Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
De Una Conclusión a Otra
Leonardo Girondella Mora
22 diciembre 2010
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Existe la idea de que lo que los humanos aprenden proviene únicamente de la información sensible —la que se percibe por los sentidos.

No tiene lo anterior una mala apariencia y hasta podría decirse que es cierto, excepto por un problema interesante.

Claramente los humanos aprenden de cierta manera y esa manera tendría que ser aprendida de los objetos externos también —lo que no tiene solución: nunca se podría aprender una forma de aprender que fuese externa al ser humano porque ello siempre requeriría una manera innata de conocer esa forma de conocer.

La conclusión es la obligada: dentro de la mente humana existen de manera innata maneras de aprender, de interpretar lo que se ve y siente en el mundo.

Un ejemplo de esto es la habilidad de encontrar relaciones causales entre sucesos —como el beber que es causa del dejar de sentir sed, o el hambre que desaparece al comer.

En la misma naturaleza humana, innata en ella, existe una habilidad para pensar —la que indica que existe algo raro en una pregunta como “¿ha dejado usted de golpear a sus alumnos?”

Es algo en la mente humana eso que intuye las consecuencias y el significado de las dos posibles repuestas a esa pregunta.

En la misma esencia humana existe esa capacidad de razonar y de entender, lo que hace posible encontrar relaciones causales entre eventos y actos, lo que a su vez permite tomar decisiones y actuar de acuerdo con ellas.

La conclusión de esto es directa: la capacidad de razonar no tiene sentido si no se puede actuar.

La otra forma de ver esto es ver que si la razón es esencial en los humanos, también lo es la libertad —un ser que puede pensar por naturaleza también debe ser libre por naturaleza, lo que lleva a otra conclusión razonable: lo que impida el pensar humano y su libertad va en contra de la naturaleza humana.

Si alguien pone en cadenas a un ser humano le quita la libertad dejándole su habilidad para razonar. Si alguien causa un daño cerebral a otro le quita su poder para razonar dejándole su libertad. En ambas instancias se tienen daños a la naturaleza humana y por eso, tales acciones se consideran malas.

• Si se sustituyen las cadenas con otro objeto que tenga el mismo resultado de quitar la libertad, el resultado es el mismo: un ataque a la esencia humana.

Los sustitutos de las cadenas son muy variados: la expropiación de empresas en Venezuela, el no poder abrir compañías en Cuba, el no poder extraer petróleo en México, el pagar demasiados impuestos en muchas partes.

• Si se sustituye el daño cerebral producido por un golpe en la cabeza, por ejemplo, con otros medios, el resultado es también el mismo: un ataque a la esencia humana.

Los sustitutos del golpe en la cabeza son muy diversos: el cierre de medios independientes en Venezuela, la educación doctrinaria de los niños en Cuba, la mala calidad de maestros sindicalizados en México.

La tesis que trato de exponer es directa: lo que ataque a la libertad y a la razón es un acto reprobable porque socava a la naturaleza humana.

Es un acto inmoral por eso mismo, lo que lleva a otra conclusión: los sistemas políticos pueden valorarse moralmente, siendo superiores los que respetan a la naturaleza humana e inferiores los que la atacan.

No hay escapatoria a esa conclusión: sí existen sistemas políticos moralmente superiores a otros y ellos son los que respetan a la naturaleza humana, que es libre y tiene capacidad de razonar. El que trate de encadenar a la libertad y el que trate de impedir el uso de la razón, ése será un sistema político inmoral.

Así llego a otra conclusión igual de lógica.

El lector puede ejercitar su mente de la manera siguiente: si él sostiene que los seres humanos tienen la capacidad de razonar y el derecho a ser libres deberá derivar de esas creencias los rasgos centrales del sistema político más deseable —con la obligación de ser congruente en sus ideas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras