Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Desregulación y Reformas
Leonardo Girondella Mora
28 julio 2011
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en: , ,


Ya que he visto que con frecuencia es usan equivocadamente algunos conceptos, pienso que sea útil precisar el significado de un par de ellos, aparentemente inconexos —pero que tienen una asociación íntima.

&&&&&

Primero, el concepto de capitalismo, el que es en última un sistema económico de varios posibles y que se diferencia de los demás en algunos rasgos que le son esenciales:

• En el capitalismo, los medios de producción son propiedad privada —las plantas, las fábricas, las instalaciones productivas y de servicios son propiedad de las personas privadas, no del gobierno. Esa propiedad puede ser directa o representada por acciones.

• En el capitalismo, los precios son fijados por las acciones de compra y venta de las personas —el cúmulo de todas esas decisiones de compra y venta es el mercado, un proceso de fijación de precios que son cambiantes por definición y se ajustan de acuerdo con las expectativas de quienes participan. El gobierno no los fija.

• En el capitalismo, se presupone la existencia de la división del trabajo —es decir, de la especialización decidida por cada persona de acuerdo con lo que ella quiere para sí misma. El gobierno no altera el medio ambiente que pueda modificar esas decisiones personales.

• En el capitalismo, se exalta la libertad personal bajo un estado de derecho cuyo principal objetivo es crear condiciones de libertad en las que cada persona pueda realizar por sus propios medios lo que ella desea para sí misma.

• La posibilidad de asociación mutua en proyectos colaborativos es un rasgo esencial del capitalismo muy bien ilustrado en las empresas, instituciones, cámaras y demás.

&&&&&

El otro término es desregulación, que es un proceso básicamente realizado por los gobiernos y que tiene como meta retirar controles innecesarios impuestos por la autoridad —es un demantelamiento de los mecanismos de intervención económica, que persigue hacer que la economía sea más flexible y dinámica.

Ejemplos clásicos de desregulación es la anulación de los controles de precios, incluyendo al salario mínimo, los permisos y tarifas de importación, los subsidios a sectores y empresas, los controles monetarios y las leyes que impiden dinamismo económico.

La desregulación, por lo visto, es un proceso en dirección a la implantación de una economía más libre, más capitalista —menos intervenida, menos socialista. La causa por la que se pide la desregulación es el tener una economía más dinámica y producir mayor prosperidad.

La desregulación es opuesta por quienes han derivado un beneficio del estado anterior de cosas, es decir, del intervencionismo.

Los opositores a la desregulación son tradicionalmente empresas que tienen privilegios como la protección contra importaciones, las empresas que gozan de patrocinio estatal para evitar la competencia nacional y, claramente, las empresas propiedad del estado.

También se oponen a la desregulación otros, como los sindicatos que reciben privilegios estatales y cuyos afiliados derivan condiciones de trabajo excepcionales. Igualmente se oponen a la desregulación en general, los grupos de presión política, que obtienen fondos estatales a cambio de apoyo político.

La desregulación es un ataque frontal al modo de vida parasitario de empresas, sindicatos, personas y organismos que han hecho del intervencionismo una forma de vida. Y, es claro también, que a la desregulación se oponen los partidarios desinteresados del intervencionismo y del socialismo.

La desregulación es prácticamente un equivalente a la noción de las reformas estructurales.

&&&&&

Precisar el significado de capitalismo y de desregulación es útil para asociarlos entre sí y comprender algunas causas de sucesos actuales:

• La desregulación o las reformas estructurales son propuestas y promovidas por quienes quieren una economía capitalista, de libres mercados —lo que justifican con la mucho mayor capacidad del capitalismo para generar riqueza y mayor bienestar.

• La desregulación y las reformas estructurales son opuestas por dos grupos, los que resultarían afectados en sus bolsillos y privilegios, y también por quienes son partidarios desinteresados del socialismo, del intervencionismo y sus similares.

• Comprender la oposición a la desregulación por parte de esos a quienes benefician el intervencionismo o el socialismo, es fácil: sus bolsillos serían afectados, sus ingresos serían menores, su poder decrecería, sus privilegios desaparecerían.

• Comprender la oposición a la desregulación por parte de partidarios desinteresados del socialismo o del intervencionismo, no es tan simple y merece una ampliación. Ellos usan dos argumentos centrales.

Su primer argumento es económico y quienes lo emplean aseguran que el socialismo o el intervencionismo producen mejores resultados económicos que el capitalismo. Ante la abrumadora evidencia que ha demostrado lo contrario, este argumento económico es poco empleado ya.

El segundo argumento es el de más uso y sostiene en general, que el socialismo y el intervencionismo son moralmente superiores y más humanos que el capitalismo —lo que les lleva a proponer regulaciones económicas, típicamente redistributivas: el gobierno se apropia de recursos y los distribuye a quienes juzga que los necesitan.

La frase que resumen esa mentalidad es la de “entrar a corregir las deficiencias del mercado libre” —una idea sin base, que ignora las consecuencias del intervencionismo, que no está nada exento de fallas, siendo las peores de todas el de reducir el bienestar económico de la sociedad y el violar la libertad humana.

Addendum

Me parece útil para el lector añadir otra precisión. En lo anterior, intenté precisar el significado de dos términos asociados, el de capitalismo y el de regulación o reformas estructurales. Existe otro, el de neoliberalismo, que está asociado con esos dos.

Neoliberalismo, en breve, es una escuela de pensamiento que tiene orígenes intelectuales en el liberalismo clásico, como el de David Ricardo y otros, expandido por economistas más recientes, como Milton Freedman.

Sus propuestas son muy similares a las de la desregulación y las reformas estructurales: privatización de empresas y activos propiedad del gobierno, remoción de barreras al comercio, redimensión del gasto estatal y demás.

Nota del Editor

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Socialismo y en Contrapeso.info: Libertad Económica.

También puede verse ContraPeso.info: Intervencionismo Económico, ContraPeso.info: Reformas Estructurales y ContraPeso.info: Capitalismo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras