Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Viva la Vida Mediocre
Eduardo García Gaspar
3 mayo 2010
Sección: ETICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


No está mal intentar poner un poco de orden al tema. Las noticias diarias nos mantienen al día, pero tienden a oscurecer los asuntos más centrales que terminan por no ser muy bien comprendidos. El tema que quiero intentar ordenar es el de la anticoncepción y conexos.

Lo primero que debo hacer es definir términos que me han ayudado a mí. Quizá también le ayuden a usted.

Primero, anticoncepción. Se refiere a la prevención de creación de vida por medio del acto sexual humano. El condón es el ejemplo más conocido al impedir que lleguen al óvulo los espermatozoides.

Segundo, el aborto. Esta es la suspensión de vida dentro del vientre materno. Se ha creado una vida nueva a la que se mata. Es muy diferente a la anticoncepción, en la que se impide crear vida. Con el aborto, la vida ya existente se anula.

Tercero, la eutanasia. Es la suspensión de vida en una etapa post natal. El aborto mata vida prenatal, la eutanasia es esencialmente igual pero se realiza después del nacimiento, generalmente en edades avanzadas del ser humano.

Las tres cosas, anticoncepción, aborto y eutanasia, tienen diversos comunes denominadores que es lo que hace interesante el tema. Las tres tienen en común actos en contra de la vida y su creación, con diversos métodos y en diversos momentos. Pero sin duda, las tres son acciones opuestas a la creación o mantenimiento de la vida.

Dos de ellas son entendidas como facilitadoras de la muerte. La anticoncepción no es que favorezca la muerte, pero evita la vida y en eso tiene parecido con las otras. No extraña por tanto que las tres hayan sido descritas como “cultura de muerte” en oposición a la “cultura de la vida”, que la ve con valor en sí misma.

Dos cosas tienen también un común denominador. Se refieren ellas a la actividad sexual humana, que es la que produce la vida. No hay otra manera de crearla. Aquí es posible encontrar una conexión entre aborto y anticoncepción: las dos intentan desligar a la actividad sexual de su consecuencia natural, la de crear vida. Sexo sin creación de vida: placer sin responsabilidad.

Pero quizá lo de mayor significado sea otra cosa, un tanto ligada a lo anterior. El aborto, la anticoncepción y la eutanasia tienen algo más en común: las tres son acciones que intentan una vida incompleta, que busca más placeres que responsabilidades. Quizá puede hablarse de una reducción de estándares humanos, al anular partes de la vida.

No creo que sea sencillo de explicar. Quizá un ejemplo ayude: una universidad que reduce los estándares de admisión y evaluación de alumnos es una que no produce lo que se supone debía crear, gente con gran formación y estándares altos de conocimiento.

Pues bien, creo que la eutanasia, por ejemplo, es como una reducción de estándares como los universitarios. Sí, cuesta trabajo estudiar. Pero la vida también requiere esfuerzo. Sin sufrimiento, que es parte de la vida, ella ya no es completa. Quizá sea como el que un profesor perdone a los alumnos tareas que debían hacer y que les representarían molestias importantes, pero los convertirían en alumnos destacados.

La anticoncepción y el aborto funcionan igual. Sería como sacar una buena calificación sin haber estudiado. El alumno va la anoche anterior a una fiesta. No estudia y sin embargo, con un pésimo examen, su calificación es excelente. El placer de la calificación alta se ha desligado del esfuerzo de la preparación.

Las tres tienen en común eso, el volver al ser humano uno suave, débil, delicado, incapaz de esfuerzos, imposible en las grandes metas, cobarde y medroso, sin habilidad para enfrentarse a lo desagradable, apocado, rehusando responsabilidades y rechazando sacrificios.

Se ha hablado de la cultura de la muerte y la expresión tiene buena dosis de verdad. Pero queda corta. Es también una cultura de la ligereza, de la mediocridad y la medianía. Una cultura de la vulgaridad y de la ordinariez, que no tiene aspiraciones ni anhelos más allá de lo placentero inmediato.

Una cultura que tiene una expresión en una canción popular de hace años, la que compuso John Lennon y que dice que un mundo ideal es uno en el que nada existe por lo que deba lucharse. Vaya, si la humanidad pudiera compararse con una fábrica, sería una en la que no existe control de calidad.

Post Scriptum

La letra de Lennon a la que me referí es la siguiente y tiene el mérito de hacer pasar a un mundo de pesadilla como un mundo ideal.

Imagine there’s no Heaven = imagina que no hay Cielo

It’s easy if you try = es fácil si lo intentas

No hell below us = sin infierno debajo

Above us only sky = arriba sólo cielo

Imagine all the people = imagina toda la gente

Living for today = viviendo para el hoy

Imagine there’s no countries =imagina que no hay países

It isn’t hard to do = no es difícil de hacer

Nothing to kill or die for = nada por lo que matar o morir

And no religion too = y tampoco religión

Imagine all the people = imagina toda la gente

Living life in peace =viviendo la vida en paz

You may say that I’m a dreamer = puedes decir que soy un soñador

But I’m not the only one = pero no soy el único

I hope someday you’ll join us = espero que un día te unas a nosotros

And the world will be as one = y el mundo será un sólo

Imagine no possessions =imagina que no hay posesiones

I wonder if you can = no sé si puedas

No need for greed or hunger = sin necesidad de codicia ni hambre

A brotherhood of man = una hermandad del hombre

Imagine all the people = imagina a todos

Sharing all the world = compartiendo el mundo


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras