Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Eres el Problema
Eduardo García Gaspar
9 septiembre 2009
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Empiezo con la conclusión: el gobierno no es la solución, el gobierno es el problema. Y más nos vale entender esto, si queremos un futuro razonablemente bueno.

Un cálculo (WSJ, 7 septiembre 2009), indica que el gobierno de EEUU tiene obligaciones financieras sin fondos para cubrirlas por un monto, por casa habitación, que es 10 veces superior a la mediana del ingreso familiar. Ese ingreso es de algo menos de 50,000 dólares, pero si cada hogar pagara su parte de la deuda gubernamental debería cubrir cerca de medio millón.

No es que Obama este equivocado, que lo está totalmente con la peor agenda política en el peor momento. El problema es que ha sido ésta la equivocación consistente de los gobiernos en toda la historia. La miopía es legendaria. Ludovico II en Baviera gastaba fortunas en construir castillos de fantasía. No es diferente a Obama, Chávez, que tienen sus castillos también, de otro tipo, pero castillos al fin.

Tomemos en caso de México que es más de la misma historia. Se ha llamado a una reforma fiscal por una razón, el gobierno no tiene suficientes ingresos para cubrir sus gastos porque los ingresos petroleros han bajado. Si fuera una empresa, estaría quebrada, desaparecería. Por eso entra a un estado de coma.

Y en ese estado puede hacer dos cosas. Una, dejar de gastar lo suficiente como para cubrir sus gastos con sus ingresos y nada más. El problema de eso es que la burocracia es lenta y rebelde: usará toda su lentitud para protegerse. La otra, elevar sus ingresos por medio de nuevos o mayores impuestos, con un problema: retirará recursos a una economía que no está precisamente en buena forma.

Un análisis breve de E. Elizondo lo explica muy bien (G. Reforma, 7 septiembre 2009). A partir de 2002 comenzó la elevación de los ingresos petroleros mexicanos, que fueron de 6 mil millones en julio de 2008. En febrero de este año fueron de 1.7 mil millones. Lo fascinante es la comparación relativa de los ingresos petroleros.

En comparación al PIB, esos ingresos fueron el 2.7% en 2003, pero de 4.7% en 2008. Compensar esa caída de ingresos petroleros significaría retirar una buena cantidad de los bolsillos de la gente. Más impuestos por medio de una legislación fiscal que es defectuosa, ineficiente e insuficiente.

El tema bien vale una segunda opinión. No por señalar una vez más lo que las noticias han difundido recientemente sobre el tema de la falta de recursos en el gobierno mexicano y de otros lugares. De eso estamos todos enterados y más o menos conscientes. Lo que vale la pena enfatizar es que ésa es la situación normal de un gobierno, no es la excepción, es la regla.

Y eso es lo que no se reconoce lo suficiente. Creemos que estamos en un momento especial y que un gobierno que gasta más de lo que debe es algo fuera del estándar. No, ése es el estándar mismo, es la regla y no la salvedad. Siempre, por sistema y naturaleza, los gobiernos tienden a gastar más de lo que tienen. Cuando tienen superávit, ésa sí es la excepción.

El problema es grave, siempre lo ha sido, pero se complica ahora por causas externas. Para el gobierno mexicano, operan en contra la caída del precio del petróleo y la crisis económica, que son las cosas que hacen más visible el problema que siempre ha existido.

¿La solución? La misma que tendría una empresa en serias dificultades: su reducción en serio, con menos funciones más productivas, que permitan tener una operación superavitaria continua. Es una reducción drástica de gastos y tamaño. Debe entenderse que el gobierno no es la solución, es el problema consistente y persistente.

Elevar los impuestos es exactamente lo opuesto de lo que debe hacerse. Al contrario, deberían reducirse (y simplificarse con impuestos planos), para dejar a la economía libre de obstáculos y distorsiones.

¿Se podrá reducir el gobierno y bajar impuestos? Por supuesto, sí es posible, pero no es sencillo. No lo es por una razón práctica: un gobierno como el mexicano ha creado parásitos que viven de él (burocracia, sindicatos, empresas, y demás). Ellos usarán todas sus armas, literalmente, para evitar que se cancele la fuente de sus ingresos.

No es un enemigo ideológico, es un enemigo práctico del progreso, lo que nos impide combatir la pobreza y tener más prosperidad. Insisto, el gobierno no es la solución de nuestros males, es la causa de ellos.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Eres el Problema”
  1. RubyTame Dijo:

    La esencia misma gubernamental siempre es cobrar más impuestos para financiar servicios que otros pueden dar y dar servicios peores, que son más caros que antes. Muy bien por lo dicho aquí.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras