Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Redistribución Descartada
Leonardo Girondella Mora
19 agosto 2010
Sección: Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en:


La propiedad privada ha sido justificada tradicionalmente por los beneficios que ella produce —más y mejores que los de su opuesto, la propiedad comunitaria. En esta defensa de la propiedad individual suelen exponerse tres razones:

• Toda persona está más inclinada a cuidar las cosas que le pertenecen que las cosas que son de todos y que, por eso, suelen descuidarse.

• Los asuntos humanos se organizan de mejor manera si el cuidado de las cosas se convierte en una responsabilidad personal y no es una colectiva.

• La paz se preserva de mejor manera cuando cada persona está satisfecha con su propiedad que cuando las cosas son de todos e imposibles de dividir.

Las tres razones —que fueron expuestas por Santo Tomás de Aquino— se citan una y otra vez como una gran evidencia de las bondades de la propiedad privada. Pero olvidan otra parte de sus razonamientos, que es lo que quiero señalar en lo que sigue.

Aquino apunta que la persona tiene poder para usar, cuidar y disponer de bienes externos a él —los puede usar de maneras provechosas. La razón humana, al entender la realidad, utiliza los recursos que le rodean. Un ejemplo obvio es el del cultivo de un campo que es propiedad privada: su cuidado y aprovechamiento será mayor que en el caso de ser propiedad comunitaria. Quizá pueda agregarse una cuarta razón en defensa de la propiedad privada:

• Los recursos que son propiedad privada se usan con mayor eficiencia que los recursos que son de propiedad pública —lo que produce un beneficio adicional: más posibilidad de satisfacer más necesidades con los mismos recursos.

Y esta cuarta razón de defensa de la propiedad privada se sustenta también en una capacidad humana —la de idear y crear mejores formas de uso de los recursos usando la inteligencia. Añado una quinta razón en defensa de la propiedad privada a las tres de Aquino y a la cuarta que ya añadí:

• La propiedad privada es un mucho mayor incentivo personal que la propiedad común para que la persona utilice su talento en el cuidado y uso de los recursos de su propiedad —movida por su interés propio, la persona se esforzará más en el cuidado y aprovechamiento de lo que es suyo.

Hasta aquí he agregado dos defensa de la propiedad privada a las tres que señaló Aquino —no he hecho nada realmente original, pero esto ayuda a explorar no tanto a la propiedad privada en si misma, sino al arreglo social que ella implica.

Dice Aquino que, “los asuntos humanos están mejor organizados si el cuidado adecuado de las cosas es una responsabilidad individual”. Esto hace referencia al arreglo que tiene una sociedad en la que existe la propiedad privada —con lo que entro a sus consecuencias:

• En un sistema de propiedad privada ya establecido son justificados y legítimos los cambios de propiedad —la compra-venta de bienes. Sin esta posibilidad no existiría propiedad privada: si lo que yo poseo no puede ser vendido, la realidad es que no soy su propietario.

• En una compra-venta, por necesidad lógica, hay dos partes, el comprador y el vendedor —lo que lleva a apuntar que por necesidad también, el precio del bien comprado-vendido, es un asunto de acuerdo mutuo, voluntario y libre. Sin esta posibilidad no existiría propiedad privada: si yo no puedo decidir el precio al que compro o vendo, la realidad es que noy soy propietario.

• Ya que las comunidades muestran especializaciones de sus miembros —división de trabajo—, se tienen por necesidad lógica dos tipos de bienes: (1) los producidos por los recursos, como el trigo que produce (2) la tierra propiedad de una persona. Ambos tierra y trigo son propiedad personal, y pueden ser vendidos por el productor y adquiridos por otro.

Un arreglo de este tipo producirá sin remedio diferencias de ingresos y propiedades —algunas personas tendrán más propiedades que otras. La desigualdad en estos términos es inevitable bajo un sistema de propiedad privada, que es lo que ha ocasionado quejas y reclamos que llaman a la adopción de medidas que redistribuyan ingresos o propiedades o ambos.

Pero hacer eso, tiene consecuencias que deben tomarse en cuenta —las medidas redistributivas de propiedades e ingresos producen:

• Descuido en el uso de recursos y desaprovechamiento de ellos: la comunidad tendrá en general menos bienes menos utilizados.

• Alteración en el arreglo social, convertido en uno menos eficiente.

• Elevación de las oportunidades de conflicto interno —rivalidades y pérdida de paz por causa de la lucha que busca hacerse de lo redistribuido.

• Desperdicio del talento humano en el uso de recursos y desaparición del incentivo de usarlos con más cuidado y eficiencia.

Las consecuencias de adoptar medidas redistributivas son, por tanto, de consideración —suficientes como para descartarlas. Conocer esto, ya es útil y motiva a encontrar otras vías que remedien el problema, no de desigualdad, sino el real, el de pobreza.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras