Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Gobierno Embarazado
Eduardo García Gaspar
21 octubre 2009
Sección: EFECTOS NO INTENCIONALES, ESCUELAS, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La noticia: “En el Estado de México cada año al menos 50 mil mujeres de entre 12 y 19 años abandonan sus estudios por embarazos no planeados”. Los datos del INEGI, la institución gubernamental a cargo de estadísticas nacionales, y el Instituto de Salud Estatal tienen cifras: entre 2005 y 2008 casi 250 mil embarazos entre esas edades y cerca de 200 mil niñas abandonaron la escuela. Eso es sólo en el Estado de México.

Si la proporción se mantiene en el resto del país, existirían unos 400 mil casos de embarazos de adolescentes este año nada más. No es un número pequeño y sabemos que va en aumento, con consecuencias considerables: abandono de educación e hijos de familias incompletas, más trastornos de salud.

Es un problema público, que daña al país y lastima las finanzas gubernamentales. ¿Por qué sucede? ¿Menos frenos al sexo antes del matrimonio? Sin duda, pero debemos ver qué es lo que produce que existan más incentivos para las relaciones sexuales entre los adolescentes.

Apunto una razón que me parece central y que es ampliamente conocida: la educación ética que reciben los adolescentes en México promueve e incentiva las relaciones sexuales entre personas menores de edad y fuera del matrimonio (hay pruebas contundentes). Los libros de texto para el segundo año de secundaria, por ejemplo, dan incentivos a la actividad sexual a partir de los 13 años.

La situación es curiosa al menos por causa de una política educativa diáfana que exalta la liberación sexual del adolescente y que termina dañando los intereses personales de los gobernantes, quienes padecerán sus consecuencias, como mayor gasto en salud, menos nivel educativo, más pobreza y, posiblemente, también más delincuencia. Otro caso de acciones gubernamentales contrarias al interés personal mismo del gobernante.

Si no me cree que los libros de texto para la secundaria fomentan la promiscuidad de manera abierta, le ofrezco esta cita de uno de ellos:

“El amor adolescente… trata de explorar el propio cuerpo… Quizás por eso los amores adolescentes son tan intensos pero tan breves: una vez terminado el recorrido es preciso iniciar nuevas búsquedas igual de intensas e igual de enriquecedoras…”

Usted puede ver más en el libro de Cantón Arjona, V., & Aguirre Beltrán, M. J. (2008). Formación Cívica y Ética 1 secundaria segundo grado. México: LIMUSA, páginas 98 y 99. Uno de los ejercicios de clase que propone es una dramatización del tema “Mamá, papá, estoy embarazada”, como si fuera algo natural.

¿Otra prueba? En otro libro se afirma que a algunos amigos

“se les dice amigos con derecho [o también] tener un free… No hay compromiso, porque ambas partes han decidido… tener una relación de amistad, compañía y pasión… Puede resultar contraproducente cuando uno de los involucrados se enamora y ya no le parece suficiente tener una relación libre…”

Eso viene del libro de Conde, S. (2008). Formación Cívica y Ética I (secundaria, segundo grado) (2a ed.). México, página 95. Los dos enlaces anteriores contienen citas de esos dos libros y otros dos más. Sí, por la razón que sea, a quienes cursan la secundaria con esos libros, más o menos de 13 años, se les dice que no hay problema y que al contrario, es bueno tener relaciones sexuales sin compromiso.

Lo sorprendente con esos consejos éticos sería que no se tuviera una elevación de embarazos en esos grupos de edad. Y una de las cosas que más llaman la atención es la adopción de una política educativa que daña al mismo gobierno que la implanta.

Vea usted esta situación: un gobierno hace oficial una política educativa en el terreno ético y por la que instruye a los alumnos afirmando que nada hay de malo en tener relaciones sexuales a su edad, antes del matrimonio. Algunos alumnos hacen lo lógico y relajan su conducta, con la consecuencia de embarazos.

Pero esos embarazos no deseados tienen consecuencias, como la deserción escolar de mujeres, un factor de retraso en la educación de sus hijos. Según la nota que reporta esos números, las jóvenes con un embarazo no planeado y que optan por tener al bebé suelen no recibir atención prenatal y eso eleva el riesgo de sufrir anemia, infecciones urinarias, parto prematuro y preclamsia.

Más miopía gubernamental es difícil de tener. Una política educativa termina dañando al mismo que la implantó (y, por supuesto, al resto del país). No es algo nuevo, pero eso no le quita lo idiota.

Post Scriptum

El reportaje es de Grupo Reforma, 18 octubre 2009. Aquí enfatizo la paradoja del gobernante que se daña a sí mismo, implantando una política educativa que crea problemas innecesaros y reduce el bienestar de la población. Por supuesto, existen otras causas por las que esa política educativa de incentivación sexual es errónea.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


No hay comentarios en “Gobierno Embarazado”
  1. Epsilón Dijo:

    Buen punto, pero el autor olvidó mencionar la violación a los derechos humanos de los padres a educar a sus hijos en sus creencias morales y religiosas





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras