Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Socialdemócratas en México
Selección de ContraPeso.info
9 octubre 2009
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


ContraPeso.info presenta una idea de Federico Müggenburg. La idea central del escrito es señalar una realidad sobre la ideología de los partidos políticos en México. El texto apareció en Yoinfluyo.com, en julio de 2009.

El pasado 4 de marzo, al conmemorarse el LXXX aniversario de la creación del partido de los adictos a la revolución mexicana, actualmente bajo las siglas del PRI, en el discurso pronunciado por su presidenta nacional, doña Beatriz Paredes Rangel, afirmó categóricamente que:

“Avanzamos en nuestra XX Asamblea refrendando los valores de democracia y justicia social con una interpretación contemporánea, subrayando nuestra adscripción a la gran corriente socialdemócrata mundial”.

Hay que recordar que el anuncio previo de dicha adscripción a la social democracia durante a la XX Asamblea celebrada en Aguascalientes, fue realizado por Miguel Alemán Velasco, connotado empresario militante del PRI.

Durante el fin de semana del 18 y 19 de julio, el PRD resolvió promover su “refundación” durante un Congreso Nacional a celebrarse el 3, 4 y 5 de diciembre de este año.

Ahí se definió desaparecer el actual padrón de militantes e iniciar la “reafiliación y fotocredencialización” hacia un “partido-frente” según el modelo uruguayo, además de que, de acuerdo con la propuesta de René Arce (cuyo verdadero nombre es Óscar Nahum Círigo Vázquez, de la familia fundadora del EPR) “el PRD pase a ser socialdemócrata”, lo que ratificó la dirigencia partidista.

Esto significará que a partir de diciembre de este año, tendremos dos partidos socialdemócratas en México; además, ambos adheridos a la Internacional Socialista, entidad en la que Cuauhtémoc Cárdenas es uno de los Presidentes Honorarios y Beatriz Paredes Rangel, una de los nueve Vicepresidentes.

Con lo que resulta muy importante saber o entender qué es lo que esto significa desde el punto de vista de sus principios y proyectos, ya parecería entonces que si no son iguales, al menos son paralelos o concurrentes en los propósitos finales.

La Internacional Socialista es la heredera de la Segunda Internacional, convocada y fundada en París en 1889 por Federico Engels, al cumplirse el primer centenario de la toma de la Bastilla.

La primera internacional había sido fundada en Londres en 1864, por Carlos Marx, pero desapareció después de su muerte a causa de las peleas internas entre marxistas y anarquistas.

Dicha Segunda Internacional fue disuelta y refundada dos veces, ante los estallidos de la Primera y la Segunda Guerra Mundial, a causa de la incongruencia de los legisladores socialistas que en las reuniones de la “Internacional” votaban por la paz y en sus parlamentos nacionales lo hacían por la guerra. Además fue ferozmente perseguida por los leninistas que, en 1919, fundaron en Moscú la Tercera Internacional.

Uno de los artífices de la segunda refundación fue Willi Brandt, quien fuera Canciller de Alemania. Pasado algún tiempo y al surgir el “eurocomunismo”, que desenganchó a los partidos comunistas de Europa de la dependencia de Moscú, los partidos socialistas democráticos se deslizaron a la social democracia, abjurando del marxismo, manteniendo su identidad con la teorías de quien fuera su fundador, Federico Engels, pero sin hacer esto totalmente explícito.

Por ello, hoy se da, en forma cada vez más evidente, un “acomodo” de muchos partidos socialistas, de antiguo sello marxista, guevarista o incluso trotzquista, hacia la socialdemocracia.

Quienes no lo han hecho en forma explícita, como es el caso del Partido Socialista en Francia, padecen una fuerte crisis de identidad y aun de su posible existencia. Hoy daría la impresión de que, “ser o decirse” socialdemócrata es lo “políticamente correcto”, ya que se ubican en un espectro de “neutral comodidad” entre lo que se denomina el conflicto entre “Estado y mercado”.

La socialdemocracia es hoy una “síntesis dialéctica” entre los viejos criterios soviéticos y las posiciones del más ardiente capitalismo profesado en Wall Street. Es lo que en Inglaterra se bautizó como “tercera vía”, o en América Latina Felipe González divulgó como “socialismo descafeinado”, y hoy alcanza su expresión más promisoria en el “modelo” de José Luis Rodríguez Zapatero.

En estas posiciones que ahora incluyen un amplísimo espectro, lo mismo caben, Lula Da Silva y la señora Bachelet, los señores Kirchner, que Brown, integran un abanico que llega a incorporar a los llamados “partidos y personalidades progresistas”, como ha sido el caso de Bill Clinton y el mismo Barack Obama.

De ahí que resulta hoy muy “cómodo” ubicarse en esa posición, para no ser señalado o etiquetado como “conservador o derechista” y pasar como “abierto, moderno, tolerante y pacífico”; es decir “políticamente correcto”.

Sin embargo, vale la pena recordar e insistir, que toda esta parafernalia implica el proyecto conocido como la “cultura de la muerte”, que atenta contra la vida, la familia y la educación, que son valores, principios e instituciones no negociables.

El caso más palpable del avance de esta demolición de la sociedad tradicional, fundada en los principios que fueron los del “Occidente cristiano”, es el caso de España, en donde la revolución cultural impulsada y promovida por Rodríguez Zapatero, está quebrando la unidad territorial, jurídica y cultural de España. Ya veremos qué connotación adquiere en México esta bicefalia partidista socialdemócrata.

Nota del Editor

Federico Müggenburg, en su estilo muy personal, hace una gran contribución al entendimiento de la situación política en México, claramente afectada por dos partidos con una mentalidad similar. La pregunta que sigue es la natural, ¿existe una contrapartida a la socialdemocracia? El PAN podría serlo, más como un recurso de la imaginación que como una realidad.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Socialdemócratas en México”
  1. René Cervera Dijo:

    Rercomiendo el libro de mi autoría “La democracía es una fiesta a la que estamos invitados todos” que es el producto de una conferencia tutulada democracía integral en Santiago de Chile.
    Quien esto escribe se identifica con la socialdemocracía desde 1976.
    René Cervera G





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras