Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Causa Flexible
Leonardo Girondella Mora
11 mayo 2010
Sección: FALSEDADES, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Una falacia que llama la atención es la del uso de una misma causa para explicar dos fenómenos opuestos —la que ilustro con el ejemplo siguiente:

• Los países poderosos desvían las trayectorias de los huracanes para evitar que peguen en sus costas y causen daños; y esos huracanes dañan a países pobres.

• Los países poderosos desvían trayectorias de los huracanes para hacer que a ellos llegue el agua y los beneficie; y esos huracanes ya no llevan agua a países pobres.

La causa del desvío de huracanes es establecida de manera implícita: el los países poderosos poseen la tecnología para desviar huracanes, la usan de manera secreta y lo hacen en su provecho con el efecto lateral de dañar a países pobres. Y esa causa —la tecnología de los poderosos para desviar huracanes— es usada para explicar dos efectos opuestos.

En un caso, el huracán es alejado de los países poderosos para eludir los daños que causa. El huracán Katrina, por ejemplo, de acuerdo con esto, fue una falla de la tecnología y debería haber sido desviado a México o al Atlántico.

Pero en el otro caso, el huracán es atraído a los países poderosos para tener un aumento de agua en el país. En esta situación, Katrina fue un acierto de la tecnología pues llevó enormes cantidades de agua a un país poderoso, pero no a otros.

La forma de razonar es errónea  por varias razones —pero la central es el usar una misma causa para dar razón de dos sucesos antagónicos entre sí: el poder de ciertos países es usado tanto para atraer como para alejar huracanes. Y, adicionalmente, supone la existencia de una tecnología muy avanzada cuya existencia no es probada.

Ike en 2008, Katrina en 2005, Andrew en 1992 podrían ser ejemplos específicos de fracasos de la explicación que propone desviar huracanes, en este caso de EEUU —pero al mismo tiempo serían casos exitosos de atracción de huracanes para abastecer presas.

A lo que puede añadirse una consideración adicional: ¿no sería más barata otra manera de atraer agua que desviar a Andrew a tierra y sufrir daños por unos 40,000 millones? En el caso de Katrina, atraer el agua tuvo un costo del doble de esa cifra. No le veo mucho sentido.

Otro caso de una misma causa que se usa para explicar dos fenómenos opuestos es la genética que al mismo tiempo puede ayudar a explicar la fidelidad conyugal de ambas partes para cuidar y preservar a la especie humana, cuyas crías tienen un período muy prolongado de maduración.

Pero, también la genética para la preservación de la especie humana puede ser usada para explicar la infidelidad del hombre: busca hembras por todas partes para tener descendientes numerosos.

Lo que he explorado es una manera demasiado común de cometer un error de lógica y que consiste en tomar una causa lo suficientemente flexible como para explicar consecuencias que son contradictorias entre sí —una manera que desafortunadamente es común entre muchos.

La raíz del error se encuentra en el uso de una causa lo suficientemente flexible como para servir a la explicación que más acomoda a la persona —ignorando toda evidencia opuesta.

Cierta vez un académico explicó genéticamente la razón por la que los hombres adaptan su apariencia física usando gorras de béisbol con la visera hacia el frente —es una manera de atraer al sexo opuesto con apariencia llamativa, lo que les da más altura y tiene significados fálicos. El problema ahora es explicar por genética la moda de la visera hacia atrás y, por supuesto, el no uso de gorras.

Termino con unas breves sugerencias que creo de utilidad al enfrentar estas explicaciones sustentadas en una causa acomodaticia:

• Examinar el conocimiento abierto, es decir, la información conocida sobre, por ejemplo, la existencia de una tecnología de desvío de huracanes con trayectoria intencional. Los servicios de pronósticos de tiempo que trazan trayectorias tentativas de huracanes podrían mencionarlas en sus transmisiones.

• Examinar explicaciones más simples, es decir, aplicar el principio de Ockham y su navaja.

• Examinar realidades conocidas que apoyen o contradigan la explicación —por ejemplo, Katrina como una instancia de recolección de agua para un país. O bien la existencia de países poderosos que no sufren huracanes.

• Finalmente, examinar la adaptabilidad de la causa para explicar un fenómeno opuesto al que se intenta explicar.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


1 comentario en “Causa Flexible”
  1. felix regino Dijo:

    mientras no se demuestre lo contrario puede ser que efectivamente los paises ricos si desvien a favor o en contra huracanes hay un documental de que como desviar huracanes no recuerdo donde lo vi si fue en discovery chanel o national geografic





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras