Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Derechos Humanos: Conversación
Leonardo Girondella Mora
3 agosto 2010
Sección: DERECHOS, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Intercambio de opiniones con un profesor

El siguiente es el reporte resumido de un intercambio de opiniones sobre los derechos humanos —durante una conversación con un profesor de nivel universitario, en la que se muestran dos posiciones distintas sobre el tema.

Girondella: ¿Podría dar una definición de derechos humanos?

Profesor: Son principios en los que se enuncia como justo lo que todo ser humano debe exigir. Son irrenunciables y universales. No pueden tampoco ser anulados.

Girondella: Por favor aclare eso de exigir. Yo podría exigir ahora una copa de vino caro a usted, y no creo que eso sea un derecho.

Profesor: Sí, se trata de exigencias sobre lo que es permitido hacer, pensar, decir y reclamar, de acuerdo con la naturaleza humana. Por ejemplo, el exigir que se pueda seguir una religión si uno lo desea, o ninguna.

Girondella: Insisto, lo de exigir hace ruido. Usted podría exigir que le paguen más sueldo en su universidad y de acuerdo con su definición, estaría usted en su derecho. Pero la universidad estaría en su derecho a exigirle a usted trabajar gratis. Eso es si todo fuera una cuestión de exigir.

Profesor: Efectivamente. Los derechos se formaron a través de la historia y ellos sirven para garantizar una convivencia armónica que respeta la dignidad humana, sin que importe nuestra raza, religión, ideas, costumbres, cultura y demás.

Girondella: Me ha contestado indirectamente. Supongo que según usted los derechos deben ser armonizados entre las personas. ¿Es correcto?

Profesor: Sí y esos derechos son expresiones de las exigencias del ser humano, las que han madurado en el tiempo, para ser entendidas como la realización de la garantía de mejores condiciones de vida.

Girondella: Por favor, defina mejores condiciones de vida.

Profesor: Se refieren a las condiciones sociales de un mejor estándar de vida, como el derecho a casa, vestido, alimentación, educación, empleo.

Girondella: Por lo dicho, los derechos humanos son exigencias de una vida material mejor. ¿Es correcto?

Profesor: Sí, son reclamos que deben realizarse. Todos tienen derecho al empleo, por ejemplo. Pero también a expresar sus opiniones.

Girondella: Si alguien quiere expresar su opinión, su derecho a hacerlo obliga al resto a no impedirlo. Eso es comprensible. Pero el derecho al empleo, ¿significa que es posible exigir a otros que le den un trabajo? Son dos cosas distintas.

Profesor: Tiene razón. Para expresar una opinión debe exigirse a otros no interferir y dejar libre a la persona para que hable de lo que quiera. Pero el derecho al empleo es un avance y es ya un derecho de otra generación que debe ser satisfecho por medio de políticas gubernamentales.

Girondella: Entiendo que se necesita intervención gubernamental para la libertad de expresión, donde el gobierno impide o castiga a los que la impiden. Pero no entiendo cómo satisfacer un derecho al empleo. Podría el gobierno hacer respetar la libertad de trabajo, para que la gente se dedique a lo que quiera, mientras sea legal. Pero no me imagino de qué otra manera puede satisfacerse una exigencia de empleo.

Profesor: Es una cuestión de avance social, que hace al gobierno garantizar empleos y cumplir con ese derecho.

Girondella: Sigo sin entender. ¿Tiene una persona el derecho de exigirle un empleo a la universidad donde usted trabaja? ¿Puede alguien presentarse en una oficina de gobierno y reclamar un empleo?

Profesor: El derecho al trabajo o al empleo es un ideal social congruente con la naturaleza humana y el Estado debe ser respetuoso de ese derecho hasta lograr que todos tengan un empleo bien pagado y que permita la total realización personal y social. Sin la participación del Estado los derechos no pueden implantarse.

Girondella: No ha contestado mi duda, pero cambio de tema. ¿Cuál es el origen de los derechos humanos? Me refiero a eso que los justifica.

Profesor: Los derechos humanos son declaraciones de un ideal común humano y que han sido hechas desde hace tiempo, por ejemplo con la Declaración de los Derechos del Ciudadano, en Francia y, más recientemente a mediados del siglo pasado en la ONU, a los que se han añadido nuevos derechos llamados de otra generación.

Girondella: ¿Es lo que dice la ONU la última palabra o hay otras bases?

Profesor: Existen también otros organismos que trabajan en la elaboración de derechos, Por ejemplo, ONGs que luchan por la ampliación de los derechos humanos y ellos se discuten en reuniones de expertos, para posteriormente hacer declaraciones más formales. Hablo de derechos sexuales, de derechos económicos, étnicos, culturales.

Girondella: Lo pongo de otra manera, ¿en qué se basa la ONU y los demás para saber si algo es o no un derecho?

Profesor: Bueno, los expertos intervienen al igual que las luchas de activistas sociales y así se van creando derechos que tienen como objetivo un código de ética que determine lo bueno y lo malo, de lo que se deduce que es bueno que las personas tengan un seguro de desempleo, o el derecho a la diversión.

Girondella: ¿Consideran a la naturaleza humana? Me refiero a nociones de derecho natural al estilo de Tomás de Aquino y otros similares. ¿O es todo un producto de expertos y activistas?

Profesor: Bueno, se trata de permaneces aislados de influencias religiosas de todo tipo y respetando el laicismo, declarar derechos de manera racional…

Girondella: ¿Quiere usted decir que Aquino no escribió de manera racional?

Profesor: Bueno, no, pero lo que quiero decir es que a los derechos humanos se llega por el consenso de expertos de organismos supranacionales. Y sobre esos consensos que influye en los gobiernos para que hagan respetar esos derechos humanos de nueva generación.

Girondella: Usted dijo que de los derechos humanos se origina una ética que determina lo bueno y lo malo. ¿Es cierto?

Profesor: Sí, eso dije, de los derechos se concluyen normas éticas y preceptos legales.

Girondella: También dijo que los derechos humanos son declarados por la ONU y otros organismos y ONGs. ¿Es cierto?

Profesor: Sí, esas organizaciones, sus expertos y luchadores sociales se esfuerzan por ampliar los derechos humanos y hacerlos realidad mediante la intervención de los Estados.

Girondella: Entonces, ¿debe concluirse que la ética universal, la que obliga a todos los seres humanos, está determinada por lo que dice la ONU y sus similares, como Greenpeace?

Profesor: Sí, en última instancia es así, lo que permite tener una ética universal más democrática y consensada, que dé un respaldo a la participación estatal y su intervención en la vida de las personas para lograr realidad esas exigencias de un mejor estándar de vida.

Girondella: Gracias por responder a mis inquietudes.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras