Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
No Estamos en un Bar
Eduardo García Gaspar
12 febrero 2009
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La noticia fue reportada por todos los medios que vi. Consta de dos partes. En la primera, el personaje principal es Carlos Slim y sus declaraciones. Por ejemplo, Milenio encabezó la noticia con “Slim pinta un escenario negro… la crisis… provocará que el [PIB] se desplome… habrá desempleo como no se tiene noticia, quiebra de empresas de todos tamaños y locales comerciales vacíos…”

Y como ése, también el resto. Por ejemplo, La Jornada reportó, “El empresario Carlos Slim Helú dijo que, sin ‘ser catastrofista’, por efecto de la crisis mundial… se desplomará el (PIB), habrá desempleo, quiebras de empresas de todo tamaño y cierre de comercios…” Las declaraciones, debo decir, llaman la atención por la fuente de la que vienen, un hombre célebre, que los medios financieros siguen para repetir lo que sea que diga y haga.

Ahora viene la segunda parte de la noticia, la que reporta declaraciones oficiales del gobierno mexicano. Por ejemplo, El Universal reportó, “El secretario del Trabajo, Javier Lozano, criticó las declaraciones del empresario mexicano Carlos Slim después de que ayer dibujara un escenario complicado para el país… señaló que ni el Banco de México, Hacienda, analistas, la OCDE, ni otros organismos internacionales ‘están viendo un escenario tan grave’”.

Hacer pronósticos y considerarlos acertados es una acción inútil. Nadie tiene el poder de ver el futuro con exactitud. Nadie. Todo lo que puede hacerse es expresar opiniones que pueden ser más o menos razonables, pero no dejan de ser especulaciones que permiten ver la mentalidad de quienes las hacen.

En lo general, por lo que he visto de primera mano, los empresarios tienen una mentalidad más realista y poseen una tendencia a prepararse para el peor escenario. Puede pensarse en la primera impresión que son pesimistas, pero yo diría que no tanto, es más bien realismo. Pero debo señalartambién que la opinión pesimista les ayuda a obtener favores del gobierno y eso es un estímulo para esa actitud.

Del otro lado, los gobernantes tienen una mentalidad diferente. Se preocupan más por las percepciones de los ciudadanos que por otra cosa. Y por eso, los políticos que sí están en el poder reaccionan con vehemencia contra opiniones que pintan panoramas negativos. Afirman que están preparados para enfrentar cualquier crisis.

Pero los políticos que no están en el poder, reaccionan de otra manera: son aún más pesimistas y catastrofistas que los empresarios. Para ellos todo es negro, todas las medidas del gobierno son malas, o lentas o insuficientes. Grupo Reforma reportó que, “Legisladores del PRD y del PRI respaldaron ayer el pronóstico que hizo el empresario Carlos Slim sobre los impactos negativos de la crisis en la economía mexicana”. Afirman que las cosas están mal porque ellos no están en el poder y tratan de crear impresiones que les ayuden a llegar al poder en las siguientes elecciones.

Mi punto, que creo que bien vale una segunda opinión, es comprender que esas discusiones son irrelevantes, o al menos, que ocupan un tiempo que debía destinarse a acciones, no a discutir lo que el otro dijo.

Cuando varios amigos se reúnen en un bar y hablan de política, siempre hay discusiones. Todos opinan, explican toda la realidad y proponen medidas correctivas. Se quejan, dicen que los otros están equivocados y al final, se llega a nada. Esto está bien en un bar, al calor de unos tragos. Pero cuando eso mismo se hace en la política, algo hay malo.

Las discusiones deben centrarse en las acciones posibles y en explicarlas, justificándolas. Es una pérdida de tiempo armar una tormenta en un vaso de agua que los medios amplifican. Me decía una persona de muy conocedora de medios noticiosos que ellos tienen una tendencia a crear el escándalo del día: preguntar a un personaje qué es lo que piensa sobre lo que dijo otro personaje… sabiendo de antemano que estará en contra. Es eso de l’escandale du jour, que tanto atrae y que tantas planas produce.

La mala situación actual es demasiado importante como para dedicar tiempo a negar las opiniones que otro expresa sobre algo que nadie puede conocer de antemano. Creo que esto muestra un fenómeno político de importancia, el que hace que la autoridad ponga atención en el menos grave de los problemas, especialmente en aquellos que alteran su imagen.

Y esto es lo que preocupa, porque las decisiones de medidas para remediar la recesión y hacerla lo menos larga posible, estarán afectadas por lo que los gobernantes crean que afectará su imagen pública en las siguientes elecciones.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras