Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Todo da lo Mismo
Leonardo Girondella Mora
28 mayo 2010
Sección: ESCUELAS, ETICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Examino un libro de texto para alumnos de secundaria —para el curso de Formación Cívica y Ética— en el tema concreto de toma de decisiones que se enseña a alumnos de unos 14 años.

Quiero mostrar un tratamiento de la libertad reducida a un proceso de toma de decisiones carente de consideraciones éticas y que promueve un hedonismo grande en mentes tiernas e inmaduras.

En la página 37 se dice,

“Las decisiones personales son aquellas que toma cada individuo en relación con asunto de su interés. Algunas de éstas son poco relevantes… otras pueden ser fundamentales… como es el caso de la elección de la pareja, de la ocupación o del momento de iniciar la vida sexual…”

La distinción entre decisiones que varían en importancia es correcta y útil para el estudiante de esa edad —aunque llama la atención que ya se le plantee la decisión de pareja y de sexo (algo que los libros del año anterior promovió realizar).

Vienen ahora recomendaciones sobre las consideraciones que toda decisión significa:

“Al momento de tomar una decisión, nos enfrentamos ante dos o más alternativas. Generalmente todas son igualmente válidas, pues represen distintos intereses o formas de ver el problema…  Conviene analizar las alternativas valorando sus consecuencias, riesgos, ventajas, desventajas, dificultades, posibilidades, apego a la ley y congruencia con los valores”.

Llama también la atención la contradicción entre alternativas que “son igualmente válidas” por representar perspectivas personales y más tarde hablar de “valorar” consecuencias, riesgos y demás, lo que indica que no son igualmente válidas como se había supuesto.

Para tomar la decisión, dice el texto, hay diferentes métodos:

“Algunas técnicas para realizar este análisis recomiendan asignar un puntaje a los criterios, a las ventajas y a otros aspectos a fin de tomar la decisión… También se puede hacer esta elección a partir de una valoración más general y calificar cada alternativa como mala, regular, buena o excelente. La construcción de escenarios también es un buen auxiliar para esta actividad”.

En la página 86 continúa el tema de las decisiones personales, que es titulado “Toma de decisiones informada y apegada a principios éticos” donde se plantea esquemáticamente el proceso:

“… las decisiones que influyen en nuestra vida requieren estar apegadas a principios éticos, lo que significa que deben ser congruentes con, nuestros valores. Una persona que valora la vida, no tomará una decisión en la que arriesgue la salud y la integridad física de otras personas; quien tenga como principio moral el respeto a la dignidad humana, jamás optará por una actividad que lo denigre”.

Empieza a mostrarse con sutileza el punto al que quiero llegar —el de la moral personal, relativa a las creencias de cada uno: “quien tenga como principio moral…” abre la posibilidad a quien no tenga el valor en cuestión. El punto se muestra en el proceso que propone seguir:

“Para tomar una decisión informada y apegada a principios éticos puedes considerarlas siguientes recomendaciones:

• Revisa todas las opciones que existen y analiza cuál es mejor.

• Analiza las consecuencias para tu salud, tu economía y otras áreas de tu vida.

• Revisa qué dice la ley.

• Analiza los riesgos de cada opción.

• Reflexiona sobre las consecuencias que puede tener para otras personas.

• Analiza si cada opción es congruente con tus principios éticos personales”.

Llama la atención el orden de las recomendaciones, que coloca a la ley por encima de la moral —pero sobre todo, ya es clara la idea de la moral personal: “tus principios éticos personales”. La hipótesis subyacente es la de diferentes morales en cada persona.

En una página anterior (80), los criterios de la decisión ignoran incluso esa moral personal a la medida:

“• Lo que me interesa y lo que quiero.

• Lo que me ayuda a desarrollar mi potencial.

• Lo que me conviene.

• Lo que es saludable.

• Lo que es legal.

• Lo que ayuda al logro de mis metas.

• Lo que puedo hacer”.

No sólo son diferentes a los anteriores —pudiendo confundir al alumno—, también ignoran a la moral, incluso a la definida por cada persona.

Creo haber mostrado elementos suficientes, en ese libro, como para explicar cómo un alumno a esa edad puede justificar el decidir seguir una carrera de narcotraficante —si sigue el proceso de decisión puede ser que sea lo que le interesa, conviene, desarrolla su potencial, ayuda a lograr sus metas y lo puede hacer. El único punto en contra es la ilegalidad.

Pero si a cada aspecto se le dan puntos, la ley es el único freno, de acuerdo con el esquema de la página 80. Y si se sigue el esquema anterior la conclusión es la misma —seguirá la carrera criminal porque en su moral personal no encuentra frenos para hacerlo.

El libro es una aberración educativa por enfrentar el problema de la libertad como un proceso de decisiones entre alternativas igualmente válidas que se valoran sobre bases utilitarias de beneficio propio. Este planteamiento de la libertad permite al alumno decidir lo que sea con una justificación plena.

La autora ha puesto de lado todo lo prescriptivo —el deber ser no existe para ella: cada quien tiene su moral que le puede mandar a ser un activista ecológico o un criminal con perfecta justificación. Esta educación crea mentes que desprecian el deber ser y todo lo legitiman por intereses personales inmediatos y subjetivos.

Es además sumamente notable cómo esta educación pública crea problemas públicos posteriores, los que vienen de una juventud que ha entendido a la libertad como un mecanismo de toma de decisiones en donde el beneficio personal no tiene un contrapeso moral. El gobierno se crea problemas posteriores causados por la educación que él da.

Post Scriptum

El libro citado es Conde, S. (2008). Formación Cívica y Ética II (3o. Secundaria). México: Ediciones Castillo.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras