Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Gracias, Querido Opositor
Eduardo García Gaspar
5 octubre 2011
Sección: EFECTOS NO INTENCIONALES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Para lo que sigue, necesitamos ir a 1959. Específicamente a una película, de Luis Buñuel, titulada Nazarín.

Es la historia, de un sacerdote, empeñado en obras de amor, caridad, que no tiene éxito. Buñuel, un ateo convencido y enemigo del cristianismo, hizo un mensaje en contra de eso que predica la religión.

Al menos esa era su intención.

Curioso fue que, según se cuenta, Nazarín, casi ganó un premio. Uno que da la Iglesia Católica, la que obviamente vio otro mensaje en la cinta, no el original intentado por su director.

Buñuel declaró de nuevo ser creyente en el ateísmo y eso, aparentemente, lo salvó de recibir un premio temible para él.

Regresamos al presente, pero mantenemos esa idea, la de los efectos no intencionales: tiene alguien el objetivo de decir tal cosa, la dice y eso se interpreta de manera distinta, incluso opuesta.

Quizá haya sucedido eso en un caso actual, el de una psicóloga clínica y sus opiniones sobre el aborto. ¿Qué escribió ella? Algo muy directo:

“Proteger la vida de una colección de células que no tiene posibilidad alguna de vivir fuera del cuerpo de la gestante es privilegiar esa colección de células, debido a sus potenciales, por encima de los derechos de la mujer de regir su propio cuerpo”.

No creo que haya duda de su intención.

Para ella, el recién concebido es un sencillo conjunto de células. Un conjunto celular que sólo puede mantenerse vivo dentro del cuerpo de la embarazada. Y, lo más importante, esas células tienen menos derechos que la embarazada, la que por eso puede abortar sin problemas.

Para que no haya dudas, la psicóloga insiste en su punto:

“Una colección de células incapaz de vivir fuera de mi cuerpo, sin mi, no tiene los mismos derechos que yo. De eso no tengo duda”.

Podemos, pues, estar razonablemente seguros de la intención de esta mujer. Para ella, esas células pueden ser abortadas con plena legitimidad porque ellas no pueden vivir fuera de la embarazada.

Es posible que alguien, con una opinión contraria, se indigne por la postura de la psicóloga. E incluso que algunos exclamaran cómo es posible que se publiquen opiniones de ese tipo en medios de comunicación serios y establecidos.

Por mi parte, creyendo en la libertad de expresión, me negaría a que se limitara tal libertad. Cada medio es responsable de lo que en él se publica.

Y, debo confesarlo, cuando leí esa opinión, me alegré. Lo que dice la psicóloga es bueno, ayuda a sostener mi opinión, que es la contraria a la suya. Ella promueve que los gobiernos, legalmente, permitan matar a los no nacidos. Yo sostengo que la ley que eso haga es inmoral.

Lo fascinante es que mientras que su intención es clara, quiere que el aborto se apruebe legalmente, sus palabras me ayudan a dar solidez a mi opinión.

• Dice ella que un recién concebido es una colección de células. Efectivamente, lo es.

• Dice que esa colección de células no puede sobrevivir fuera del vientre materno. Efectivamente, es cierto también.

Es decir, reconoce la psicóloga que existe vida en esas células. Lo reconoce explícitamente. De lo que puede concluirse que en esas células reconoce un ser humano distinto a la embarazada.

¿No es maravilloso encontrar que en los propios razonamientos del opositor existe un apoyo macizo que favorece a la propia opinión?

Hay vida en esas células, esa vida depende de seguir en el vientre materno y, por eso, el razonamiento de ella sólo queda en una afirmación un tanto absurda: puede matarse a alguien dependiendo del número de células que lo formen y de si depende o no su vida de alguien.

Razonando de esa manera, sería deseable que legalmente se autorizara el matar a un ser pequeño, digamos un bebé que depende totalmente de la atención de sus padres. Los padres alegarían, legalmente, que tiene menos células que ellos y que su vida depende de la atención que le den.

Buñuel, con Nazarín, hizo algo que mereció un premio de su enemigo. Claramente no lo buscaba y el recibirlo habría sido un shock, hasta quizá surrealista.

En el caso de esta psicóloga clínica, Karen Batres, me inclinaría por hacer algo similar, felicitarla por corroborar con aún mayor solidez mi opinión en contra de quitar la vida a un ser humano. Sin importar si tiene una o dos células. Sin importar si depende o no de otros.

Post Scriptum

En ContraPeso.info: Columnistas existe una colección de opiniones sobre lo escrito por varios columnistas. Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Aborto.

La columna que cito es “Sin mí”, de Karen Batres (El Norte, 1 octubre 2011).

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



2 Comentarios en “Gracias, Querido Opositor”
  1. Juanjo (Una colección de células) Dijo:

    Me da pena ajena lo de la psicóloga, por lo visto, la biología le pasó de noche a esta persona, quiso usar el termino “colección de células” de una manera despectiva, cuando todo ser viviente somos una colección de células, inclusive ella. Patetico. La psicóloga no entiende la diferencia entre la “dependencia” y la “autonomía”.

  2. Corina Dijo:

    Es muy triste, en cuanto el tema del aborto, pues la Suprema Corte de Justicia de la Nacion, opto por proteger la vida de los no nacidos, con esto se desato , una defensa de la mujer, quienes dicen que tienen el derecho de hacer de su cuerpo lo que ellas, quieran, sobre todos los que se dicen ser intelectuales, y catolicos, salieron en defensa de la mujer al conocer la desicion de la Suprema Corte de Justicia, solo que hay un gran antagonismo en ser catolico, y no defender la vida de los no nacidos, tienen aparencia de piedad pero niegan la eficacia de ella.
    En fin que es muy doloros , que se defienda la vida de las madres pero no del no nacido, dandoles el derecho a estas que aun asesin a su propio hijo, que con esto tendran consecuencia terribles para el resto de su vida, en esto no pensaran? los que defienden el derecho al aborto, y que aun se legalice, que si se legaliza no por eso lo hace moral.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras