Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Monos, Moscas y Noticias
Eduardo García Gaspar
2 julio 2009
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Obama mató una mosca en una entrevista con un medio de comunicación. Al presidente de Zambia lo orinó un mono mientras daba un discurso. Las dos noticias fueron reportadas en muchos medios, especialmente la primera: le dedicaron tiempo y más tiempo. Cualquier observador extraterrestre, viendo la televisión, habría pensado que el suceso era importante y de consecuencias.

Conversando con un amigo, que sabe de medios, me dijo que era válido reportar lo de la mosca. Le respondí que no era ése mi punto, sino el tiempo e importancia que la televisión había dado a un suceso irrelevante. Él insistió en su punto. Debe reportarse “lo que es diferente”.

Bajo ese criterio, los medios se volverían una extensión ampliada de “Aunque Usted no lo Crea”. Recordé un pasaje de la novela de Ayn Rand, “El Manantial”, escrita en 1943. Allí se narra que un periódico ficticio muy popular, el New York Banner, realiza dos campañas para ayudar a dos personas.

Una de ellas es un científico joven, brillante y en la miseria que tiene una gran invención en desarrollo. El otro es el caso de una criada, amante de un asesino, capturado y ejecutado y que estaba embarazada. El periódico pidió a sus lectores que enviaran donativos para esos dos casos. El caso del científico recibió nueve dólares y centavos. El de la criada, más de mil.

En una reunión posterior, el propietario del periódico habló a sus principales ejecutivos. Puso sobre la mesa cada uno de los dos casos publicados y junto a ellos, el dinero que cada uno había recibido. Y les dijo, “¿Hay alguno que no entienda? Ahoya ya saben qué clase de periódico será el Banner”.

La autora, sigue narrando, “El público pedía crimen, escándalo, sentimentalismo. Gail Wynand [el propietario] se los daba… El Banner se permitió poner a prueba la verdad, el gusto y la credibilidad, pero no la capacidad mental de sus lectores”. Una noticia, según esto, es lo que causa “la mayor excitación al mayor número”.

¿Exagerado? No tanto.

Cuando la AP reportó la muerte de Michael Jackson hace poco tiempo, envió un boletín de alerta calificado como “flash”. Esta palabra se agrega al boletín de alerta noticiosa cuando se reporta un evento de importancia trascendental. La AP reportó como flash a la solicitud de bancarrota de General Motors… su siguiente flash fue lo de Jackson. (hat tip a J. Taranto AP WSJ 26 junio 2009)

El resto de los medios electrónicos que vi hicieron más o menos lo mismo. Minutos y minutos dedicados a reportar esa muerte. Obviamente pensaban que el suceso era uno de importancia trascendental. Se convirtieron en ese tipo de medio destinado a hablar sin cesar sobre lo que dijeron e hicieron las celebridades. Incluso llegan a reportar sobre reportes previos.

Mi amigo, el que había dicho que era legítimo que los medios reportaran lo diferente, probó con hechos que eso era real. No necesariamente legítimo, ni razonable, pero sí real. Allí había otra comprobación de su tesis. Curiosamente, las más reales noticias en ese momento eran las que reportaron personas comunes que protestaban en Irán, y no los medios propiamente.

El tema central es sencillo de aislar: qué es lo que un medio noticioso debe reportar y con qué prioridad. La respuesta es asombrosamente sencilla: las noticias o eventos con mayores consecuencias previsibles nacionales o internacionales, económicas, políticas o culturales, dependiendo de la especialidad del medio.

Claro que el problema es de selección en la mente de los editores, que es buena parte de lo que le da personalidad al medio. Un aspecto que coloca a los periódicos en una situación muy superior porque dependen de espacios, no de tiempos y usan más palabras que imágenes. Esto es lo que pone en perspectiva correcta, por ejemplo, a noticias como la del perro de los Obama.

Más otra variable, las simpatías políticas de editores y reporteros, que sí influyen. Un ejemplo: M. Sanford, el gobernador en EEU con el affair en Argentina fue rápidamente identificado como republicano por NBC, CNN, ABC y CBS, pero no se hizo la misma identificación veloz con otro gobernador, Elliot Spitzer, demócrata, y su embrollo con una prostituta.

¿Debe dejarse de lado a lo que no tiene consecuencias, como la mosca? No, por supuesto, es la parte curiosa y folclórica de las noticias, pero convertirla en parte medular de medios noticiosos es llevarlos a ser un variación de Ripley. Los medios noticiosos deben informar, es decir, distinguir entre lo que es información y lo que no lo es.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras