Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Haciendo lo Que Sea…
Leonardo Girondella Mora
7 abril 2010
Sección: SALUD, Sección: Análisis, SOCIALISMO
Catalogado en: ,


La reciente reforma de salud en los EEUU —una forma de estatización de la medicina—, produjo el siguiente diálogo con una persona que defendió esa reforma. Lo reproduzco en beneficio del entendimiento de dos puntos de vista opuestos.

Intervinimos dos personas —una de ellas un alto ejecutivo financiero, que se manifestó en favor de la reforma y yo, opuesto a ella.

Girondella: Gracias por aceptar conversar sobre la reciente reforma a la ley de salud, o mejor dicho al sistema de atención médica.

Ejecutivo: Al contrario, gracias. Debo decir que apoyo a la reforma de Obama.

Girondella: Explica, por favor, cómo entiendes que funcione ese sistema nacional de salud.

Ejecutivo: Cada país tiene sus leyes y ellas son distintas, pero en resumen la gente paga al gobierno en forma de impuestos a cambio de atención médica posterior. Es decir, el gobierno administra el sistema de salud. Las aseguradoras pueden dejar de existir en este sentido, pero depende de detalles, porque pueden ser obligadas a aceptar enfermos al mismo precio que sanos, o bien tener precios o primas controlados.

Girondella: Quiero entender bien esto. Dices que las personas no pagan primas a aseguradoras, sino más impuestos. Y si pagan primas son las que el gobierno establece. A cambio de esos impuestos o pagos recibes atención médica que te ha sido cobrada antes. ¿Cierto?

Ejecutivo: Sí, más o menos así. O el gobierno recibe impuestos y los usa para pagar atención médica, o controla los precios y condiciones de las primas de los seguros. Así se logra el gran objetivo de dar atención médica a toda la población.

Girondella: Entonces, ¿es correcto decir que el gobierno se convierte en el monopolio de servicios médicos? Después de todo, si se hace a través sólo de impuestos, como creo que es en Canadá, el gobierno actúa como una aseguradora: cobra impuestos que son primas de seguro para cubrir costos desconocidos de atención médica futura.

Ejecutivo: Es correcto. En el caso de que aún existan aseguradoras privadas en realidad ellas cobrarán y pagarán lo que el gobierno les ordene, con el objetivo de que nadie se quede sin seguro. Es un sistema mejor: tú le pagas al gobierno, ellos administran el dinero y tú ya no te preocupas de tus gastos médicos.

Girondella: Si ese sistema es tan bueno, entonces ¿por qué no se aplica en otros servicios y bienes? Tú le pagarías al gobierno por adelantado en impuestos, por ejemplo, servicios de cine y entrarías gratis todo el tiempo. Incluso podrías pagar más impuestos por la ropa que necesitas y luego ir a los comercios de gobierno y sacar de allí lo que necesitas sin tener que pagar porque ya pagaste antes.

Ejecutivo: ¡Es absurdo! En lo del cine, la gente iría más frecuentemente y en lo de la ropa sacaría de la tienda más de lo que necesita.

Girondella: ¿No crees que eso mismo hace la gente con la atención médica? Si tuviera que pagarla se cuidaría más de usarla cuando es realmente necesario, pero como es “gratis” y la han pagado entre todos…

Ejecutivo: Podría ser, pero hay que poner atención en que los proveedores reciben ingresos. Los médicos, las enfermeras, los hospitales, las clínicas. Todos ellos cobran por sus servicios porque ese pago está garantizado por el gobierno. En cambio, si quienes pagan son las personas ellas mismas o las aseguradoras privadas, bueno, pues no siempre pagan lo justo y a veces se van sin pagar.

Girondella: Por supuesto, los proveedores reciben su pago, pero el problema no es si hay personas que no pagan, sino quién hace el pago. Si lo hace alguien que no es el paciente, el proveedor no tendrá mucho interés en dar un servicio óptimo. El gobierno le pagará haga lo que haga. Te aseguro que el sistema de pagos influye en la calidad del servicio y tratándose de la salud es vital.

Ejecutivo: Pero es un sistema simple si se hace por medio del gobierno. Todo lo que tiene que hacer el paciente es ir a un hospital y ser atendido. No hay nada más que él tenga que hacer. Luego el doctor y el hospital cobran al gobierno. La vida es así más simple para el paciente.

Girondella: Es simple efectivamente, pero sólo en el sentido de que no tengo que llevar mi cartera al doctor y pagarle. Pero el costo se pagará de otras maneras no monetarias, como tiempos de espera, mala disponibilidad de equipos, llenado de demasiados formularios, todas esas cosas asociadas a monopolios sin bienes sustitutos.

Ejecutivo: Tienes razón, pero recuerda que se trata de incluir a todos los habitantes de un país y la mejor forma de hacerlo es por medio de ese monopolio de servicios de salud. En los EEUU había unos 40 millones de personas sin atención médica, aunque luego se vio que la cifra era menor, pero ahora estarán todos asegurados.

Girondella: Si en los EEUU hay, en números redondos, 300 millones y digamos 30 no tienen seguro, eso quiere decir que 270 millones lo tenían y recibían atención médica privada de calidad superior a la que ahora recibirán. Sacrificaron a unos en aras de otros. No debe ser.

Ejecutivo: Como dicen, se tienen que romper huevos para hacer un omelette.

Girondella: Pero como también dicen, no se ve dónde está el omelette, ni cómo se tendrá después.

Ejecutivo: Ya lo verás, bajo el sistema estatal de salud todos tendrán acceso a la salud como en Canada o en el Reino Unido, donde no les cuesta esa atención, ya la pagaron y recibirán toda la que necesitan

Girondella: Es cierto lo que dices, ya la pagaron y eso significa que no es gratuita. El dinero lo administra el gobierno, una institución muy ineficiente que no tiene incentivos para dar buen servicio. Dices que recibirán toda la atención que necesiten. No creo que sea posible, los recursos siguen siendo escasos.

Ejecutivo: No, los pacientes recibirán toda la atención que necesiten. Toda, de verdad.

Girondella: Es imposible que suceda. Los recursos son escasos siempre y entrarán en operación otros mecanismos de racionamiento de servicios de salud.

Ejecutivo: ¿Racionamiento? No, no puede ser, todos serán atendidos en todo lo que necesitan.

Girondella: Mira, en un sistema de mercados libres, el sistema de racionamiento de bienes lo establece el precio de cada bien. Las cosas son compradas por quien paga el precio. En un sistema no libre la escasez sigue existiendo y va a operar otro sistema de racionamiento que no es el de precios, sino otro. Y no todos recibirán todos los servicios que necesitan.

Ejecutivo: ¿Qué otro sistema? Entiendo eso de los recursos escasos y de que, al final, no todos pueden tener todo. Pero no conozco qué otro sistema de racionamiento va a aplicarse. Dímelo.

Girondella: No sé cuál en específico, pero es simple predecirlo: va a ser la voluntad del que paga las cuentas.

Ejecutivo: ¿El gobierno?

Girondella: Sí, el gobierno que es el que paga los gastos. Quizá dé lineamientos para la aplicación de tratamientos en unos casos sí y en otros no. Suena cruel, pero no hay manera de evitarlo.

Ejecutivo: Pero con el sistema estatizado los pobres tienen ahora acceso a servicios de salud que antes no tenían y eso es muy bueno. En cambio, los ricos siempre han tenido esos servicios y ahora ellos pagan más impuestos que se usan para dar servicios médicos a los que no los pueden pagar.

Girondella: Ya has definido el problema central, que no es propiamente el de salud de la población total, sino el de los segmentos más pobres, los que no tienen esos servicios. Es decir, no es un problema total, sino uno de un segmento de la población. Y no sólo es médico, también es alimenticio y de casa y de ropa y de educación.

Ejecutivo: Sí, es cierto, hay muchos otros problemas que resolver con las personas que son pobres. El de la salud es uno de ellos.

Girondella: Pero entonces lo que hay que resolver es el problema de la pobreza, los otros son síntomas. Más aún, subir impuestos para dar servicios de salud, impide o dificulta la solución del problema de la pobreza…

Ejecutivo: Pero aún así y tienes razón, hay que hacer algo, lo que sea…

Girondella: Ése es precisamente el problema, el estar dispuestos a hacer lo que sea, así sea una tontería…


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


No hay comentarios en “Haciendo lo Que Sea…”
  1. Corina Dijo:

    Lo felicito, por explicar tambien el Obama Care, que recientemente fue aprobado y cabe mencionar que solamente fue aprobado por los Democratas, ya que los Republicanos se negaron a participar en algo tan nefasto para el Pais.Y los Democratas se valieron de corruptelas para hacerlos y el encargado de corromper y manipular al Sistema fue nada menos que Obama, y Pelosi

  2. Corina Dijo:

    Gracias al autor del articulo por describir tan bien el Obbama Care o Reforma a la Salud, pero hay que destacar que esta Ley paso solo por la voluntand de los Democratas sin un solo voto de los Republicanos, en contra de la voluntad de la gente , asi es el comienzo de los Gobiernos totalitarios y el de Obama es uno de ellos.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras