Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Inubo, Fizco, Egosador
ContraPedia ContraPedia
9 febrero 2009
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Inubo

Una de las partes más notables del desarrollo tecnológico, especialmente de los aparatos electrónicos, es la proliferación de los controles remotos o mandos a distancia, cada vez más refinados y completos.

De hecho, los controles remotos tienen más botones que las caras de los aparatos, siendo muy probable que una televisión, por ejemplo, no pueda funcionar bien sin su mando a distancia. Es decir, el control tiene botones que no están en el aparato mismo. Desde luego, esto ha provocado el fenómeno del inubo, palabra que designa a esos botones de los mandos a distancia que no se usan y, más aún, se ignora su propósito.

La revista Very High Fidelity HD-DVD for the Very Rich ha hecho una recopilación muy interesante de los diversos tipos de botones encontrados en una muestra representativa de aparatos de reproducción de sonido y televisión, de los que a continuación se muestran los más notables.

VOL Uno de los más conocidos y sencillos.

CH También conocido y referido a los canales.

POWER Igualmente, quizá el más conocido cosa que ha movido a los fabricantes a encontrar otras siglas o símbolos desconocidos.

P/iO Aún no se sabe el uso de este botón.

REW Un clásico de las videograbadoras.

Last Su traducción es último, pero se desconoce de qué.

UVS Igualmente desconocido y aparentemente irrelevante.

∇→ Inspirado posiblemente en el código sirio.

←∇ Lo contrario del anterior.

⊆⊇ Supone algo parecido a un sin fin

[∴] Desconocido incluso por su fabricante.

ß≈ Aún es estudio, posiblemente extraviado en una clase de matemáticas abstractas

⊗∅ Posiblemente algo muy prohibido según el Instituto de Lenguas Muertas de Choccolocco, Alaska.

Fizco

Este es el término correcto de los carros que tienen las luces delanteras mal alineadas, pero que no tiene gran uso en el vocabulario real de las personas en su hablar cotidiano. Efectivamente, fizco es un término cuyo origen es fácilmente identificable, pues proviene de la mezcla un tanto idiota de las palabras, bizco y faro. Denota así al automóvil que posee faros delanteros mal alineados, lo que es causa de grandes molestias en los demás conductores.

Este estrabismo automovilístico fue identificado por primera vez en 1945 en una casa de la Colonia Roma de la ciudad de México, la que se suponía embrujada por sus vecinos, ya que cada noche exactamente a las once y diez minutos aparecía dentro de ella una extraña luz en sus ventanas.

La leyenda se mantuvo durante meses hasta que uno de los vecinos, de mente científica, descubrió que esa luz era causada por uno de los autobuses que a esa hora pasaba por frente a la casa con un faro tan mal alineado que él tiraba hacia arriba y era capaz de iluminar el techo de la mencionada casa.

Entusiasmado con su descubrimiento, esta persona utilizó por primera vez la palabra fizco cuando explicó la causa de la luz supuestamente sobrenatural. Esto causó una severa protesta por parte del resto de los vecinos quienes prefirieron seguir creyendo la historia de fantasmas.

Egosador

Llámase con este apelativo a la persona que tiene a sí mismo como el centro de toda conversación que sostiene. Para el egosador, nadie más existe fuera de él con la misma categoría o jerarquía, de manera que la manifestación más clara de él es la inclusión de él mismo en toda conversación.

Dentro de la escuela de Silvaplana, Suiza, de Psiquiatría Oculta, este tipo de humano cae dentro de la patología del egoísta, o mejor dicho del ególatra, quien se establece a sí mismo cuando no escucha a quien habla con interés, sino tratando de buscar algo más grande o mejor que le haya sucedido a él o a alguien que él conoce.

Por ejemplo, dentro de la tipología establecida por la Universidad de Raron, Suiza, el egosador es alguien que manifiesta tener una enfermedad aún peor que la que narra alguna persona, que manifiesta haber podido comprar a un precio aún menor al que dice haber obtenido una ganga, que narra un suceso aún peor de quien cuenta una experiencia terrible en un avión.

Derivados de diversos experimentos realizados entre egosadores extremos, conviene citar algunos casos reportados en al Journal of Egocentric and other Extremely Ludicrous Behaviour de la Universidad de Pocotalico, West Virginia, con objeto de clarificar esta tipología del ser humano:

Eso no es nada, yo te podría haber conseguido un precio mucho más bajo que ése. La próxima vez que necesites un coche, no seas idiota y háblame, pues conozco a muchas personas que me pueden hacer un favor. De verdad, creo que pagaste un precio exorbitante. En serio háblame. (reacción de un egosador ante el comentario de una persona que pagó 50 mil dólares por un Mercedes 600).

No, hombre, déjate de eso. Lo que me sucedió a mí es de verdad serio. Resulta que me interné en el hospital por cuestión de un apéndice a punto de reventar y me acabaron operando de las glándulas suprarrenales que estaban infectadas por una nueva bacteria que habían recién descubierto en Puttalam, Sri Lanka, y que podían afectar mis funciones neuronales primarias. (reacción de un egosador ante el comentario de una persona que se salvó del ébola mientras viajaba en Africa).

No, pero pon atención, porque yo una vez iba a París en primera clase porque tengo un amigo que me regaló su boleto, ya que él no podía ir porque resultó que una de las actrices con las que se había acostado resultó embarazada… En fin, que llegando a París, el piloto nos dice que no sirve el tren de aterrizaje, que un motor está fallando y que en la cocina de primera clase hay fuego. El susto fue horripilante, tanto que la aerolínea nos regaló a todos tres días de estancia en esa ciudad, además de una caja de coñac XO. (reacción de un egosador ante el comentario de una persona que sufrió un secuestro aéreo que lo obligó a viajar a Entebe).


ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas para palabras que no existían. Eran invenciones muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada, con definiciones más amplias y la incorporación de otros elementos, como personajes e instituciones.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras