Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dijo lo Obvio y Erróneo
Eduardo García Gaspar
13 julio 2010
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Las cosas son más sencillas de lo que aparentan, como en el caso de un gobernante que en la radio afirmó que elevando el gasto de su gobierno la economía del país recibiría un impulso muy grande y el bienestar de todos se elevaría. Obviamente él quería que su gobierno tuviera más dinero para gastar.

La lógica de este gobernante es directa: si el gobierno gasta más, en la economía habrá más dinero y con más dinero se tendrán más inversiones y consumo, lo que impulsaría a la economía especialmente ahora en tiempos de estancamiento económico. El problema es que la lógica de ese gobernante es ilógica. No tiene sentido.

Piense usted en esto. Si lo que el gobernante dijo fuera cierto, el mejor de los mundos sería aquél en el que el gasto de gobierno no tuviera límites, lo que sabemos de sobra causa déficits y crisis futuras. Pero hay más. Piense usted en un caso simplificado, el de una economía en la que sólo hubiera tres personas.

En esa economía, una de las personas es el gobernante y las otras dos son ciudadanos comunes. Si el gobierno gasta más, lo que gaste tendría que venir de algún sitio, que es el bolsillo de esas dos personas. Es decir, el gasto gubernamental mayor sería igual a un gasto menor de los ciudadanos. En el mejor de los casos nada cambia. Todo queda igual en apariencia (aunque en verdad el gobierno ha gastado de manera diferente a cómo lo hubierann hecho esos dos ciudadanos).

Pero supongamos que uno de los dos ciudadanos trabaja y el otro no. El gobierno decide gastar con la idea de ayudar al ciudadano pobre, digamos dando un seguro de desempleo, o teniendo algún programa social de ayuda. En este caso, lo que recibe el ciudadano sin ingresos es lo que con impuestos se quitó al otro ciudadano. El gobernante sólo redistribuyó, no creó nada.

Podría decirse que el neto de esa redistribución es nulo: todo queda igual en los totales. Pero no es cierto, hay una pérdida neta. Parte de lo que se le quitó a la persona con ingresos se quedó con el gobernante (incluso en el caso de un gobernante totalmente honesto). Lo que recibe el ciudadano que no trabaja es menos de lo que se le quitó al ciudadano con ingresos.

La cosa empeora por otro fenómeno. Por un lado, el ciudadano que tiene ingresos padece ahora incentivos negativos a su esfuerzo y tenderá a trabajar menos. Por el otro lado, el ciudadano que no tiene ingresos tendrá pocos incentivos para trabajar y tener ingresos porque ya los recibe sin trabajar. A la larga, habrá una menor actividad económica.

Lo que dijo el gobernante en la radio, eso de que elevar el gasto gubernamental impulsa a la economía, no tiene sentido ni lógica. En realidad sucede lo opuesto: un mayor gasto de gobierno estanca a la economía. No es difícil entenderlo. Pero los gobiernos existen y cumplen con ciertas funciones necesarias, como la impartición de justicia y los servicios policiacos.

Esos servicios de mantenimiento del orden y cumplimiento de las leyes tienen un costo y resulta comprensible que deban ser pagados por la vía de impuestos. Es decir, el gobierno es un proveedor de servicios y cuanto más baratos y mejores sean esos servicios, mejor. El gobierno, sobre todo, no es un motor de la economía, sino un proveedor de condiciones de orden y estado de derecho.

Nada más que eso. Y sobre esas bases, los ciudadanos son los que hacen a la economía, los que la impulsan y hacen crecer. Con orden y respeto a la ley, fomentando libertades, es como la economía crecerá y no de otra manera. El decir que el gasto gubernamental impulsa a la economía es un absurdo.

El tema bien vale una segunda opinión en estos momentos de consecuencias de la crisis declarada a finales de 2008. La crisis fue consecuencia central de gasto de gobierno, en exceso, y medidas económicas miopes. La crisis no se remedia haciendo lo mismo que la produjo, lo que sólo la agravaría… y eso es precisamente lo que están haciendo en los EEUU.

Exactamente lo que también propone el gobernante de la radio y significa hacer lo mismo que llevó a problemas a Grecia, a España, a California en EEUU. Entiendo que los gobernantes no se distinguen por su capacidad de raciocinio y suelen proponer con gran frecuencia medidas opuestas a todo sentido común.

Lo que no alcanzo a comprender es que demasiados ciudadanos también crean que el gasto público impulsa a la economía y que es obligatorio en épocas de crisis. Si lo creen que entonces den todo su dinero al gobierno y al resto nos dejen con lo que ganamos trabajando.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Dijo lo Obvio y Erróneo”
  1. Corina Dijo:

    Felicidades por su articulo, por de ver tan claro lo que esta pasando en Estados Unidos, que durante años , en este Pais los llamados Progresistas han querido hacer y ahora con Obama lo estan consiguiendo,. Pero de que manera podriamos educar a nuestra gente del Pueblo Hispano que ven en Obam y demas del Congreso Democrata sus salvadoes, pues les han prometido esto mas ayuda Social, solo que el costo va a ser ese como el de el Estados de California y y Grecia en Europa, y si no se corrige esto en Estados Unidos y sigue adelante de un momento a otro habra un colapso terrible en la economia de Estados Unidos.
    Como se le hace ver al pueblo Hispano que lo que necesita es educarse y trabajar y no esperar que el Gobierno le solucione todos los problems,.Ustedes son personan con un gran sentido comun,por favorhagan que lleguen sus pensamientos a los Hispanos en Estaddos Unidos antes de las elecciones en Noviembre de este año, y gracias nuevamente por sus articulos tan acertados

  2. Alberto Dijo:

    Excelente aclaración, que a muchos no financieros les va a quedar más que claro.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras