Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Tamaño de Gobierno
Leonardo Girondella Mora
12 noviembre 2009
Sección: GOBIERNO, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


La determinación del gasto del gobierno federal mexicano es una buena ilustración de la dimensión que tiene la institución más poderosa de un país que no es excepción al resto —el presupuesto de egresos públicos es de 3 billones 179 mil millones. Enrique Quintana, un columnista, (Grupo Reforma, 3 noviembre 2009), le puso significado a esa cantidad:

• El mayor de toda la historia mexicana.

• 4% superior al de 2009 y 1.3% superior al de 2008 —en precios constantes.

• 24.8% del PIB —una cuarta parte de lo que se produce en el país.

• 8 mil 701 millones gastados cada día del año.

• 362 millones cada hora.

Quiero añadir otra manera de ver esto —la cifra que se necesita tener invertida para generar 3 billones en intereses, por ejemplo, a una tasa de 5% de interés anual. Esa cifra es 60 billones de pesos, unos 4.5 billones de dólares, mucho más que los más ricos del mundo, cuya fortuna individual anda por los 60 mil millones de dólares: 75 veces menos que el gobierno mexicano.

El tamaño del gobierno es pantagruélico —jamás en la historia del mundo han existido gobiernos de esos tamaños. No sólo tienen el monopolio del uso de la fuerza, sino que son las entidades financieras mayores del mundo —con una asignación arbitraria del gasto que hacen y que causa lo natural: una serie de grupos de clientes que pelean por rebanadas del gran pastel.

Es común la idea de creer, muy ingenuamente, que el gasto de gobierno es un gasto de beneficio social que funciona como un redistribuidor de ingresos que van de los ricos a los pobres —en realidad, si es un redistribuidor de ingresos que los lleva de los ciudadanos a la burocracia: el 80% del gasto público en México, según OCDE, va a manos de la burocracia.

Finalmente, también es común la idea de que las grandes empresas son las que dominan y explotan a la ciudadanía y que su poder es indebido, debiendo ser limitado por los gobiernos. Esa idea, sin embargo, es otra de gran ingenuidad —como entidad económica, el gobierno es la institución mexicana de mayor poder en el país.

Si alguien le teme a Telmex o a Cemex, o a otras de similar tamaño su posición privilegiada, tiene toda la razón —pero en su lista de instituciones con poder excesivo y privilegiado, el primer lugar debe ser ocupado por el gobierno federal, que es varias veces mayor que esas empresas.

Telmex en 2008, reportó ingresos por 124 mil millones —lo que el gobierno mexicano gasta cada dos semanas. Wall-Mart en México tiene ventas de 245 mil millones, Cemex de 243 mil. Son enanas comparadas con el gobierno mexicano.

Quien critica a las grandes empresas y teme a su gran poder, tiene razón, pero a su lita de temores y miedos, debe añadir en primer lugar a los gobiernos que son mucho más grandes y poderosos que la mayor de las empresas.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras