Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Feminismo de Género
Selección de ContraPeso.info
21 octubre 2009
Sección: EDUCACION, Sección: Asuntos
Catalogado en: , , , ,


ContraPeso.info presenta una idea de Luis Sánchez de Movellán de la Riva. Agradecemos a Análisis Digital el amable permiso de publicación. El autor es Profesor de la Universidad CEU-San Pablo y doctor en Derecho.

Si usted ya usa la palabra “género” en lugar de “sexo”, y se siente a la moda, lo siguiente muestra lo que hay detrás de ese cambio de palabras. Es una manifestación de las guerras culturales. El autor tiene el mérito de explicar con claridad los feminismos de primera, segunda y tercera ola: no son iguales, al contrario.

El feminismo clásico —el de Olympe de Gouges o el de Mary Wollstonecraft, por ejemplo— no fue anti-familiarista ni abortista.

Antes de 1960, el movimiento feminista se limitó a reivindicaciones razonables de equiparación jurídico-política de las mujeres con los varones (extensión del derecho de voto, derecho de las mujeres a la enseñanza superior y al ejercicio de cualquier actividad profesional…).

El feminismo de la primera ola (first wave feminism) en realidad forma parte del liberalismo clásico, limitándose a extender el principio liberal de igualdad ante la ley al sexo femenino.

 Es el feminismo de segunda ola de los años 60-70 del pasado siglo el que va a adoptar un giro radicalmente anti-familiar y anti-natalista, fundamentalmente como consecuencia de la confluencia del movimiento feminista con las teorías freudo-marxistas sobre emancipación sexual.

La premisa del nuevo feminismo es que las conquistas jurídico-políticas alcanzadas por el feminismo clásico (igualdad legal entre hombres y mujeres) resultan insuficientes, pues los resortes profundos de la opresión de la mujer se encuentran en el espacio privado: la educación, la sexualidad, las relaciones familiares…

El second wave feminism comporta una politización del ámbito más íntimo: “lo personal es político” según reza el slogan feminista acuñado por Carol Hanisch. El libro ya clásico The Feminine Mystique de Betty Friedan, sentará las tesis fundamentales: el rol de “ama de casa” y madre es alienante para la mujer; la mujer sacrifica o disuelve su identidad en la de su familia; y, por tanto, la liberación femenina completa requiere la salida de la cárcel de la opresión patriarcal.

El primer feminismo no reivindicó un “derecho al propio cuerpo”, el aborto o la anticoncepción, sino un clásico derecho de participación en la vida política: el sufragio activo y pasivo.

El neofeminismo de los años 60-70 puso el interés en temas que no habían estado nunca incluidos en la “hoja de ruta”: el cuerpo, lo privado y la procreación. El freudomarxista feminismo de género ha derivado hacia el liberacionismo pansexual y la cultura de la muerte, hacia la anticoncepción masiva, el enfermizo control de la natalidad y el aborto libre a gogó.

Vivimos en las sociedades hodiernas (desde la década de los 90) la tercera ola feminista, la cual, bajo la influencia del postestructuralismo deconstructivo francés (Foucault, Derrida) ha dado lugar a la llamada gender ideology, cuya aportación más importante ha sido la sustitución del concepto de sexo (determinación biológica) por el de género (construcción cultural).

La idea ya había sido adelantada por Simone de Beauvoir en su libro Le Deuxième Sexe —“la mujer no nace, se hace”-— en el que lanza feroces ataques a la institución familiar y desarrolla durante quince páginas toda una apología del aborto libre.

La “ideología de género”, en su pretensión de reducir la femineidad a pura construcción cultural, no puede sino mantener y acentuar la hostilidad del “feminismo de segunda ola” hacia la maternidad, al tiempo que sostiene que el rol de madre, como construcción cultural que es, puede ser redefinido de forma que sea asumido por homosexuales o por lesbianas.

En el Derecho de Familia español, se ha operado una auténtica revolución de género con una fuerte carga simbólica, al sustituir los términos “padre” y “madre” por los neovocablos “progenitor A” y “progenitor B”.

La posibilidad de cambiar de sexo mediante intervención quirúrgica gratuita a cargo de la Seguridad Social constituye también una “conquista” puntera de la gender ideology, en la medida en que anula las determinaciones biológicas y pretende convertir la masculinidad y femineidad en puras y simples “construcciones” y “elecciones”.

La nueva izquierda radicalsocialista hace suyas —recordemos al Presidente Rodríguez Zapatero declarándose en determinada revista fashion como “rojo y feminista”— las reivindicaciones feministas de “segunda y tercera ola”.

Las políticas de nuestro Gobierno [en España] resultan prototípicas en este sentido: estamos a la vanguardia retroprogre en la relativización de roles sexuales (matrimonio gay con plus de adopción), en “perfumación de género” en la educación (EpC), en entusiasmo desenfrenado en “liberación sexual” y abortismo desatado.

Creemos que la ideología de género no beneficia en nada a las mujeres, transformándolas en las grandes víctimas de la propia revolución sexual. Convirtiéndolas en presas de cualquier Don Juan de vía estrecha que esparce trivialmente su semilla a diestro y siniestro sin asumir ninguna responsabilidad.

Las mujeres se quedan solas, con su tremenda carga de responsabilidad, frente al deseo individual, a las presiones culturales, a la exigencia del mercado y a las opciones ofrecidas por la ciencia médica.

 Quizás sea significativa la frase que pronunció la Primer Ministro israelí Golda Meir en los años 70 a propósito de las “quemadoras de sostenes”: “¿Cómo se puede aceptar a locas como ésas, para quienes quedar embarazadas es una desgracia y tener hijos una catástrofe? ¡Si es el privilegio mayor que nosotras las mujeres tenemos sobre los hombres!”


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Feminismo de Género”
  1. Eduardo Dijo:

    BRUTALMENTE REVELADOR. Y no es brutal por el hecho de revelarlo sino por la verdad que saca a la luz, que muchos ya conocemos pero no alzamos la voz. Es el extravío mental y la absoluta distorsión de valores éticos, morales y espirituales elevador a rango constitucional, en una avalancha que semeja a un cáncer que nosotros mismos aceptamos.

  2. Corina Dijo:

    … es exactamente lo que les ha pasado a la mujeres, pues siguen siendo victimas pero ahora del Feminismo, y tan llevado y traido Feminismo siempre ha puesto en esclavitud a la mujeres, como a final del años 60 y 70 que la moda de la liberacion de la mujer era andar con hombres casados… los hombres lo estuvieron aprovechando, sosteniendo relaciones con jovencitas sin ningun compromiso, ahora la liberacion se traduce en asesinar a sus propios hijos por medio del aborto o convertirse en lesbianas… en el proceso las unicas castigadas son las mismas mujeres… viva por mujeres como Golda Meir que a pesar de haber tenido ese cargo de tanta responsabilidad como proteger al Estado Judio, todavia guardaba su naturaliza que Dios le dio la de ser una verdadera mujer.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras