Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Organismo Extraño
Leonardo Girondella Mora
24 agosto 2010
Sección: GOBIERNO, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Un columnista hace tiempo hacía un reclamo —decía él que los burócratas debían pagar impuestos como todos los ciudadanos, cosa que según él no hacían.

No puedo asegurar que no pagan impuestos como los demás los burócratas, pero lo que sí puedo asegurar es que sea lo que sea que ellos hagan, los burócratas obtienen grandes devoluciones de impuestos.

Los burócratas reciben una devolución de impuestos que es superior al monto de impuestos que ellos pagan —todo se debe a un truco contable que es poco conocido y que se señaló hace ya tiempo en un libro (Rothbard, M. N., 2006, Making Economic Sense. Ludwig Von Mises Institute, p. 222).

El ejemplo dado es el siguiente: un gobernante gana un salario de 80,000 y por ese ingreso paga un impuesto de 20,000 —por lo que su ingreso neto es de 60,000.

La realidad es que no paga 20,000 en impuestos, sino que del fondo de impuestos totales él retira una cantidad neta de 60,000. Este es el ingreso real de la burocracia.

Por eso, cuando alguien dice que sus impuestos pagan a la burocracia tiene toda la razón —del fondo total de dinero logrado por medio del cobro forzado de impuestos, el burócrata retira su sueldo, uno que la misma burocracia se asignó. Poner atención en si paga el gobernante impuestos o no los paga es irrelevante.

En verdad que nunca los paga, al contrario —recibe impuestos cobrados a otros, no a él. La situación es única, pues en ningún otro organismo sucede esto.

Las empresas, todas ellas, si se encuentran en un mercado libre, dependen de compras voluntarias: voy a un comercio, el que yo quiera, y compro un bolígrafo, el que yo quiera. Todo es voluntario.

Pero en el caso del gobierno, no es voluntario —lejos de eso, el gobierno por la fuerza y con amenazas de violencia en mi contra me obliga a pagar una proporción de mis ingresos: la tasa que el mismo gobierno ha fijado.

Cobrando a todos de la misma manera, logra formar un fondo mayor al de la mayor de todas las empresas y decide cómo gastarlo, incluyendo el pago a los mismo gobernantes por gobernar.

Conociendo este mecanismo resulta irrelevante el reclamar que los burócratas paguen impuestos —da exactamente lo mismo si lo hacen o no.

Ellos reciben devoluciones de impuestos superiores a los que pagan y como ellos se dan cuenta de esto, aunque sea de manera pueril, se convierten en generadores de ideas muy creativas para cobrar impuestos.

Explico una de ellas —que esté en la página 227 del mismo libro— y que se comprende claramente de la forma siguiente.

• Voy a un comercio a comprar un bolígrafo —frente a mi en la fila está Bill Gates y detrás un estudiante de escuela pública. Los tres compramos el mismo bolígrafo. Pagamos el mismo precio. A Gates no le van a cobrar más que al estudiante o que a mí por el mismo artículo.

• Pero cuando voy a pagar impuestos por los mismos servicios públicos que todos usamos, la cosa cambia —a Gates le cobran mucho más que a mí y al estudiante, nada. Los mismos servicios puestos a precios diferentes. Un absurdo que se llama impuestos progresivos y que equivaldría a colocar precios diferentes en cada Coca-Cola, dependiendo de quien la compre.

Addendum

Confieso desconocer la obra de Rothbard, el economista libertario —y agradezco al editor de la página el haber llamado mi atención con el obsequio de una de sus obras. Ha sido un descubrimiento enorme.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Un Organismo Extraño”
  1. Burocracia: Impuestos Negativos | Contrapeso




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras