Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Hawking y Dios
Selección de ContraPeso.info
16 noviembre 2010
Sección: CIENCIA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


ContraPeso.info presenta una idea de Luis Sánchez de Movellán de la Riva. Agradecemos a Análisis Digital el amable permiso de publicación. El autor es Doctor en Derecho, profesor y escritor. La idea central del escrito es sostener que con “argumentos solamente científicos es imposible e ilegítimo acceder a Dios e, igualmente, es imposible e ilegítimo postular el ateísmo”.

Stephen Hawking desde hace años se las tiene tiesas con Dios. En su Breve Historia del Tiempo decidió que cuando se descubriese la teoría del todo, al fin conoceríamos la mente de Dios, es decir, éste quedaría reducido a unas meras ecuaciones.

Ahora, en su nuevo libro The Grand Design, lo reduce a un Dios innecesario e inútil. Hawking introduce en nuestras almas la presencia de la nada como principio de todo y podríamos añadir como el fin de todo. Ya Martin Heidegger dijo que Das Nichts nichtet (“La nada nadea”)

.

El físico británico señala que ha logrado completar su teoría del universo a la luz de la que cualquier participación de la divina en el origen del mismo, sería “innecesaria”, puesto que éste sería autosuficiente y sin principio ni fin.

Su teoría cosmológica, que ya había sido esgrimida en su ya citada Breve Historia del Tiempo, ha sido puesta en duda por buena parte de la comunidad científica internacional, que afirma hallar en ella importantes contradicciones.

En la línea de su teoría, Hawking parece concluir que el universo subsiste en una “quinta dimensión” diferente a las tres dimensiones del espacio y la del tiempo que conocemos. Ha sido el propio científico inglés quien ha manifestado en más de una ocasión que su teoría sobre el cosmos, en cuya línea continúa esta última investigación, dejaba “muy poco espacio” para la admisión de la existencia de un Dios creador.

Buena parte de la comunidad científica mundial alega que en la teoría hawkingniana existe una contradicción implícita, ya que ésta no explica la propia existencia del Universo, sino sólo su evolución.

La hipótesis de Hawking aplicada a la creación, concluiría que el origen del Universo estaría dentro del propio Universo, lo cual sería falso pues nada puede darse a sí mismo el Ser.

En la propuesta sin fronteras de Hawking, la noción de que el Universo no tiene ni comienzo ni fin es algo que existe solamente en términos matemáticos. En el tiempo real, que es a lo que estamos confinados los seres humanos, más que en el tiempo imaginario como lo usa Hawking, siempre habrá una singularidad, es decir, un comienzo del tiempo.

El físico británico sabe perfectamente que el campo de la ciencia se limita a lo que se puede contar, pesar o medir y, al final, reducirlo a relaciones matemáticas. Debiera saber que Dios cae fuera de esa categoría y que, por tanto, la ciencia no puede decir nada sobre ello, porque le es ajeno.

No es posible demostrar ni la existencia ni la no existencia de Dios desde la ciencia. Hawking es libre de expresar su opinión, pero hacerlo en un libro supuestamente científico y hacerlo hablando ex cathedra, es jugar intencionadamente al equívoco.

Los fundamentalismos bíblicos radicales y las militancias antiteístas presentan un universo sin Dios que supone ir más allá de los límites de la ciencia. Pero Dios aparece en cada rincón de la ciencia aunque sea en autores que desde la razón y la ciencia pretendan negarlo.

Los que han pretendido despreciar lo religioso y la espiritualidad hasta la eliminación ven que resulta imposible. Los que piensan que es más sencillo limitarse en confiar en la ciencia observarán que el hecho religioso se resiste a desaparecer.

No entendemos muy bien los motivos de los activistas del ateísmo que se empeñan en demostrar que algo no existe. Pero lo que no creemos que sea honesto es usar para ello argumentos no científicos y carentes de la más elemental lógica, que se aprovechan de un prestigio en el campo científico, disfrazándolos de tales.

Las tesis de Hawking tendrán gran repercusión mediática, pero la argumentación científica a favor del ateísmo es bastante endeble. Y desde el punto de vista epistemológico, su tesis da un salto de plano que es insostenible para un científico.

Con argumentos solamente científicos es imposible e ilegítimo acceder a Dios e, igualmente, es imposible e ilegítimo postular el ateísmo.

Nota del Editor

Hay más material sobre el tema en ContraPeso.info: Dios, donde quizá resulte de interés Libertad y Maldad.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Hawking y Dios”
  1. Emiliano J Antunez Dijo:

    La Ciencia utiliza esa capacidad que posee el ser humano de observar, analizar y tratar de explicar el que es y el como funciona la materia y la energia. Sabemos que hay leyes que gobiernan el cosmos. Lo que no sabemos es como, cuando y por que se originaron esas leyes y la energia y la materia a las que gobiernan. El postular que de la nada salio el Universo(o los universos ) sin la intervencion de un poder creador inteligente exige mas fe en lo desconocido que la de los que creen en un Creador. El conflicto esta no solo en la confrontacion entre ateos y creyentes en un dios, esta tambien, de una manera violenta e irracional, entre los que creen en distintos dioses…





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras