Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Diferencias entre Países
Eduardo García Gaspar
24 febrero 2010
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Es una de las variables económicas más interesantes: la llamada IED, inversión extranjera directa. Datos de un banco mexicano dan información sobre América Latina (Ixe, 18 febrero 2010).

En los últimos 40 años esa inversión ha aumentado 130 veces. Es un indicativo de la globalización. La IED es, en palabras simples, el movimiento de capital de un país a otro para su inversión en empresas de diversos tipos. Esa inversión, por tanto, amplía al capital total del país receptor.

Igual que usted o yo, ese capital busca oportunidades que son, al final de cuentas, el resultado de la valuación de riesgos contra rendimiento. Ya que la IED es una inversión de largo plazo, en ella pesan mucho los riesgos percibidos del país. Es, de cierta manera, un termómetro de la estabilidad del país, de la confianza que se le tiene en el plazo largo.

Esa información de Ixe señala que los flujos mundiales de la IED, disminuyeron casi 40% el año pasado. La explicación: la crisis económica, una variable que afecta a todos por igual. Pero aún así, entre los países hay diferencias, unos con mayores caídas de IED que otros. En el reporte se dice,

“En México, el traslado de los efectos de la crisis económica a la recepción de IED fue inmediato, reflejándose en fuertes caídas desde 2008.  En cambio, el resto de economías latinoamericanas… observaron incrementos sustanciales… e incluso alcanzaron máximos históricos, como en el caso de Brasil…  A partir de 2009, el impacto se dio de manera  más generalizada en las economías latinoamericanas… pero para México la pérdida acumulada será mayor que para el resto de los países de la región…”

Siendo curiosos, la tentación es ahora irresistible. ¿Qué es lo que produce esa diferencia entre Brasil y México? La situación general mundial es la misma, pero uno se ve afectado mucho y el otro no. Y, por supuesto, la explicación debe usar variables múltiples.

Una de ellas es el ciclo económico: el de México y el de EEUU se mueven más o menos igual, lo que hace que México se vea afectado con mayor intensidad en lo malo y en lo bueno que le suceda a EEUU. La conclusión es directa: los mexicanos deben poner más atención en lo que sucede en ese país y, por ejemplo, el terrible déficit de su gobierno. No son buenas noticias.

Muy bien, esas son variables externas y sobre ellas existe poco dominio. Pero puede haber también causas internas, que son responsabilidad interior: políticas económicas gubernamentales. Debemos suponer que donde la IED creció, los capitales percibieron condiciones mejores de estabilidad y confianza, buenas políticas para la inversión. Y lo opuesto en donde esa inversión decreció. El reporte citado lo explica con sutileza,

“… la crisis hizo más evidente que la debilidad estructural de México ha ocasionado que el país pierda posiciones como receptor de IED…   México tiene que recuperar el atractivo como destino de inversión a través de cambios estructurales… Brasil, se encuentra quizá en el mejor momento de su historia, debido a los cambios llevados a cabo en los últimos años y que le han permitido allegarse de fuertes sumas de recursos, sobre todo en la industria petrolera…”

No es algo complicado de entender. Hay algo que Brasil ha hecho y que no se ha hecho en México. Ese algo es una variable general que ha afectado la cantidad de IED que llega a cada país. Más aún se trata de algo que es interno, que puede hacerse en el país. Es algo posible y vital porque del capital depende la creación de empleos y la elevación de la productividad, que es la que eleva ingresos.

Ese algo tiene un nombre general, el de cambios o reformas estructurales. Son, al final de cuentas, la modernización del país en lo que se refiere a las instituciones y reglas. Un ejemplo en México: la ley laboral y sus colaterales corresponden a circunstancias de cuando el país era una economía cerrada y rígida en la que existen monopolios gigantes. Su sistema educativo, además, está enfocado a servir al sindicato, no al alumno.

La lección final es muy clara. El pobre desempeño mexicano tiene en buena medida una causa interna general que es posible cambiar. No se depende de extranjero para hacerlo. Esa es la buena noticia. La mala noticia es que a las reformas se opondrán grupos poderosos que no quieren perder sus rentas actuales.

Post Scriptum

Según el mismo banco:

El Producto Interno Bruto (PIB) de México registró una contracción anual de 2.3% al cuarto trimestre de 2009, mejor a nuestro estimado (-2.7%) y a lo esperado por el mercado (-2.8%). Ésta es la menor caída en todo 2009, mientras que la tendencia de la variación anual continúa siendo ascendente. Por sector:

Sector Agropecuario: Las actividades primarias avanzaron 2.14% anual por la agricultura y ganadería. Este sector es el de menor peso para el PIB y, por tanto, sólo influye levemente en el resultado total. En todo 2009, este sector aumentó 1.83% respecto al nivel reportado en 2008.

Sector Industrial: Las actividades secundarias se redujeron 1.95% anual un dato previamente reportado. Dentro de este sector, la construcción tuvo la peor caída (-7.04%) y las manufacturas disminuyeron 1.42%. En cuanto a la minería, ésta  creció 1.45% y electricidad, gas y agua lo hizo 3.23%. En todo 2009, este sector disminuyó 7.24% respecto al nivel reportado en 2008

Sector Servicios: Las actividades terciarias mostraron un retroceso de 2.87% anual por caídas en comercio (-3.6%); servicios profesionales, científicos y técnicos (-8.8%); inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles (-2.6%); entre otros. El sector servicios es el de más peso en la economía (alrededor de 64%) y refleja buena parte del estado de la demanda interna. En todo 2009, este sector se redujo 6.80% respecto al nivel reportado en 2008

Con cifras desestacionalizadas, el PIB reportó un aumento trimestral de 2.03%, el segundo trimestre consecutivo con crecimiento, confirmando el fin de la recesión.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras