Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Al Diablo con la Lógica
Eduardo García Gaspar
20 julio 2010
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: , , ,


Fue un tesoro encontrar a la persona. Tesoro por ser ella una colección notable de clisés y frases hechas. Fue tal la cantidad de cosas que salieron de su boca que es imposible recordarlas. La lista que sigue es parcial.

Examino esos clisés por una razón. La mente se ejercita de esta manera y resulta una diversión grande hacerlo. Dijo que

“ya que cada día existen menos personas altruistas, es necesario que los gobiernos entren a resolver el problema de la caridad mediante sistemas democráticos sustentados en un diálogo productivo multicultural que permita consensos y disensos que respeten la diversidad”.

Si usted me dice qué quiso decir la persona, le agradecería que me lo explicara. Todo lo que puedo señalar es que si hay menos personas altruistas ahora que antes, eso puede ser probado con evidencias que lo comprueben o no. El resto es rollo verbal incomprensible. Es como Cantinflas hablando de política o sociología. Dijo otras cosas, por ejemplo que

“las obras de arte, para que realmente lo sean, deben de carecer de toda utilidad práctica y ser vehículos de dinámicas sociales que den voz al pueblo mediante el trabajo del artista permitiendo un diálogo colectivo y plural de perspectivas culturales”.

No me diga que no suena bonito. Tiene muchas de las palabras sagradas de la actualidad, ordenadas de tal manera que la nada se convierte en motivo de aplauso. Frases como esas tienen la gran cualidad de ser interpretadas como a cada uno le plazca, dando la apariencia de que su autor ha sido profundo. Dijo también que

“teniendo cada persona sus propios valores, ellas se agrupan en colectividades coherentes destinadas a lograr metas socioafectivas con valor social, como la separación de elementos orgánicos de la basura, siempre como producto de perspectivas ideológicas cambiantes e informadas”.

No cabe duda de que la persona era fascinante. En este caso mandó al diablo a toda norma moral, incluso las suyas, pero no cabe duda de que lo hizo con habilidad suprema. Pero la cosa no se detuvo allí. Dijo que,

“en nuestros días deben reconocerse que por medio de la diversidad se ha podido lograr la pluralidad y así ha sido posible la aceptación pluriétnica responsable que tiene como origen bases multiculturales y pluriculturales que no llevan a conflictos estructurales, sino a posibilidades de debate social corresponsable”.

No bromeo, la cita es prácticamente textual. Ignoro hasta qué punto este tipo de frases sean comunes, pero me aterraría que lo fueran. Son ejemplos de la victoria de la forma sobre el fondo, de lo superfluo sobre el contenido.

A los jóvenes que había, les dijo

“la construcción de mecanismos de decisiones colectivas reflexionadas y asertivas, dentro de su propia conciencia, independiente de intereses individualistas, es igual a la construcción de la democracia como forma de vida, la que debe llevarse a todos los terrenos sociales, ajenos a todo mercantilismo e interés personal ajeno al grupal”.

No sé que pensaron los jóvenes que escucharon eso. Quizá no entendieron nada, como yo, lo que habría sido afortunado. Y siguió hablando de la misma manera, usando esas palabras sagradas: pluralidad, multiculturalidad, interculturalidad y demás, con la idea de resaltar valores como tolerancia, respeto y similares siempre agregando el calificativo mágico: “social”.

Por mi parte, debo decir que quedé maravillado ante la posibilidad de mandar al diablo a la lógica y cubrir ese faltante con palabras nuevas o redefinidas, las que siempre hablan de agregados sociales: pueblo, colectividad, comunidad, sociedad. La verdad es que hay otro enfoque más simple y que necesita menos palabras.

Todas esas palabrejas nuevas están de sobra. ¿Para qué usarlas y adjudicarlas a grupos y colectividades, si cada persona cuenta ya con principios que llevan muchos siglos? Tome usted a los Diez Mandamientos y aplique la idea general de tratar al prójimo como a uno mismo.

Nada más ese mandamiento abarca a todas esas palabras de tolerancia, respeto, interculturalidad y demás. No había necesidad de inventarlas. Con decir que se debe amar al prójimo, y que es deber personal hacerlo, el resto sobra y ya no hay necesidad de tener frases incomprensibles que quiere ver agregados y no personas individuales.

La persona mandó al diablo a la lógica, pero también a cada ser humano en lo individual.

Post Scriptum

Un amigo me ha dicho que la popularidad de palabras políticamente correctas, como eso de multiculturalidad, se debe en buena parte a la necesidad que crea un vacío: el querer sustituir a las religiones y sus mandatos morales crea ese vacío moral que debe ser llenado con otros mandatos, los que sean y que en buena parte dicen con otras palabras lo mismo que las religiones pero en órdenes colectivas que toman a la ONU como una especie de Vaticano, en el que no existen escrituras sagradas sino declaraciones votadas.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Al Diablo con la Lógica”
  1. Ruben Rodriguez Dijo:

    Increíble que esto se dé en un foro. Al inicio creí que el autor mencionaba citas de una conversación sostenida con la persona mencionada, pero ahora me doy cuenta que a dicha persona le otorgaron la oportunidad de hablar en público. Muy mal y triste el que este tipo de personas (o por lo menos este tipo de ideas) sean las que se dan a notar en el ambiente "cultural" actual.

  2. Roberto Vásquez Dijo:

    Pero igualmente es algo positivo que siempre existan quienes se dan cuenta de este fraude, aunque sean o seamos los pocos. El artículo y la narración de este personaje me recordó, en considerable medida, a los villanos’ de las obras de Ayn Rand, con la diferencia de que estos son en ficción’ y la narración es en la realidad’. Son el tipo de personas con las que debemos lidiar…





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras