Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La “Nueva” Moral
Eduardo García Gaspar
16 octubre 2009
Sección: ETICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


El tema es uno de esos que se llama de fondo, es decir, tiene dos características básicas. Por un lado, es algo de consecuencias gigantescas en nuestra vida. Por el otro es uno que produce un aburrimiento terrible. Son esos, por lo general, los rasgos principales de los asuntos más importantes.

El tema es el de lo moral o ético (ya ve, le dije que era aburrido). Es importante porque es lo que guía nuestras acciones. Dependiendo de nuestras creencias morales haremos unas cosas y otras no. Estoy hablando de lo que consideramos bueno y de lo que consideramos malo.

Ahora sí, entro al tema y apunto lo que más interesa en estos momentos. Existe una nueva noción de moral y ética que es digna de poner sobre la mesa. No es la noción normal, la que establece que lo bueno es lo congruente con la naturaleza humana y que lo malo es lo que va contra ella.

Esta “nueva” moral afirma que lo moral es un fenómeno social que define a lo bueno como algo que compagina intereses personales entre la gente y nada más. Se trata de una conjugación caso por caso del interés personal con el interés colectivo. De acuerdo con esto, lo bueno es producto de una negociación de intereses entre dos partes. Sí, la moral se negocia.

El fenómeno es digno de ser notado explícitamente porque forma parte de la enseñanza oficial en las escuelas y los adolescentes, y muchos de ellos, vivirán el resto de su vida creyendo que eso es la moral, el negociar con otros lo que quiero hacer.

El más obvio de los defectos de ese nueva definición de moral es que no tiene principios estables ni sólidos. Lo que es un caso resulte de esa negociación de intereses, puede ser diferente en la siguiente ocasión. Es decir, lo bueno ayer puede ser lo malo hoy y mañana, nadie sabe. La moral, entonces, se vuelve no una fuerza ordenadora y de estabilidad, necesaria para prosperar, sino una fuente de desconfianza e incertidumbre… lo que produce miseria.

Tiene otro defecto, que es fácil de apuntar. Si mi moral está orientada por mis intereses personales, yo los defino como yo quiera, sin limitaciones y sin reglas. La “nueva” moral no me impone ningún criterio excepto lo que me beneficia según mi propia opinión. Si para ser bueno se me pide que considere los intereses de otros, me enfrento a esos otros que tendrán intereses propios también sin limitaciones. Todo se vuelve una lucha de intereses a resolverse por necesidad en una negociación.

En tercer lugar, la “nueva moral” requiere que compagine mis intereses personales con los intereses de otros. Pero no hay definición de esos intereses de terceros. ¿Quiénes son y cómo puedo hablar con ellos para conocerlos? No puedo en lo personal negociar con todos, por lo que el único medio es que ellos tengan un representante.

¿Quién representa a los intereses de los terceros? La única respuesta es el gobierno y lo que él diga. Consecuentemente, lo moral es lo que yo pueda negociar con el gobierno: si la ley me lo permite, entonces no sólo es legal, sino también es moral. El gobierno, gracias a la “nueva” moral será quien determine lo que es o no ético. Sí, el gobierno es la fuente de la nueva moral.

Ya ve usted, se lo dije, es aburrido y al mismo tiempo de consecuencias gigantescas: la moral y lo ético, de acuerdo con ese nuevo concepto, será una serie cambiante de reglas que se modificarán dependiendo de lo que piense quien ocupe el gobierno. El gobierno de Venezuela es un ejemplo actual de esto, igual que el de Cuba.

El origen de la falla de la nueva moral se encuentra en la carencia de una fuente externa y objetiva de reglas morales y que suele ser una serie de creencias acerca del ser humano individual, con dignidad y valor propio… todo sin importar lo que piense el resto y lo que ordene un gobierno. Es una falla enorme ignorar esto.

La nueva moral, por ejemplo, señalaría como reprobable a todo lo que usted haga en caso de que lo haga sólo para usted. Suena bonito y es un reclamo a la caridad, pero piense usted que esa sería la caridad definida por el gobernante y que consideraría egoísta y prohibido el que usted no haga lo que él o la mayoría quieren.

Esta nueva moral es el sueño totalitario en el que el individuo no tiene valor y su conciencia está dictada por lo que el resto piensa de acuerdo con lo que los gobiernos dictan. Nada habría ya nada que pudiera detener a gobiernos o leyes o mayorías injustas, porque la justicia estaría definida como lo que sea que piensen otros, en concreto el gobernante, cambiante cada día y en cada lugar. Es, en verdad, un intervencionismo moral del gobierno y, por eso, una violación de derechos y libertades pues viola el equilibrio entre poderes.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


2 Comentarios en “La “Nueva” Moral”
  1. Corina Dijo:

    Es la moral que esta produciendo el Gobierno, como ustedes tambien los han señalado en otro de sus articulos, con los libros de texto, el gobierno esta produciendo niños y jovenes, que piensan que puden hacer todo lo que se les venga, en gana.
    Que ha pasado con la moral que antes exitia en Mexico y dado paso a tanta abominacion, pues hasta en los colegio privados ven con toda naturalidad los padres que su hijos e hijas se emborrachen hasta sacarlos cargados de las fiestas, no se han dado cuenta que pude haber viciosos en potencia, solo que esto no lo ven sino que segun ellos son muy modernos al dejar que sus hijos hagan lo que se les de la gana para no aparecer como anticuados.

  2. Blanca Paloma de Aguilar Dijo:

    Tiene toda la razón, pero para algunos padres es mas cómodo hacerle al “amigo” de tu hijo en vez de corregirlo, porque eso cuesta trabajo y mucha paciencia.
    soy catequista y profesional pero tristemente me doy cuenta de la falta de valores mas en los padres que en los niños, entonces de donde van a aprender y sobre todo que futuro lea auguramos a esos pequeños, hagamos conciencia de nuestra responsabilidad pk dios nos pedirá cuentas
    y no hagamos caso de los que dicen que estamos “caducados ” pk eso me dice mi hija. saludos bye





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras