Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dos Opiniones, Una Realidad
Leonardo Girondella Mora
25 marzo 2010
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


No tengo la fecha de la publicación original en el WSJ —fue, me parece, a principios de marzo, en una columna: Best of the Web, de James Taranto. Cuenta un hecho digno de exponer de manera esquemática:

• Paul Krugman, el célebre economista, en una de sus publicaciones, reporta Taranto, habla de la enorme brecha que separa a los Demócratas de los Republicanos en ese país, los que parecen vivir en mundos distintos. Un ejemplo de esa brecha es el de las opiniones sobre el seguro de desempleo.

Uno de los republicanos había afirmado que la ayuda al desempleo es un incentivo a permanecer desempleado, que esa ayuda al desempleo no crea nuevos empleos. Para Krugman, esa opinión del republicano es extraña, perteneciente a un mundo en el que él no vive. El mundo de Krugman es el de los demócratas, que sí es un mundo acorde con el de los libros de texto sobre economía. Eso dijo.

• En la segunda parte, lo que hace Taranto es lo lógico —va a un libro de texto de economía, uno llamado simplemente “Macroeconomics”. Y allí realiza un hallazgo importante. El texto dice que las políticas de gobierno que tienen como objetivo ayudar a los desempleados sí pueden crear desempleo estructural como un efecto colateral.

Más todavía, el libro dice otras cosas —que en Europa donde esas ayudas son más prolongadas y generosas eso ha colaborado a crear la “euroesclerosis”: alto desempleo persistente.

• Las dos partes anteriores llevan a la tercera —ese libro de texto contradice la opinión de Krugman y da la razón al republicano que habló de lo malo que puede tener la ayuda al desempleo. Pero lo más interesante es que los autores de ese libro de texto son dos —uno de ellos es el mismo Krugman, el otro es una mujer, Robin Wells, la esposa de Krugman. El lector puede sacar sus propias conclusiones sobre los dos mundos en los que parece cohabitar el famoso economista-columnista.

Revelar este tipo de sucesos —contradicciones en las posiciones personales— es una parte de la labor de los medios noticiosos y su objetivo de reportar lo que sucede. El lector reacciona ante esa información y puede tener reacciones variadas que examino a continuación.

El que está de acuerdo con Krugman y sus ideas de claro apoyo a los demócratas tenderá a ignorar la contradicción y quizá racionalizarla —es posible que piense que Krugman ha cambiado de opinión y corregido su error. El que está en desacuerdo con él tendrá una oportunidad placentera de crítica, pues la contradicción no es menor.

Me imagino que la mayoría de las reacciones de los lectores frente a la contradicción en la que el economista ha caído, sean esas dos —la de partidistas en un sentido o en otro. Sin embargo, lo importante es ver otra posible reacción, una que es mucho mejor.

En su opinión más reciente Krugman critica a quien ha expresado una opinión igual a otra anterior del mismo Krugman. Sí, es una contradicción y llama la atención porque viola un principio lógico básico: una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo. Una pared no puede ser toda verde y toda roja al mismo tiempo.

Puede ser verde o roja —o del algún otro color. O sea, hay una verdad posible de encontrar: se encuentra cuando la realidad coincide con la idea que de ella tenemos. En este caso, la ayuda al desempleo crea o no desempleo estructural. O lo hace o no lo hace y es posible conocer qué sucede.

La verdad puede ser encontrada —el medio más obvio es el de la evidencia empírica, como el de las cifras europeas de desempleo. Varios estudios y análisis pueden presentarse para dilucidar el tema y encontrar la realidad.

El otro medio menos obvio es el de la teoría —que va más allá de las evidencias empíricas: se trata de encontrar los principios que hacen que las ayudas al desempleo produzcan o no desempleo mayor. Es el terreno de los principios, de las explicaciones teóricas y no puede ser ignorado.

Mi tesis fue mostrar un caso muy notable de contradicción —dos opiniones distintas y contradictorias de una misma persona— para señalar que es un error quedarse en el plano de gozar ese error, si se es contrario a Krugman. El acierto será comprender que es posible encontrar la opinión que se ajusta a la realidad, a la verdad. Cualquiera que sea.

El suceso reportado por Taranto es muy valioso —muestra que hay una lógica innata que mueve a rechazar que al mismo tiempo sea cierta y falsa una afirmación. Para un relativista, las dos posiciones de Krugman son ciertas e igualmente válidas, pero eso es imposible y se comprende sin mucho meditarlo.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras