Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Si Otros Hacen lo Mismo
Eduardo García Gaspar
1 noviembre 2010
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La idea es una que flota en el ambiente y se mantiene en la mente de muchos. Su razón es muy comprensible, pero su razonamiento ininteligible. Es la noción del cambio legal en los salarios como un medio de resolver los bajos ingresos de muchos.

La propuesta nace de una indignación mal canalizada. Existen personas que reciben ingresos bajos por su trabajo, lo que les impide tener una estándar de vida siquiera satisfactorio. Es obvio que su bienestar se elevaría en caso de recibir ingresos mayores.

Esa buena inquietud tiene, sin embargo, una pésima implantación, como la que propuso una persona en la radio no hace mucho. Sostuvo, de nuevo, que el remedio tiene una solución política: el decretar aumentos a los salarios mínimos, al menos un 20 por ciento o más.

Dada el número de personas que cree que es ése el remedio al problema de bajos ingresos, creo que el tema bien vale una segunda opinión para examinarlo con sosiego. Vayamos paso por paso.

Primero, un asunto de mero sentido común, que no requiere conocimiento alguno, sólo un poco de sentido común. Si el decreto legal de mayores salarios mínimos fuera la solución, el problema de bajos ingresos habría desaparecido hace siglos. Imagine a Simón Bolívar decretando sueldos mínimos elevados y asunto resuelto: Latinoamérica sería una región sin pobreza alguna.

Segundo, un razonamiento un poco más complejo. Los salarios son un componente de los costos de producción, a veces el más importante. Si los costos de producción se elevan, también lo harán los precios de los bienes. Es decir, la propuesta de aumentar salarios mínimos por ley, significa al final proponer que con precios mayores se vivirá mejor.

Es absurdo: el mayor salario mínimo elevaría el poder de compra y la gente viviría mejor, pero eso podría suceder sólo si los precios no se elevaran, pero lo harán porque sus costos también lo harán.

Tercero, la idea de subir el nivel de los salarios mínimos es en su esencia la elevación del precio de un bien, el trabajo. Es un hecho comprobado que un aumento de precios reduce en alguna proporción la cantidad demandada de ese bien. Consecuentemente, se producirá una cierta tendencia al desempleo, especialmente entre quienes tienen ese nivel de ingresos (exactamente a esos a quienes se quiere ayudar y se termina dañando).

En cuarto lugar, entro a terrenos más abstractos, cuestiones de principios. Un salario mínimo es una modalidad de control de precios y altera las libertades humanas. Impide acuerdos libres, como sucedería en otros sectores de la economía. Si no hay precios mínimos de computadores, tendría que explicarse por qué sí los hay en el mercado de trabajo.

En quinto lugar, creo, es necesario entrar en los terrenos de las causas por las que las personas tienen ingresos y ellos varían sustancialmente. La causa inmediata en la que se piensa es la productividad personal y contiene algo de verdad. Cuanto más produzca usted más ganará, pero eso no es todo.

Tiene usted que producir algo que los demás quieran y valoren. Producir televisores en blanco y negro, por muchos que fabrique usted, producirán escasos ingresos… aunque sean los mejores del mundo. El valor de su trabajo lo fijan los demás, no usted y esto es algo que debe ser hecho explícito.

Con una mentalidad demasiado primitiva, se cree que el que fija los salarios es la persona que contrata personal, una empresa por ejemplo. En realidad no. Esos salarios los fijan los compradores de los bienes que la empresa produce. Es entonces cuando las cosas se ponen realmente interesantes.

Los ingresos que las personas tengan van a depender de lo fácil que sea sustituirlas. Incluso empleados de baja categoría, como encargados de limpieza, elevarán sus ingresos dependiendo de qué tantos otros existan para hacer lo mismo. Y, si ganan mucho, este alto costo creará incentivos para la creación de equipo de trabajo que compense ese alto costo.

Es decir, los bajos ingresos de las personas no son el efecto de una falta de legislación que los eleve. Los salarios reducidos no son un problema legal, pero sí son una situación económica que se origina en la falta de productividad y el ofrecimiento de servicios deseables para otros que muchos pueden hacer con más o menos igual calidad.

No es tan complicado de entender.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Si Otros Hacen lo Mismo”
  1. Tweets that mention Contrapeso » Si Otros Hacen lo Mismo -- Topsy.com




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras