Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Fin de Semana con Marx
Leonardo Girondella Mora
26 mayo 2009
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en:


Hay un párrafo de Carlos Marx que es muy citado —se encuentra en la Ideología Alemana y habla de la vida en un mundo comunista. La cita que encontré es esta:

“En tanto que en la sociedad comunista donde nadie tiene una exclusiva esfera de actividad sino que cada uno puede estar satisfecho en cualquier rama que desee, la sociedad regula la producción general y hace posible, para mí, el hacer una cosa hoy y otra mañana, cazar en la mañana, pescar en la tarde, arrear ganado en la noche y criticar después de la cena, tal como yo tengo en mi mente sin convertirme jamás en cazador, pescador, pastor o crítico”.

Después de leerlo no sorprende que sea tan célebre —pinta un mundo futuro y en él, un detalle de la vida cotidiana de cualquier persona, que en cada parte del día realiza la actividad que desea y lo hace sin limitaciones.

Muestra una faceta muy poco reconocida en este autor, la de un amante profundo de la libertad —si la vida ideal en el mundo comunista es una en la que la persona tienen amplias libertades y decide por ella misma lo que quiere, sin interferencia estatal, Marx en su escatología es alguien realmente liberal.

Liberal, sin duda, pero demasiado idealista —dice que “nadie tiene una exclusiva esfera de actividad” y puede hacer lo que quiera, lo que enfrenta al autor con un dilema irresoluble: el de la persona que efectivamente quiera tener una especialidad. Es el caso del que no quiere cazar, ni pescar, ni arrear ganado, pero que quiere ser médico.

Ese mundo ideal, de la sociedad comunista futura de extremas libertades enfrenta dificultades adicionales —para subsistir necesita especialistas que produzcan el alimento para el ganado que se arrea, el equipo necesario para pescar y las vituallas del cazador; la ropa de la gente, los platos en los que come, las casas en las que vive.

No puede sostenerse una sociedad en la que se declara sin detalle que ella “regula la producción general” y lo hace de tal manera que cada quien hace lo que desee, sin atender esa producción. Hace falta colocar sujetos específicos a la producción de bienes, sin los que el cazador no puede cazar, ni el pescador, pescar.

Lo que sí puede admitirse como posibilidad es un mundo en el que el tiempo libre se amplía y en el que gracias a la productividad las personas tienen días de descanso, o bien se tienen personas que después de cierta edad tienen los recursos para dedicarse a lo que ellas desean —lo que es distinto a lo que describe Marx.

Estas consideraciones sólo pretenden mostrar un par de cosas —ante todo, ese espíritu liberal de Marx y que resulta un tanto sorprendente: todo su análisis histórico y económico llega al punto en el que describe un mundo de libertades individuales, digno de la propuesta más liberal del más radical de los capitalistas.

Pero también, quise mostrar la imposibilidad de ese mundo futuro —en él se da por supuesto que le problema de los recursos ha sido solucionado por medio de la regulación de la producción realizada por la sociedad y que eso es lo que permite a las personas hacer lo que ellas libremente prefieran.

Esta visión adolece de ser estática: llegados a ella, los hombres ya no harán cambios, ni tendrán ideas que afecten ese mundo. En él todo ha sido resuelto y el único problema personal es decidir si se va a cazar, a pescar o a jugar ajedrez. Ese mundo es débil y no podrá sostenerse sin especialistas que entre sí realicen intercambios de bienes y se tenga un sistema de precios libres que sea los que en realidad ayuden a tomar decisiones de producción.

El famoso párrafo de Marx, si se le toma en serio, describe mucho más un fin de semana en un país capitalista actual que el mundo futuro que él avizoró y que requería, primero, tener una dictadura sobre las personas.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras