Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Moral y Mercado Libre
Leonardo Girondella Mora
23 febrero 2010
Sección: ETICA, LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Análisis
Catalogado en:


La persona, un académico con grandes estudios, aseveró con total seguridad, “La moral está peleada con el mercado libre”. ¿Es cierta esa frase, o es falsa?

Lo que sigue es una exploración organizada de esa afirmación —la que sostiene que el mercado libre es contrario a la moral, es decir, que entre ambas ideas existe una oposición esencial.

En el caso normal, esa afirmación sería contrastada con su opuesta —se discutiría el tema oponiendo esa afirmación a la contraria, la que dice que el mercado libre es moral. Aquí usaré otro enfoque: me limitaré a examinar si la afirmación de que el mercado libre se opone a la moral, es una aseveración verdadera en sí misma.

Una discusión ordenada del tema requiere la afinación de los términos empleados —por lo que primero haré una muy breve revisión de los dos términos.

• Moral o ética —usaré las dos palabras indistintamente— es una ciencia, concretamente una rama de la Filosofía. Su campo de estudio es la conducta humana total. Se fundamente en la distinción entre el bien y el mal, con el propósito de llegar a una serie de principios normativos de la conducta los que siendo respetados harán a la persona actuar de acuerdo con su naturaleza. Necesariamente presupone que el ser humano es libre y puede decidir y actuar haciendo el bien o haciendo el mal.

• Mercado Libre es una de las ideas o conceptos dentro de una ciencia, la Economía —la que tiene como campo de estudio a la conducta humana en una de sus áreas: la compra, venta, producción e intercambio de bienes para la satisfacción de necesidades humanas. Su enfoque es descriptivo al explicar esa faceta de la conducta humana. Supone, por necesidad, que el ser humano es libre y que eso tiene consecuencias: existe propiedad privada y especialización de trabajos. Supone, además, que la conducta humana está motivada centralmente por el interés en lograr metas definidas por la persona.

Uso ahora las ideas anteriores para encontrar similitudes y diferencias entre Moral y Libre Mercado.

1. Conducta humana

La Moral y el Libre Mercado tienen, los dos, un mismo campo de estudio: la conducta del ser humano. La Ética la estudia en su totalidad, pero la Economía sólo en una faceta —sólo se preocupa por la conducta humana en acciones de producción, compra y venta de satisfactores de necesidades materiales. La Moral no hace distinciones y estudia toda conducta humana.

2. Enfoque de estudio

La Moral estudia a la conducta humana desde un enfoque normativo o prescriptivo —establece lo que debe ser de acuerdo con principios éticos que distinguen al bien del mal. La Economía también estudia a la conducta humana, pero desde un enfoque descriptivo —sólo intenta estudiar lo que es, tratando de explicarlo. El Mercado Libre describe lo que sucede en una situación de libertad de producción, compra y venta de bienes.

3. Libertad humana

Las dos, Ética y Mercado Libre, parten de un mismo supuesto: la libertad humana. La Moral estudia los mandatos éticos que un hombre libre debe seguir para su realización humana integral, sabiendo que sus decisiones pueden llevarle a acciones reprobables. Un Mercado Libre, por definición, estudia las acciones y decisiones que las personas realizan en el campo económico, describiendo su funcionamiento y resultados —incluso estableciendo leyes flexibles que describen esa conducta libre.

4. Mejores seres humanos

La Moral, con sus reflexiones sobre la naturaleza humana, prescribe principios y mandatos que guían a la acción humana hacia la mejora de la persona —su supuesto central es que un mejor ser humano el que se apega al deber ser que los principios y mandatos morales establecen.

La Economía, con sus estudios sobre la conducta humana, describe lo que sucede en la producción, venta y compra de bienes —el Mercado Libre se ocupa de describir eso mismo bajo la suposición de que las personas son libres para tomar esas decisiones y actuar de acuerdo con ellas. Ese conocimiento, se piensa, mejorará a las personas como lo haría cualquier otro conocimiento.

5. Otras suposiciones

El Mercado Libre, que supone libertad humana, también toma como dadas condiciones consecuentes lógicas de esa libertad: propiedad privada y especialización de ocupaciones, lo que es necesario para realizar intercambios voluntarios de bienes. La Moral, que también supone libertad humana, presupone de igual manera no sólo libertad de posesión y especialización, sino también otras libertades como la de expresión y la de creencia.

Primera conclusión

La diferencia más clara es la de su diferente enfoque —la Moral es una ciencia prescriptiva y la Economía una descriptiva. La diferencia es grande y sustancial, pues coloca a ambas en planos diferentes y que no pueden admitir contradicción entre ellos. Una se ocupa del deber ser y otra del ser, por lo que operan en distintos niveles.Así como no tendría sentido decir que la Ética se opone a la Química, tampoco tiene sentido decir que la Moral es contraria a la Economía.

Las similitudes, por otro lado, señalan que ambas, el Mercado Libre y la Moral, coinciden en suposiciones que las unen y no separan —las dos consideran al ser humano como uno con libertad de decisión y acción. Es decir, ambas parten de las mismas bases y no de bases distintas, mucho menos opuestas.

No son “rivales filosóficos” que se oponen entre sí con creencias base que son opuestas —al contrario, las dos creen en un ser humano racional que es libre y puede tomar decisiones propias. No sólo no son antagonistas sino son aliados de las mismas creencias sobre la naturaleza humana.

Concluyo esta parte diciendo que la aseveración examinada, la que sostiene que la Moral está peleada con el Mercado Libre no tiene base sólida de sustento por dos razones —la errónea comparación entre lo normativo y lo descriptivo, y la igualdad de bases filosóficas entre ambas.

Segunda conclusión

Si lo anterior es una buena indicación de que no resulta verdadero afirmar que la Moral y el Libre Mercado están opuestos, el tema admite otras exploraciones —de forma que pueda mejor comprenderse el significado de la afirmación.

Con esto entro a otro terreno —el de las “críticas culturales” al Mercado Libre. Analizo ahora cuatro críticas del Libre Mercado. Comienzo por dos que rechazo por débiles y luego sigo con otras dos que sí merecen exploración mayor.

• El libre mercado es intrínsecamente inmoral.

Esta crítica, para ser válida, tendría que calificar de indebida e inmoral toda acción de producción, compra, venta y aprovechamiento de recursos para la satisfacción de necesidades humanas. Es tan absurda, que descalificaría no sólo al Libre Mercado, sino a toda actividad económica bajo el sistema que sea, socialista, comunista, mercantilista y todos los demás.

• Una forma de defensa del socialismo.

El tema ha sido usado y abusado. Consiste en señalar que si bien el capitalismo es superior en su capacidad de crear prosperidad, el socialismo sigue siendo una alternativa moral superior. Es más un eslogan que un razonamiento y ante la primera conclusión, tampoco merece un análisis mayor.

Las dos críticas culturales que siguen, en cambio, sí merecen ser examinadas con mayor detenimiento.

• El libre mercado tiene efectos injustos: desigualdad económica.

La crítica sostiene que donde se implante un mercado libre, se crea desigualdad de ingresos y patrimonio entre las personas. Es una crítica que asegura un defecto inevitable del Libre Mercado: la creación de un pequeño grupo de muy ricos y la de otro grupo mayoritario de pobres.

La forma de revertir esta crítica es directa: encontrar evidencia empírica que la niegue o que la confirme. Existe evidencia que la niega —el porcentaje de personas clasificadas como pobres es mayor dentro de sistemas de economías intervenidas que en las economías menos intervenidas.

Pero puede suponerse —sin admitirlo—que efectivamente el Mercado Libre produzca malos resultados prácticos. Entonces aún quedaría la duda ¿debe por causas morales retirarse la libertad económica a todos y erigirse un gobierno con el suficiente poder para anular esas libertades? Una respuesta afirmativa justificaría a un gobierno totalitario.

• El libre mercado tiene consecuencias inmorales: materialismo y codicia.

Esta otra crítica es conocida y establece que un libre mercado crea tal abundancia de bienes materiales que fomenta el materialismo, el egoísmo, la riqueza personal —admitiendo y favoreciendo conductas deshonestas y fraudulentas. La crítica enfatiza que el Mercado Libre anula valores morales de compasión y solidaridad porque se sustenta en la satisfacción del egoísmo.

Es una crítica claramente cultural —colocada en el campo de valores, mandatos y preceptos morales o éticos. Se basa en la alteración de la conducta humana producida supuestamente por un ambiente de libertad económica.

Es decir, la aseveración de que el Mercado Libre está peleado con la Moral, estaría basada en una idea absurda: la libertad fomenta los actos malos y, por consiguiente, debería prohibirse. Pero si se prohibe la libertad económica, no hay razón para no cancelar también la libertad de expresión la que también puede producir malas acciones.

En un Mercado Libre, por supuesto, tendrán lugar actos reprobables —habrá fraudes, engaños, pornografía. Esta crítica ignora que esos mismo actos sucederán también en una economía de otro tipo, sea socialista, comunista, dirigista. El robo y la corrupción, por ejemplo, son acciones documentadas en todo tipo de régimen, no sólo en un Mercado Libre.

Y no sólo eso, respetando la libertad humana, que es un derecho esencial, es el único medio posible para lograr acciones con mérito moral y desarrollar hábitos y virtudes que tienen beneficios también tangibles — las ideas de Stephen J. Grabill al respecto abundan más en esto.

Mi objetivo fue determinar si la aseveración de que la Moral está peleada con el Libre Mercado verdadera. En la primera parte demostré que no lo están pues tratan en diferentes planos a la conducta humana —descriptivo versus normativo—, y ambos suponen una situación de libertad, sin la cual no tendrían sentido.

En la segunda parte, examiné otras posibles justificaciones de la aseveración —cuatro de ellas que demostré como insuficientes.

Finalmente, considero que decir que el Mercado Libre está en oposición a la Moral es una afirmación que no es verdadera. El Libre Mercado, coincido con I. Kirzner es éticamente neutral y, además, la conducta inmoral es una posibilidad humana, presente en toda actividad, sea o no de Libre Mercado (véase La Codicia es Humana)


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Moral y Mercado Libre”
  1. Ruben Rodriguez Dijo:

    Esta discusión la tuve hace algún tiempo con un maestro y me acusó de idealista/humanista. La pregunta siempre fue si el ser humanista me hacía idealista o viceversa. Que bueno encontrar un artículo al respecto :)





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras