Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Kofi Annan al Rescate
Leonardo Girondella Mora
3 agosto 2009
Sección: ECOLOGIA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Si lo que dices no es gran noticia, procura causar una alarma mundial basado en una exageración —una práctica denunciada en esta página: Trucos: Anuncios Alarmistas, Eco-pesimismo, que tienen un antecedente en una de las más famosas confesiones ambientalistas.

Una columna del WSJ (6 junio 2009) contiene un examen de otra de esas alarmas, cuyo gran personaje es Kofi Annan —el anterior secretario general de la ONU y ahora presidente del Foro Humanitario Global, con sede en Ginebra.

En mayo, el foro emitió un informe sobre los eminentes desastres causados por el cambio climático —inundaciones y sequías, más otras cosas, se afirma, matarán a poco más de 300 mil personas y costarán 125 mil millones de dólares, creyéndose que esas cifras se elevarán hasta 500 mil muertos y 340 mil millones de dólares en unos 20 años.

Se tiene por tanto, el gran escenario del desastre global, como una especie de fin del mundo, en el que se tendrán hambrunas, migraciones masivas y enfermedades sin fin —a menos, por supuesto, de que se implante el más ambicioso de todos los programas globales jamás hechos en nuestra historia.

Tenemos, por tanto, los dos grandes componentes de la creación de alarmas globales —una serie de cifras enormes y una proyección futura apocalíptica. Logra buenos encabezados de noticias y es un buen escudo de protección contra críticas.

Para el lector escéptico esta es una buena oportunidad para examinar esos dos componentes.

Primero, las cifras, que se amplían en las proyecciones hasta 500 mil muertos —suena impresionante, pero la malaria mata al doble de personas y no hace falta tener un acuerdo mundial para combatirla. Lo mismo sobre el SIDA, con unos dos millones de infectados, de acuerdo con la columna, que pone en perspectiva la cifra de dólares: más o menos el PIB de Nueva Zelanda.

Segundo, la proyección apocalíptica —sin ella, nada de lo que se diga tiene importancia y debe ser dramática: el cambio climático matará personas y costará miles de millones. Por ejemplo, por causa de emisiones contaminantes se sufrirá un cambio climático, lo que a su vez provocará inundaciones o sequías, las que causarán conflictos nacionales, los que crearán condiciones para luchas armadas.

Es la falacia de la secuencia inevitable y que contiene el error de depender de causas y efectos que se juzgan imposibles de detener —combina factores climáticos, con económicos, políticos y demográficos para los que no se tiene referencia ni modelos. Para más datos puede verse Weather Extremes.

Un ejemplo del alarmismo que usa la columna: Annan toma los sucesos de Katrina como un caso de estudio para conocer los efectos del cambio climático —a pesar de que no existe evidencia seria que ligue que el aumento de temperaturas agrave la intensidad de huracanes, ni su cantidad.

Mi tesis, al final de cuentas, es mostrar otro caso de alarmas sustentadas en grandes números, fuera de contexto, y proyecciones apocalípticas sustentadas en información cuestionable. La cuestión del cambio climático no merece ser eso en lo que se ha convertido, un tema dejando en manos de salvadores de la humanidad —una profesión ocupada por gobernantes y burócratas de organizaciones internacionales.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras