Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Imagen de un Pastel
Selección de ContraPeso.info
23 julio 2009
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


El obrero recibe salarios; el capitalista recibe utilidades; el prestamista recibe intereses; el terrateniente recibe rentas —este es el conocimiento básico de economía que tienen las personas: un panorama de reparto entre grupos con intereses opuestos.

Es creer que la economía es un pastel a dividirse entre grupos contrarios que quieren rebanadas más grandes que el resto —no es, por tanto, algo que cause sobresalto que quien esto piensa proponga nombrar a un árbitro a cargo del reparto, el que con un cuchillo en mano corta rebanadas y da a cada uno lo que piensa que merece.

Es además una creencia estática: el pastel no crece y si cada grupo quiere rebanadas más grandes tiene el camino que cualquiera imagina, el de hablar con el árbitro que posee el cuchillo y negociar por separado. Sin desearlo realmente, las partes han actuado contra su interés. Ahora el pastel tiene que ser dividido en más partes.

El gobierno recibe otra rebanada, impuestos —y lo hace con un cuchillo en la mano.

La imagen del pastel dividido, me parece, viene de las ideas de la Economía Clásica y los primeros análisis de esa ciencia. Era natural clasificar los ingresos de las personas y resultaba más comprensible hacerlos de acuerdo con algún agrupamiento de tipo de gente. Y era aún más natural que alguien como Marx y el resto de los socialistas de esos tiempos, tomaran la idea como eje de sus ideas y redujeran a la Economía como la ciencia del reparto del pastel.

El síndrome del pastel por repartir, entonces, se tornó el centro de la Economía para muchos. Los sindicatos, los empresarios, los gobiernos, todos los grupos concibieron como su tarea central la defensa de sus rebanadas —el contagio llegó a los círculos académicos, los que entendieron que su papel debía ser no el entendimiento de la realidad, sino las propuestas de teorías sobre la división del pastel.

El embrollo heredado es de consideración y comete el error de colocar su eje en la división del pastel —olvidó el asunto que realmente importa, que es la creación del pastel. Este es la idea que quiero señalar.

Por muchas décadas, una simple idea que pretendía estudiar a la economía de los países, fue transformada en el corazón de la ciencia —la que implícitamente fue redefinida como la serie de propuestas sobre la lógica de la división de un pastel estático. Se olvidó que la Economía en realidad estaba más ocupada en cómo se creaba el pastel.

La redefinición de la Economía, convertida en una teoría de repartos y distribuciones, fue abrazada por los gobiernos —gracias a ella, los gobernantes no sólo adquirieron poder para repartir rebanadas, sino que también partían rebanadas para ellos.

Los efectos han sido ominosos. Con toda la atención colocada en la obtención de rebanadas mayores, pocos se han preocupado por la producción de más pasteles más grandes —que es el real foco de atención de la Economía.

J. B. Say (1767-1832) en su tratado tiene una frase que ayuda a entender esto.  Dice que la industria en todos los casos es posible de dividir en teoría, aplicación y ejecución, y que cada una de ellas es indispensable. Si se es deficiente en una, las otras dos de poco sirven.

La idea revela otra mentalidad —ya no es un pastel a repartir, sino un pastel a crear; ya no es una desavenencia por repartos, sino una colaboración para producir. Es todo un cambio de mentalidad, que es con lo que quiero terminar.

Cuando se entiende a la Economía como la práctica de repartos, la sociedad entera se contagia de la animosidad de los que persiguen mayores rebanadas —se forma una mentalidad de antagonismo irremediables. Un claro ejemplo de esta mentalidad está ilustrada en Sociedad Dividida, Otra Vez.

Pero cuando se entiende a la Economía como la ciencia que estudia intercambios voluntarios realizadas ente personas libres, se forma otra mentalidad —la de la colaboración y unión en objetivos comunes que se abocan a la producción de más pasteles.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


No hay comentarios en “Imagen de un Pastel”
  1. Angel Gerardo Castillo Rocha Dijo:

    Me parece excelente la comparación, algo asi es como debería iniciar la enseñanza de la economía y las ciencias sociales.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras

Desde 1995

La primera publicación de ContraPeso.info se realizó en septiembre de 1995, hace 19 años casi. Fue el resumen de una idea de K. Popper. Al mes siguiente, se publicó una idea de A. Tocqueville que está en Molesta Pero Defiende