Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Deuda Pública Crea Crisis
Eduardo García Gaspar
13 enero 2011
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La regla general establece que el poder gubernamental tiende a crecer. Es una tendencia general de todo gobierno.

Su expansión es la regla, no la excepción. Una manera de medir eso es el tamaño de los presupuestos públicos.

Por ejemplo, en México, en 2011 se tendrá el mayor presupuesto público federal de todos los tiempos. La tendencia se confirma, los gobiernos tienden a expandirse siempre.

Otra medida de esa expansión es el tamaño de la deuda del gobierno, que la regla general señala que también crecerá. Ya que la tendencia a gastar, por parte de un gobierno, supera los límites a los que le obligarían sus ingresos, el gobierno recurre a otra manera de lograr ingresos: los préstamos.

Por ejemplo, en los EEUU ahora la deuda federal es de casi 14 billones. Sí, millones de millones.

El nivel es escandaloso y representa una tendencia que es independiente de quien gobierna. En los EEUU, por ejemplo, la deuda ha crecido a través de diversas administraciones. Y en las más recientes, con Bush y Obama, la tendencia es más marcada. Los dos presidentes son más parecidos de lo que se piensa.

Circunstancias iguales se tienen en otros países, como España, Grecia y otros más en los que se padecen los efectos de gobiernos salidos de sus límites naturales, llegando a extremos que son causa de crisis. Simplemente, no es infinita la capacidad de gasto de un gobierno, ni su capacidad de endeudarse.

Las situaciones y circunstancias son conocidas. Muy conocidas, pero no su fondo, que es lo que bien vale una segunda opinión.

Tratemos de explicar las causas de crisis económicas, las reales causas.

Muy considerable es el espíritu esencial de todo gobierno: tender a crecer todo lo que se le permita. Un gobierno al que no se le han puesto frenos crecerá sin limitaciones. Está en su misma naturaleza hacerlo. No es accidental.

Parte integral de esa expansión gubernamental es su gasto, cada vez mayor. Es lógico que suceda. Un organismo que crece necesita cada vez más recursos para sostener su crecimiento. Esto no es ideológico, es la realidad misma.

Pero el crecimiento estatal tiene un límite marcado por los ingresos que recibe y que provienen de impuestos y similares. Esto es un freno a la expansión gubernamental y choca contra su naturaleza expansiva.

¿Cómo poner de lado ese freno por los ingresos? Fácil, la deuda pública.

Así, los gobiernos pueden seguir creciendo sin que los frene la existencia de recursos limitados por los impuestos recolectados. Piden préstamos y emiten deudas, lo que les permite aumentar su poder y, por supuesto, su gasto.

Un ejemplo: el gobierno anterior de Zacatecas, en México, elevó su deuda más de cuatro veces.

Más evidencia. El mes pasado fue reportado que del fin de 2009 a junio de 2010, 19 de los 32 gobiernos estatales en México elevaron el saldo de su deuda en 43 por ciento en promedio.

Esos pasivos llegan a más de 190 millones de pesos, un 70 por ciento del saldo neto al primer semestre de 2010. Coahuila, por ejemplo, tuvo un incremento de 396 por ciento (Excelsior, 3 diciembre 2010).

De esto es de lo que hablo. Las cifras son escandalosas en sí mismas, pero solas no tienen otro significado que el de esa desvergüenza e irresponsabilidad.

Lo que sí tiene significado es lo que está detrás de los números y que es eso, la naturaleza expansiva de los gobiernos, donde sea que se tengan.

De aquí la importancia de imponer frenos fuertes y sólidos a los gobiernos, para evitar que crezcan más allá de lo que es lógico. Sin esos frenos, la predicción es segura: sin remedio en el futuro habrá una crisis económica y todos saldremos lastimados. Todos, especialmente los más pobres.

Sí, el gasto gubernamental desmedido tiene un efecto inevitable, el crear pobreza. Es una realidad y, en estos tiempos, un riesgo real. Es lo que nos espera si las cosas sigue igual. No es un bonito panorama, pero ya es ganancia saberlo.

Termino con una nota adicional. Sí, está en la misma naturaleza de los gobiernos el expandirse sin límites, pero a este fenómeno colabora una buena parte de la opinión pública, la que piensa que es posible y deseable tener desarrollo económico sustentado en la elevación del gasto público. Es falso.

Y, más aún, cuando un gasto gubernamental se sale de sus límites lógicos, no sólo no ayuda a la economía, la daña.

Post Scriptum

Mi punto central es ubicar el origen y causan central de las crisis económicas en un manejo irresponsable de las finanzas públicas.

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Finanzas Públicas. También existen ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Crisis Económicas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras