Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Cuervo de Colores
Eduardo García Gaspar
3 septiembre 2009
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión, Y FABULAS E HISTORIAS
Catalogado en: ,


Durante las elecciones políticas, pero especialmente después de ellas, los gobernantes sufren transformaciones que puede reconocer un ciudadano con sentido común. Recuerda la historia, o mejor dicho, la flábula de Esopo que cuenta lo que una vez aconteció entre los animales.

Un cierto día, como parte de sus deberes, el dios Júpiter recordó que no había aún nombrado al rey de los pájaros y que debía hacerlo, pues ellos se encontraban en un estado muy grande de desorden y excitación. Fue así que llamó a todos los pájaros de los bosques y, en una reunión muy formal, les dijo que al día siguiente seleccionaría al rey de las aves.

La noticia causó una gran conmoción entre todas las aves. Y se escucharon grandes griteríos entre patos, ocas, cuervos, cigüeñas, flamencos, canarios, gaviotas, palomas, grullas y todas las demás, las que se preguntan cómo seleccionaría de entre ellas al nuevo rey. Atento a la inquietud presentada, Júpiter dijo que escogería a la de más bello plumaje.

La noticia alegró a ciertos patos, tucanes y loros. Pero entristeció a muchos otros, especialmente a un cuervo que se sabía feo y con muy escaso atractivo. Así era físicamente, pero no le faltaba ingenio y ambición, ya que era de temperamento insaciable y dominaba como nadie la intriga.

Con enorme astucia, maestro además del arte de la retórica como nadie más y lleno de sagacidad, el cuervo comenzó una serie de conversaciones con cada una de las aves de más colorido y bello plumaje, a las que convenció de regalarle una sola de las plumas de cada una de ellas. Convenció a pavorreales, faisanes, pericos y muchas más de darle un donativo por compasión: esa pluma de cada uno.

Y, en asociación con una cacatúa, pudo añadirse todas las plumas recolectadas en un suntuoso traje que su socia cosió a toda prisa, antes de que llegara la nueva reunión con Júpiter. Así fue que llegó el nuevo día y Júpiter de nuevo bajo del Olimpo y llamó a todas las aves, quienes llegaron de inmediato.

El último en llegar fue el cuervo, quien pasó por en medio de sus congéneres luciendo en verdad un plumaje espectacular que a todos llamó la atención. Viéndolo, Júpiter quedó muy impresionado, tanto que de inmediato lo nombró rey de las aves y le pidió que hablara a sus nuevos súbditos. Lo hizo con tal locuacidad y poder de convencimiento que al terminar su discurso fue aplaudido (de pie por supuesto, como todas las aves lo hacen).

Esta es la manera en la que el cuervo fue elegido rey de las aves, en medio de la aprobación de todos, que loo votoreaban incansablemente. Y así pasaron los días pasaron y las semanas y los meses… y el plumaje del cuervo comenzó a sufrir los estragos del tiempo. Aunque la cacatúa que había sido nombrada virrey, se apresuraba a repararlo lo mejor que podía, ya no tenía ese plumaje el esplendor de antaño. Se veían ya remiendos y composturas. Unas plumas habían sido sustituidas por otras.

Y poco a poco, el cuervo comenzó a ser visto en su estado original, una ave poco atractiva. Una tarea a la que ayudaron muchas de las aves, pues cuando el cuervo se acercaba a ellas con arrogancia, le arrancaban plumas de su traje, dejando ver poco a poco la realidad. Al final las aves se dieron cuenta de quién era realmente el su rey, un simple cuervo que aún quería sostenerse en su puesto merced a su retórica.

Me imagino que la moraleja de la historia de Esopo es fácil de entender: las apariencias engañan, pero tarde o temprano podemos ver la realidad de las personas. Esto es especialmente cierto entre los gobernantes. Durante el tiempo en el que duran las elecciones, ellos se preocupan por crear las más agradables impresiones.

Pero cuando llegan a las posiciones que tanto ambicionaban, poco a poco sin quererlo comienzan a mostrarse como lo que realmente son y la mayoría de las veces no son agradables.

Hay otra moraleja en esta historia, a la que he modificado para hacerla más clara, y es que la gente común está muy expuesta a sucumbir a los engaños del gobernante cuando es candidato, pero a la larga esa gente común tiene la suficiente malicia como para ver al cuervo que quiso engañarlos.

El papel de la cacatúa tiene también su razón: representa a todos aquellos que se benefician del poder adquirido por ese a quien sirven, tratando de esconder sus errores y fallas. Estoy seguro de que el lector encontrará más de dos historias reales que se parecen a esta fábula.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


No hay comentarios en “Un Cuervo de Colores”
  1. Corina Dijo:

    Como que nos recuerda a alguien que gano las elecciones en Estados Unidos, con su gran retorica y carisma, solo para enseñar mas tarde lo que realmente es, solo que sigue queriendo engañar, con su retorica, y ahora aun a los niños y jovenes, esperemos que los padres se den cuenta a tiempo, y no permitan ir ese dia a sus niños y jovenes a la escuela. NOTA DEL EDITOR: ésta es una de las posibles cosas a recordar, pero allí están todos los políticos, casi sin excepción.

  2. Corina Matus. Dijo:

    No estoy de acuerdo con el Editor pues el Presidente Bush, siempre tuvo la misma cara, solo que esto no les gusto a los liberales y los medios de comunicacion, que abundan en el Pais tambien liberales lo atacaron y lo siguen atacando dia y noche tal como lo estan haciendo con la Sra. Sarah Palin. Pero el ´Presidente Bush fue un Presidente integro, y un hombre de bien, claro con sus errores como todo hombre, pero el sólo queria el bien de su Pais. NOTA DEL EDITOR: la palabra liberales en esta opinión no significa liberales en el sentido clásico, sino que hace referencia a los socialistas-progresistas.

  3. droctavio Dijo:

    El ícono del cuervo emplumado con plumas ajenas es también una buena comparación con lo que hace el político en campaña, tratar de dar gusto a todos, para cuando esta en el poder darse gusto él solamente.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras