ti. La sociedad debe proveerte de los medios (parques, lugares de entretenimiento, ofertas culturales, sociales y políticas) pero es responsabilidad tuya entender que ésa es una parte fundamental para tu desarrollo armónico y feliz.

El mecanismo es claro en las citas anteriores: el adolescente es adoctrinado diciéndole que tiene derechos, como el de disfrutar su cuerpo y dar vida (tener hijos) y que “la sociedad” es la responsable de darle los medios, los recursos y las oportunidades para realizar todos esos derechos.

Cierto que en la redacción hay llamados a la responsabilidad personal —pero ellos ocupan un lugar secundario. La esencia de lo que un adolescente aprende en esa página es sencillo: yo tengo derechos y la sociedad me los debe.

Pero ya que la sociedad es un ente vago e impersonal, la responsabilidad de realización de los derechos del adolescente deben recaer en alguien concreto —no creo que caiga sobre miembros específicos de la sociedad: sería absurdo que una pareja de adolescentes llegara a mi casa exigiendo el uso de mi cama para ejercer su derecho de crear vida, o me pidan un par de libros para ejercer su derecho a la educación.

La responsabilidad, por eliminación, cae en el gobierno, el que se convierte en el proveedor de medios y recursos de los adolescentes a los que se les ha dicho que tienen todos esos derechos, como el de “ofertas culturales” —se crea por eso una situación de dependencia entre el joven que siente tener amplios derechos y el gobierno que se los da.

La estrategia de venta de la sumisión al gobierno es realmente inteligente —primero, a un joven inexperto e ingenuo se le alaba con palabras atractivas y se le dice que él tiene derechos que debe exigir al resto. Es la creación de un niño malcriado y caprichoso que sólo sabe pedir.

Segundo, se le dice que esos derechos los cumplirá la sociedad como una obligación colectiva del resto que sólo puede cumplir, en la realidad, el gobierno —y éste termina con una serie de niños mimados a su alrededor que estarán dispuestos a votar, cuando sean mayores de edad, por quien sea que más les prometa.

Este fenómeno puede ser llamado la institucionalización oficial del adoctrinamiento del hombre-masa que ha renunciado a sus responsabilidades y sólo entiende que sus deseos deben ser obligaciones del resto. Es la creación oficial y autorizada de ciudadanos encadenados a sus apetitos y que serán sumisos a la autoridad.

La responsabilidad paterna ha sido trasladada al gobierno. Es la creación del estado-nana.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Educando en la Esclavitud”
  1. Corina Matus. Dijo:

    Para felicitarlos por sus articulos.
    Que verdad es, pues el Estado nunca podra ser substituto del Seno Familiar, pues de que el Estado se encargue de la formacion de los hijos viene del Abismo, pues Dios creo a la familia , pero no para que fuera un nucleo del Gobierno, sino para que fuera el pilar de la sociedad, y ahora nos admiramos porque el Pais esta en caos con tanta violencia, pues ahora se piensa que los jovenes tienen derecho de obtener todo, a costa de lo que sea.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras