Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Tiranía Desapercibida
Eduardo García Gaspar
26 junio 2009
Sección: LIBERTAD CULTURAL, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: , , ,


La noticia fue de la semana pasada. Se reportó que el presidente Chávez cerrará escuelas privadas que no enseñen los “lineamientos socialistas” de su gobierno. La autoridad vigilará que esos colegios incluyan a esa ideología y de no hacerlo, serán cerrados o nacionalizados.

Se trata de “continuar la transformación de las viejas escuelas hacia escuelas bolivarianas”, en palabras de Chávez. Y agregó que, “La tesis de que el Estado no debe inmiscuirse en la educación es la tesis del capitalismo”.

Es, en apariencia, una reacción ante la supuesta campaña de terrorismo que las escuelas privadas realizan, esparciendo el rumor de que el gobierno de Chávez planea retirar la patria potestad de los padres y llevar a los hijos al gobierno.

Es una medida natural para Chávez. Tan lógica como el cerrar medios independientes, o el controlar al poder judicial y al legislativo. La implantación de su ideología requiere que él concentre el poder. La libertad educativa, al igual que la libertad de expresión, son enemigos de su plan personal.

Esa estrategia de acumulación de poder usa una táctica muy conocida, la invención de enemigos que pretenden atacar a su gobierno, lo que le permite tomar medidas extremas, que son las que necesita para sobrevivir.

Lo gracioso del asunto es que todavía exista alguien que piense que Venezuela es democrática, como el secretario general de la OEA, Miguel Angel Insulza.

Lo dramático del asunto no es que lo hecho en Venezuela, que es algo abierto y descarado, se perciba con preocupación lógica. Lo realmente dramático es que eso se hace en todas partes y es aplaudido por casi todos. El control de la educación de los niños por parte de los gobiernos recibe un nombre muy bonito, que es amado y exaltado, se llama Educación Pública.

Entre la educación pública que hacen los gobiernos de muchos países y lo que amenaza hacer Chávez hay una diferencia de grado, no de sustancia. Por ejemplo, en México la Secretaría de Educación Pública afirma que apoya estos valores: honestidad, responsabilidad, honradez, respeto, compromiso, integridad, liderazgo, actitud de servicio, disciplina, igualdad. La libertad no es mencionada.

La educación ética la determina el estado. Por ejemplo, en la sesión 65 de telesecundaria, tercer grado, materia de civismo y ética, los jóvenes aprenden que  las sociedades de convivencia son un:

“Acuerdo mediante el cual dos personas de igual o diferente sexo deciden vivir juntas, y adquieren derechos y obligaciones ante la ley. Este acuerdo dio pie en el Distrito Federal a que se legalizara la unión entre parejas homosexuales o entre amigos o personas que no son familiares de sangre. En adelante, éstos podrán heredarse mutuamente y su unión ser reconocida por la ley para recibir protección y seguridad en salud y pensiones”.

Es el gobierno de México quien educa sobre los valores. La asignatura en primaria se llama “Formación Cívica y Ética”. Sí, ética. Y entre sus propósitos está el reconocer “la importancia de la sexualidad en la vida de los seres humanos y su relación con la comunicación, el disfrute, el afecto, la reproducción y la salud”, esto es en sexto grado de primaria (Guía Articuladora de Materiales Educativos, Sexto Grado, p.110, PDF 3.4GB).

Donde también se dice que los alumnos de ese grado “analizarán los papeles tradicionales de género de nuestra cultura al reconocer diversas ideas y creencias sociales sobre la sexualidad y la reproduccción y que se han ido modificando a lo largo de la historia” (p.111).

Esa formación es una colección de lo políticamente correcto en los círculos académicos combinada con los clisés de las ONGs y la ONU, con cuestiones como la justicia de la distribución, el calentamiento global, vivir la sexualidad.

En pocas palabras, si a usted le preocupa lo que sucede en Venezuela con niños adoctrinados en el chavismo… no hay que ver tan lejos para encontrar que eso mismo sucede en la Educación Pública de cada país. Esto puede describirse con sencillez: la educación moral es ahora impartida por el gobierno.

Es una manera de adoctrinar y es una acumulación de poder en el gobierno. Un buen gobierno es el que tiene poderes divididos, para evitar que abuse del poder. Separar a la moral del gobierno es central. Pero la Educación Pública ha facilitado convertir al gobierno en la autoridad moral.

Lo hecho en Venezuela causa noticias alarmantes. Lo hecho en otros países, es igual, pero pasa desapercibido y recibe cantidades millonarias para financiarlo.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Tiranía Desapercibida”
  1. Liborio Dijo:

    Creo que hay que salvar distancias, en Mexico el presidente no amenaza con cerrar escuelas privadas si no enseña en ellas el programa educativo gubernamental, en Mexico el presidente no intenta, hasta hoy, modificar la constitucion para perpetuarse en el poder, ni tampoco amenaza con cerrar cadenas de TV o prensa por expresar diferencias u oponerse y criticar los programas de gobierno. No creo que sean comparables con otros paises las ambiciones de poder de un tirano, a no ser con Cuba, Iran, Corea y algunos otros que aparecen hoy en el horizonte.

  2. Comentador ContraPeso.info Dijo:

    Sobre el comentario de Liborio: buen punto en cuanto a las diferencias que existen entre esos regímenes totalitarios y el régimen de otros países que no lo son. Pero pierde de vista la similitud que creo que es lo que vale la pena en la columna: la educación pública, aún en las democracias, está a cargo del estado, quien se ha adjudicado el poder de enseñar ética… y eso es una violación de las libertades.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras