Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Asco de Chávez
Leonardo Girondella Mora
18 diciembre 2009
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


La Agencia Bolivariana de Noticias —que es lo que cualquiera espera, un portavoz de Hugo Chávez— tuvo una publicación de interés y que exploro centralmente en una de sus partes.

Es un texto escrito por el mismo Chávez. Comienza con un llamado a la formación de “la mujer nueva y el hombre nuevo que hagan posible la real democracia revolucionaria que soñamos”.

Termina con, “¡¡Patria socialista o muerte!! ¡Venceremos!”.

Nada en realidad digno de merecer atención —es más o menos un formato ortodoxo reproducido de otros casos similares que llaman a la formación de un ser humano nuevo que se acomode al sueño del dictador en turno, sea el nazismo o el comunismo o cualquier otra utopía.

La parte que quiero examinar comienza así, en las palabras del mismo Chávez:

“Hago un llamado de Exhorto al Poder Judicial, representado por el Tribunal Supremo de Justicia, a mantenerse vigilante y evitar que así se pierdan tantos esfuerzos que desde el Ejecutivo, el Ministerio Público y la Asamblea Nacional hemos venido desplegando para la salvaguarda de los intereses de nuestro Pueblo: los únicos intereses que deben importarnos”.

En otras palabras, para el lector perspicaz, la idea no pasa desapercibida —que se unan los poderes gubernamentales en interés de no perder esfuerzos y por el bien del país. La petición se aclara en lo siguiente:

“Es una gran verdad innegable la que anda por las calles y en la voz de nuestros compatriotas: ¡Aquí ahora sí hay Gobierno! Pero ello no basta si queremos tener República: el tiempo es propicio para que todos los poderes, liberados del lastre de su división –como consecuencia de una nefasta herencia que debemos superar más temprano que tarde– trabajen coordinadamente como lo exige el constitucionalismo popular que toma forma en Venezuela y en Nuestra América. Debe llegar el día en que la voz del pueblo pueda decir con plena certeza: ¡Ahora sí tenemos Estado”

Nuevo no es —se trata de la política consistente de todo gobierno autoritario: acumular poder en un gobernante y nada más en él. La justificación de la petición es el bien del pueblo que sólo es realmente comprendido por ese gobernante, a quien la división de poderes estorba para implantar su sueño estatal. Fue el mismo razonamiento de López Obrador en México.

Es una temática digna de señalar en otros capítulos de la historia. Montesquieu (1689-1755) basó su explicación de la división inglesa de poderes políticos en el propósito de evitar abusos del gobernante —es sabido que el poder siempre tiende a ser abusado, dijo, y la enmienda a eso es dividir al poder. Montesquieu luchaba contra los abusos de los reyes.

Ahora no son ya monarcas —son presidentes vitalicios que usando un lenguaje populista se ven obstaculizados por la división de poderes y la posibilidad de ser frenados, como sucedió en el caso de Zelaya en Honduras. Nada tan aborrecible para un dictador como la división del poder.

De allí que la conducta chavista sea perfectamente lógica —ataca y destruye la libertad de expresión, que es un estorbo a sus sueños; ataca y nacionaliza al poder económico, que es otro obstáculo; y acumula en él a los poderes legislativo y judicial. La justificación es la conocida: sólo él puede lograr el sueño nacional, sólo él conoce la voz popular. Es como Rousseau llevado a su extremo lógico.

Pero la división de poderes estorba al régimen autoritario al igual que al totalitario, que no son iguales. El totalitario es más agudo y profundo —es la implantación de una utopía personal en la vida de varios millones. Y esa utopía usa un discurso que en otras partes de ese mismo texto son muy evidentes en su naturaleza vaga, confusa y misionera:

“No hay tiempo revolucionario que, en tanto que tal, no se desenvuelva de acontecimiento en acontecimiento, más allá de las simples sucesiones que caracterizan los momentos evolutivos… en Venezuela y en toda Nuestra América estamos en Revolución… “Unidos o dominados”, como decía mi general Perón; y decir Perón es decir Bolívar, San Martín y tantos otros y tantas otras.

… una vez más, al frente de la batalla por la tierra, por la liberación de las tierras comunes: la guerra a muerte contra el latifundio, ese anacronismo tan feudal como improductivo, debe reimpulsarse permanentemente… Estamos dispuestos a hacer respetar sus derechos: allí está la Fuerza Armada Bolivariana, como un todo, para corroborarlo frente a quien sea y contra quien sea.

… asumimos el sueño bolivariano: el mandato histórico de nuestros pueblos cuya unidad espiritual trasciende las fronteras…. el golpe contra Honduras fue un golpe contra la Alianza Bolivariana.

… el carácter irreversible de este proceso unitario y revolucionario se mantiene vivo en la resistencia del pueblo hondureño: en su ejercicio de conciencia y en su dignidad reconquistada… Nuestra América va hacia su definitiva Independencia. Hoy la Alianza Bolivariana la junta y la guía”.

No hay duda —a todo esto estorba la división del poder, que es el corazón del régimen democrático. El es el guía, el que reúne en su persona la encarnación del pueblo y, por supuesto, no debe ser frenado con la división del poder.

Nota del Editor

El siguiente es un extracto de un comunicado de prensa de la Human Rights Fundation

NEW YORK (17 de diciembre de 2009) – El 20 de noviembre de 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó una sentencia unánime condenando al gobierno de Venezuela por la violación de los derechos humanos de Francisco Usón Ramírez, un general retirado del ejército venezolano, que fuera condenado por injuria y encarcelado en 2004, por expresar su preocupación sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela. Este fue el primer caso tomado por la Human Rights Foundation (HRF), en diciembre de 2006…

El 22 de mayo de 2004, Usón fue detenido por la Guardia Nacional de Venezuela, por orden de la inteligencia militar del país. A partir de su detención, fue privado de su libertad. El 8 de octubre de 2004, se le sentenció a cinco años y medio de prisión en una cárcel militar, por supuestamente haber injuriado a la Fuerza Armada de Venezuela en un programa de televisión matutino el 16 de abril de 2004, en el que comentó sobre un incendio mortal en una base militar venezolana. A pesar de que Usón no divulgó secreto militar alguno ni irrespetó a persona alguna, fue arrestado y condenado por el crimen de “difamación e injuria” contra la Fuerza Armada. Adicionalmente, Usón fue juzgado en una corte militar a pesar de ser un civil. Usón fue liberado en la Nochebuena de 2007, pero ha quedado confinado al sistema de libertad condicional venezolano.

Usón, quien fue ministro del gabinete del presidente Hugo Chávez, renunció a este cargo después de un incidente de uso indiscriminado de violencia en contra de ciudadanos que marchaban pacíficamente en protesta. Poco después de que la HRF iniciase la campaña por la libertad de Usón, el presidente Hugo Chávez le ofreció a éste un indulto presidencial, el cual fue rechazado por Usón, quien declaró: “….nunca me consideré culpable, por ello nunca pedí perdón”…

“Auspiciosamente, la CIDH le ha concedido a Usón la exculpación que éste merece. La limpieza de su nombre es un triunfo para su familia y sus abogados, y también para las instituciones e individuos dedicados a defender los derechos humanos y la libertad”, añadió Halvorssen. “El caso de Usón es una enorme victoria ya que por más de un año la HRF luchó por su liberación, luego de haber establecido que su arresto, juicio y encarcelamiento representan violaciones de varias convenciones internacionales de las cuales Venezuela es signatario. Estamos muy contentos. Se hizo justicia”, dijo Halvorssen.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras