Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Libres Mercados: 10 Razones
Textos de un Laico
21 junio 2010
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Listas
Catalogado en: ,


ContraPeso.info presenta una idea de John Pisciotta. Agradecemos al Acton Institute el amable permiso de publicación. El autor es profesor asociado de Economía en Baylor University. La idea central del escrito es mostrar razonamientos que muestran la superioridad de la libertad económica y la inferioridad del Gran Gobierno.

Los estadounidenses tienen menos confianza hoy en el gobierno que nunca antes desde los años 50. Esta es la conclusión de la encuesta del Pew Research Center anunciada a mediados de abril pasado. Sólo el 22% expresó su confianza en el gobierno para tener políticas efectivas siempre o la mayoría de las veces.

Con la robusta expansión del papel económico del gobierno federal bajo George W. Bush y Barack Obama, la encuesta muestra la existencia de una oportunidad para los partidarios de mercados más libres.

Que los estadounidenses desconfíen de su gobierno no es una pieza absoluta de buenas noticias. Un efectivo estado de derecho, un aspecto del que es un gobierno en el que puede confiarse para actuar de manera justa y equitativa, es una precondición necesaria de una sociedad libre y virtuosa.

Aún así, en el contexto de la extensión extraordinaria del control del gobierno en áreas como finanzas y salud, las noticias de escepticismo político ofrecen una oportunidad para aquellos que reconocen que ambos, el bienestar moral y el económico de los EEUU, depende más de la salud de las personas, las familias y otras instituciones que de la ingeniería de los burócratas.

El apóstol Pedro aconsejó a los cristianos “estar siempre listos para dar una respuesta” a aquellos que preguntan por la “razón de la esperanza que hay en ustedes” (1Pedro 3:15).

Este consejo es relevante para los defensores de la confianza en el sector privado. No debemos sólo repetir eslóganes sobre la empresa privada. Debemos expresar las razones por las que defendemos la organización descentralizada, voluntaria de nuestra economía por encima del control centralizado.

Hay 10 razones principales, en orden inverso, de la esperanza que tengo yo.

10. Competencia Diferente.

Siempre hay competencia dentro de gobiernos y de mercados privados, pero la competencia de los mercados es más civil y equilibrada. La competencia de negocios es similar al golf. Cada competidor trabaja para mejorar su desempeño.

La competencia política —entre partidos, entre candidatos y entre legisladores— se parece mas al béisbol. Mientras que cada competidor trabaja para mejorar su propio juego, los participantes también intentan debilitar e intimidar a sus oponentes. Es común ver publicidad política que es hostil, incluso hasta el extremo de mentir sobre el oponente. La publicidad combativa es la excepción en los esfuerzos de las empresas para atraer consumidores.

9. Expansión de proyectos.

En los mercados privados, un negocio tiene que ser redituable por sí mismo para crecer, mientras que la expansión está en el DNA de los proyectos y programas de gobierno. Los beneficiarios del programa y los proveedores burocráticos trabajan en colaboración con los políticos electos para expandir  programas de gobierno. La idea básica es ésta: si un programa de gobierno es bueno, un programa expandido será aún mejor.

8. Contracción o eliminación de proyectos.

Los proyectos empresariales que incurren en pérdidas crónicas deben cambiar o morir. En contraste, la “eliminación de programas de gobierno” es casi un oxímoron. La alianza política que trabaja para expandir un programa de gobierno casi siempre puede resguardarse de los esfuerzos para eliminarlo o reducirlo. El proceso de mercado, mientras tanto, es un “mecanismo de selección” basado en pérdidas y ganancias. La vida de un negocio es siempre tentativa.

7. Niveles de éxito.

Pocas industrias están dominadas por una o dos firmas. En vez de eso, muchos participantes compiten, el éxito es medido en pequeñas ganancias en utilidades y participación de mercado, y puede haber ganadores múltiples. En elecciones políticas y votos legislativos, sin embargo, “el ganador se lleva todo”. Con 49% del voto en una elección, usted pierde. Los márgenes pequeños de muchos resultados políticos hace de las batallas electorales y legislativas, asuntos brutales.

6. Diversidad de productos.

La diferenciación de productos está siempre presente al tratar los negocios de atraer a nuevos consumidores. Negocios diferentes tratan de proveer a distintos segmentos de mercado, teniendo como resultado una amplia gama de selección. La provisión de productos o servicios de gobierno tiende a ser “unitalla”.

5. Fuentes de evaluación y rendición de cuentas.

La rendición de cuentas en un mercado es de “abajo hacia arriba”, de los consumidores con criterios distintos de evaluación. La rendición gubernamental de cuentas es “de arriba a abajo”, basada en la discreción de las autoridades políticas. Las medidas de desempeño son definidas estrechamente, como en el caso de gran riesgo de la prueba del programa educativo “K-12 ‘No Child Left Behind’”.

4. Conocimiento del consumidor.

Las personas tienden a conocer más sobre sus selecciones de mercado que sobre sus selecciones gubernamentales — ambos, candidatos y asuntos de política. La razón es que el consumidor toma más decisiones personales. Con el gobierno, el ciudadano sólo es ponderado como un voto, un donativo, o una llamada al legislador.

La influencia del ciudadano en resultados políticos está altamente diluida y puede considerarse como nula, disminuyendo el incentivo para informarse. La responsabilidad moral siempre se agranda por una alta conexión entre las acciones y sus consecuencias. Lo que los economistas llaman “ignorancia racional del ciudadano” está entretejida en la tela de las elecciones y los debates de política pública.

3. Influencia de los ignorantes.

Ciudadanos racionalmente ignorantes son a menudo decisivos en la política. En una elección muy peleada, la guerra publicitaria en los días previos al voto se dirigen a los votantes menos conocedores. Los ciudadanos más informados de la izquierda, derecha y el medio, ya han decidido su voto. El teatro se ha montado para los mal informados, quizá un cuarto electorado, para determinar el resultado de la elección.

En contraste, los proveedores privados deben abastecer a “votantes” más conocedores. Por ejemplo, un fabricante de computadores sirve a expertos y ejecutivos de compras en Wal-Mart y Best Buy en lugar de tratar de aprovecharse de los mal informados. Compradores de computadores que saben muy poco de los beneficios de gigabytes son beneficiados por lo que hacen los compradores conocedores.

2. Horizonte de tiempo para decisiones.

La administración de negocios tiende hacia una consideración equilibrada de efectos de corto y largo plazo. Incluso si el propietario espera vender su negocio en el corto plazo, también quiere que tenga prospectos sanos de largo plazo para alcanzar el máximo precio posible de venta.

Para nuestro gobierno, las elecciones nunca están más lejos de cuatro años para un presidente, dos años para un representante, o seis para un senador. Como resultado, la toma de decisiones gubernamentales tiende a enfatizar los costos y beneficios de corto plazo en relación a los efectos de plazo largo. La reforma de la Seguridad Social y Medicare se han postergado porque las soluciones de largo plazo significan sacrificios de corto plazo.

1. Control de costos.

Ya que estamos a punto de encarar un déficit federal y una deuda pública explosivos, mi razón número uno de preocupación sobre el gobierno, es su incapacidad para controlar costos. En el sector privado, el motivo de buscar beneficios significa que los administradores están siempre en sintonía para evitar gastos innecesarios y controlar los costos de producción. El manejo efectivo de recursos se traduce en utilidades más altas del negocio.

Las utilidades no son parte de la ecuación en el proceso legislativo ni en la administración burocrática. Más que limitar costos, los administradores de la burocracia gastarán cada moneda asignada. Y los legisladores están generalmente inclinados a fondear presupuestos inflamados. Es un oxímoron hablar de “manejo efectivo de costos gubernamentales”.

Resultados de encuestas muestran que la marea está empezando a cambiar en contra del gran gobierno y sus soluciones a retos económicos. Para intensificar y solidificar este cambio, debemos defender a las soluciones descentralizadas de mercado. Preservar una esfera de acción para la empresa privada tiene sentido económico y da poder a las personas con responsabilidad moral, en lugar de relegarlas a ser peones en un juego político de grandes riesgos.

Post Scriptum

Oxímoron. (Del gr. ὀξύμωρον): combinación en una misma estructura sintáctica de dos palabras o expresiones de significado opuesto, que originan un nuevo sentido; p. ej., un silencio atronador.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras