Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Caricatura Criticable
Leonardo Girondella Mora
15 diciembre 2010
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


En los EEUU ha surgido un movimiento político nuevo, conocido como Tea Party.

Frente al Tea Party, en los medios mexicanos que he leído, los columnistas tienen una reacción de rechazo —lo que no es sobresalto alguno ya que esos columnistas tienden a coincidir con las ideas de los Demócratas en los EEUU más que con las de sus opositores.

No haré un examen del Tea Party, pero sí una exploración de la reacción de una columnista que trata el tema —y lo hago comenzando con puntos siguientes.

• Todo parte de los resultados en las elecciones intermedias en los EEUU —bastando recordar que la victoria Republicana fue apabullante.

• La explicación usual de la derrota Demócrata toca dos fuentes: el pobre desempeño económico de EEUU a pesar de gasto gubernamental deficitario que ha llevado a una deuda mayúscula.

Y, segundo, un rechazo de la expansión del gobierno, sobre todo en servicios de salud.

• En medio de todo esto, surgió, antes de las elecciones, un movimiento con diferentes cabezas, al que genéricamente se le llamó eso, Tea Party. Representa una mentalidad de rechazo al gobierno de Obama y, su tamaño e influencia, le han merecido atención.

&&&&&

Entro ahora al tema de las opiniones sobre el Tea Party que he visto expresadas en varias columnas mexicanas.

Suele calificarse al Tea Party y la influencia en esas elecciones recientes, como producto de la irracionalidad —los votantes se comportaron irracionalmente, se dice, y votaron por los Republicanos.

El comentario es débil, porque no considera que la misma supuesta irracionalidad debió operar en la elección que ganó Obama —es decir, ese comentario se invalida a sí mismo. Igual le sucede al argumento del voto de los radicales que ganaron, cuando la victoria de Obama puedo lograrse por esa votación de radicales del lado opuesto.

Continúo ahora con el examen de una columna que define al Tea Party con las siguientes palabras:

“Los del Té creen a pie juntillas que los Padres Fundadores de su nación eran hombres prístinos e iluminados que crearon un orden perfecto, que no sabían de contradicciones y que forjaron una nación destinada a la hegemonía, extraordinaria, y sin paralelo en la historia.

“… es un movimiento mayoritariamente blanco, con una fuerte base en el sur del país -especialmente conservador- masculino y religioso.

“Están en contra de la legalización del aborto, de los derechos de las minorías, especialmente de los inmigrantes hispanos, y están convencidos de que la Constitución estableció una nación cristiana.

“Están en contra del Estado Benefactor, de la ayuda a los sectores más pobres y de la nueva ley de salud, pero están convencidos de que ese mismo Estado debe seguirles pagando sus pensiones y seguros de desempleo.

“Están en contra de la ayuda a los miserables, pero apoyan la continuación de la disminución de impuestos bushiana a los más ricos.

“Viven en un circuito de información cerrado que excluye lo que no quieren oír. Sintonizan en la radio a Rush Limbaugh y en la tele a Fox News…”

La columna —de Isabel Turrent (Grupo Reforma, 21 noviembre 2010) —de la que saqué las citas anteriores, hace una serie de aseveraciones similares a las de otras columnas, criticando al Tea Party muy intensamente.

Es esta intensidad la que hace interesante explorar tal crítica.

Primero, es obvio que el Tea Party representa valores opuestos a los de la columnista. Ella, puede inferirse, apoya el aborto, al estado benefactor, al Obamacare, los impuestos a los ricos. No hay problema al diferir de opiniones, pero insultar al rival de ese manera, no es una columna civilizada.

Segundo, puede inferirse que la columnista rechaza a Bush y acepta a Obama. No hay problema tampoco, pero creo que la discusión es más de ideas, que de personas.

Tercero, la columnista, como otros que leí, usa el truco de la caracterización extrema —muestra al Tea Party como un grupo coherente al máximo, sin opiniones variables entre sus miembros y simpatizantes.

Por ejemplo, dice que es un movimiento masculino, cuando en los reportes se ven buena cantidad de mujeres (de hecho dos mujeres fueron miembros fundadores), porr no mencionar a uno de sus personajes centrales, Sarah Palin.

Cuarto, los comentarios se vuelven una serie de ataques a los EEUU, criticando su imperialismo y su supuesta perfección. Piensa que es un fenómeno racista, cuando hay miembros negros e hispanos.

Termino diciendo que ese es un buen ejemplo de la falacia de la caricatura —consiste en ridiculizar al contrario asociándolo con las ideas más odiosas posibles, para así descartarlo sin necesidad de molestarse en su estudio.

Las columnas de opinión son breves por necesidad y eso repercute en dificultades que impiden tratamientos más completos, pero acudir a la caricatura para anular a quien ha osado opinar como uno, no es una tarea completa.

Addendum

En lo personal, el Tea Party me parece un fenómeno digno de estudiar —en primer lugar por su espontaneidad: obviamente tocó una fibra sensible en buena parte del electorado de EEUU, unificado en su rechazo a la situación actual de su país.

No fue una creación de los Republicanos, a los que creo, tomó por sorpresa. Tiene, por supuesto, sus cosas malas y sus cosas buenas. Su rechazo a la expansión gubernamental y a los impuestos altos, así como al déficit de Obama y a sus idea de estatizar la medicina —todo eso encuentro congruente con mis ideas.

Pero dentro de ese movimiento encuentro ideas con las que colisiono, como algunas de sus propuestas de limitar comercio exterior. Igualmente, no creo que posean una idea definida de política exterior.

Nota del Editor

La página ha dedicado espacio al tema de examinar columnas de opinión. La colección está en ContraPeso.info: Columnistas.

Quizá sea de interés, el caso de Hablar Sin Saber.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “La Caricatura Criticable”
  1. Corina Dijo:

    En primer lugar felicito al autor de este articulo tan bueno que define tan bien, el movimiento del Tea Party, que por cierto Gracias a Dios que surgio este movimiento en los Estados Unidos que como el autor bien dice ha movido las conciencias de la poblacion de este Pais, y no se han dejado envolver mas por las ideas de los Pregresistas de Estados Unidos. Y si en Mexico hay varios periodistas y parece mayormente mujeres que aplauden la actuacion de Obama y sus secuaces tal como Harry Reid Y Nancy Pelosi y siguen mintiendo y ofendiendo al Presidente Bush y ahora a este movimiento del Tea Party, pues me parece que lo que buscan estos Seudo Periodistas es que Estados Unidos se convierta al Socialismo, haber si estos sucede quien va a ayudar a Mexico. Ojala que pueden publicar todo este comentario. Gracias y nuevamente felicidades por su articulo.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras