La falacia del alegato especial. Un tipo de razonamiento erróneo que se justifica solicitando una posición de privilegio sobre el opositor a quien así retira todo argumento contrario.

Definición

Es una falacia que como el resto produce equivocaciones en el razonamiento —la falacia del beneficio especial tiene como característica central el uso de estándares diferentes que hace llevar a conclusiones inválidas.

Ha sido comprendida así:

«Un argumento de defensa especial establece que la justificación de una cierta demanda está en un nivel superior de conocimiento que el oponente puede comprender, y por lo tanto él no está calificado para argumentar en contra de ella». prezi.com

Puede encontrarse allí su característica particular, la de solicitar una posición superior de una de las partes y que la pone en una situación que permite descalificar al alegato contrario.

En otra definición:

«[…] la falacia del alegato especial, argumento especial o petición especial​ es una falacia que tiene lugar cuando alguien, en su argumentación, recurre o hace alusión a una visión o sensibilidad especial del tema objeto de debate y, bien sea de manera implícita o explícita, esta persona mantiene que el oponente posiblemente no puede comprender las sutilezas o complejidades del tema en cuestión, porque no alcanza el nivel de conocimiento o la empatía que supuestamente se requiere». es.wikipedia.org

El elemento central

Usar la falacia del alegato especial consiste en el uso de una excepción que favorece al que argumenta y que daña al opositor —con una dificultad enorme, el que que esa excepción sea válida.

Durante una argumentación razonable, las partes exponen sus propuestas y las justifican usando argumentos, en posiciones de igual a igual. Esta falacia tiene la característica central de retirar esa igualdad de las posiciones de las partes.

Al retirar esa igualdad, una de las partes se coloca en una posición superior que se usa para justificar la idea que ella tiene, sin necesidad de argumentar nada más. En otras palabras, esto puede verse como la aplicación de un doble estándar de evaluación de las argumentaciones.

Estructura de la falacia del alegato especial

La falacia puede ser mejor comprendida si se expone su esquema de construcción.

  • La persona A afirma que m
  • La persona B afirma que j
  • La persona A está en la posición W
  • La persona B está en la posición Z
  • La posición W es superior a la Z
  • Por tanto A tiene la razón y m es cierto

La clave está en el punto de «La posición W es superior a la Z». Ha sido expuesto así:

«Es un argumento falso […] que consiste en alegar que para comprender las sutilezas del tema en cuestión hace falta tener ciertas capacidades que no todo el mundo posee y por ello no todos tienen la autoridad para poder discutir acerca del asunto. De esta manera, el que la expone, intenta neutralizar la posible crítica que puedan hacer de sus argumentos». pseudociencia.miraheze.org

Ejemplos

Un gobernante argumenta que debe imprimirse dinero para animar a la economía. Un economista dice que no, porque eso crearía inflación. El gobernante responde al economista: «Usted no puede opinar porque no conoce a los pobres como yo los conozco».

O bien, otro caso de la falacia del alegato especial sería este. Un hombre argumenta en contra de las cuotas de mujeres en la cámara de diputados. Una mujer defiende esas cuotas y dice «Tú, como hombre, no puedes entender el punto de vista de las mujeres y por eso tu opinión no vale».

🔎 Lo que debe verse es que los argumentos de ambas partes son dejados de lado y la razón se da a quien tiene una posición diferente y superior —lo que es erróneo.

Pirie usa un ejemplo muy común para ilustrar esta falacia —una persona argumenta en contra del capitalismo diciendo que produce más males que bienes como se puede ver en los casos de muchos países y argumenta al mismo tiempo en favor del socialismo diciendo que en realidad nunca ha sido probado en la práctica (Pirie, Madsen. How to Win Every Argument : The Use and Abuse of Logic. London ; New York: Continuum, 2006.p. 154).

La falacia es clara —usa un estándar para el capitalismo, el de lo que dice que es real; y eso lo compara contra algo que es teórico y, por tanto, no real. La argumentación correcta sería la de un mismo estándar, el capitalismo real y el socialismo real (para luego usar evidencias reales de la superioridad de uno sobre el otro).

Un caso de excepción o especial

La idea de esta falacia puede ser ampliada si se le ve como el uso de una situación de excepción.

«La Falacia del Caso Especial, Falacia del Embudo o Alegato Especial consiste en argumentar la defensa del incumplimiento de una regla general aludiendo a excepciones que están injustificadas». retoricas.com

Por ejemplo, un gobernante afirma que respeta a la libertad de expresión de todos los medios pero censura la información de uno de ellos porque era un caso de expresión de opiniones conservadoras destructivas.

Resumen

La falacia del alegato especial, que tiene varios nombres, es un modo equivocado de razonar porque desecha las argumentaciones racionales que las partes para usar criterios de excepción inaplicables que dan la razón a una de las partes sin mérito.

«Alguien que use la falacia del alegato especial no está participando en una discusión, solo está haciendo aseveraciones sin una justificación. Se debe tener en cuenta que cualquier afirmación que sea mensurable o comprobable puede ser analizada científica o lógicamente, por más que sea de índole religiosa o filosófica». falaci.blogspot.com

.

Y unas cosas más para el curioso…

Convendría ver algunas de estas ideas:

[La columna fue actualizada en 2020-04]