Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
No es Cuestión Legal
Eduardo García Gaspar
2 diciembre 2009
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SEXUALIDAD
Catalogado en: ,


Las discusiones son fuertes y sufren por ello de una insoportable superficialidad. El tema es el del aborto y si las constituciones de los estados mexicanos deben legislar al respecto, incluyendo la constitución federal. Los bandos son los de costumbre.

Los progresistas se oponen a lo que ya se ha legislado en unos 17 estados reconociendo que la vida humana comienza desde la concepción. Del otro lado, está el gobierno de la ciudad de México, que no reconoce eso y permite el aborto hasta cierto número de semanas.

Los argumentos de ambas partes son, con demasiada frecuencia, simples lanzamientos de insultos y epítetos que no ayudan en nada, al contrario. Ellos calientan los ánimos y convierten a la decisión en una lucha de fuerzas de cabildeo, lo que suele dar resultados indeseables.

El punto de fondo, en donde radica la solución de la controversia, es la determinación del momento en el que comienza la vida humana. Así de simple es el asunto, pero las posibles respuestas son de muchos tipos. Cuando esto sucede y si se presentan evidencias más o menos razonables de ambas partes, hay una solución posible.

Ella es el declarar que en realidad desconocemos ese momento de inicio de la vida humana y que es preferible cometer un error: el de considerar que la vida comienza en el momento de la concepción. Si es que esto es erróneo, es un mejor error que el otro y que permitiría matar a seres humanos por desconocimiento.

Si bien el corazón de la discusión es ése, el del momento del inicio de la vida, poco ha sido tratado dando lugar a argumentaciones insulsas de ambas partes. Y, peor aún, hay otro punto vital que ha sido ignorado del todo y tiene que ver con el uso de las leyes y constituciones.

Tomar a la ley como una fuente de moral es un error monumental. Las leyes no son más que aplicaciones de un sistema moral, o de un código de ética que la ley toma como fuente externa. Y, más aún, la ley no puede decretar conocimientos científicos: ella no puede decidir si la vida comienza o no con la concepción. Si lo hace se sale de su campo.

Un ejemplo absurdo ayuda a entenderlo. La constitución de un país no puede decretar que no existen partículas más pequeñas que los átomos. Eso lo hace la ciencia y la investigación. Por eso, la ley no puede decretar que la vida comienza con la concepción o doce semanas después. Todo lo que puede hacer es reconocer algo externo a ella.

Estas cuestiones suelen llamarse supra legales y se trata de asuntos que están por encima de la ley, fuera de ella, pero que la afectan. En el terreno científico el problema es fácil de resolver en el sentido de que la ley no puede decretar legales a ciertas teorías e ilegales a otras.

En el campo moral, ya no es tan sencillo dadas las posibilidades de morales distintas, aunque hay ciertos acuerdos. Por ejemplo, si la ley decreta que asesinar es un crimen, eso se debe a que en un terreno supra legal, existe un principio moral que considera valiosa a la vida humana en sí misma. Si se castiga el robo es porque otro mandato supra legal manda proteger el resultado del trabajo.

Es decir, diga lo que diga una ley o constitución acerca de cuando comienza la vida, la realidad es independiente de eso. Si, la ley permite el aborto argumentando que la vida comienza a las doce semanas, eso no es más que un artificio legal. La vida comienza o no en cierto momento lo diga o no la ley.

Todo lo que la ley puede hacer es reconocer la realidad bajo la esfera de una cierta moral que es externa a ella. Los defensores del aborto o sus opositores podrán lograr que la ley los respalde o no, pero no pueden cambiar a la realidad que es independiente de sus deseos. Y en esto hay, mucho me temo, un aspecto de consecuencia futuras indeseables.

Es posible que exista un efecto colateral gigantesco en ambos bandos, el de asignar al gobierno y sus leyes la determinación de la moral. Cuando esto se hace, se abre la puerta al totalitarismo.

Si el aborto es un crimen, y creo que lo es, no es porque la ley establece que la vida comienza en la concepción, sino porque esa es la realidad y proviene de una moral que valúa a la vida humana. Lo que digo es que la discusión sobre el aborto no es una legal. Sí, la ley importa, pero ella por ningún motivo debe ser confundida con la moral.

Post Scriptum

La posición de que el aborto es posible antes de las 12 semanas de embarazo tiene un fundamento débil: supone que algo biológico sucede repentínamente en un momento exacto convirtiendo al óvulo fecundado en ser humano, porque antes era un simple tejido equivalente a nada significativo. Peor aún, supone que el óvulo fecundado no tiene siquiera vida porque si la tuviera, ella sería por definición vida humana.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “No es Cuestión Legal”
  1. Jesús Humberto Carrillo Tarín Dijo:

    Don Eduardo,

    Estoy de acuerdo con usted en este tema y la manera en que lo plantea.

    Sin embargo, me causa confusión el último párrafo:

    “Si el aborto es un crimen, y creo que lo es, no es porque la ley establece que la vida comienza en la concepción, sino porque esa es la realidad y proviene de una moral que valúa a la vida humana. Lo que digo es que la discusión sobre el aborto no es una legal. Sí, la ley importa, pero ella por ningún motivo debe ser confundida con la moral”.

    Entiendo lo que pretende decir, pero parece dar a entender, por la redacción, tal vez, que la realidad del inicio de la vida humana procede de una moral que valúa la vida humana.

    Creo que la realidad de la vida humana y de su inicio no dependen de la moral que juzgue tal hecho ni a favor ni en contra. Creo que la moral y sus juicios son posteriores a todo hecho real. NOTA DEL EDITOR: buen punto y gran aclaracción.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras