Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Hablando con Charlie Chan
Eduardo García Gaspar
10 octubre 2011
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SEXUALIDAD
Catalogado en: ,


Necesitamos, para lo que sigue, llamar a un detective. No al padre Brown para que no haya suspicacias por su catolicismo.

Pero sí a Charlie Chan, el otro detective ficticio, un chino. Visitamos, usted y yo, a Charlie y le exponemos un caso.

En Nuevo León, México, hay cifras sobre embarazos de madres adolescentes: en 2000 fueron el 25% del total de partos en hospitales públicos y en 2010, fueron el 32%.

Le preguntamos a Charlie qué piensa. Se nos queda viendo, inexpresivo, y responde lo siguiente.

“Hubo un aumento de embarazos de adolescentes en ese lugar en un tipo de hospitales. Eso es todo. No necesariamente de mujeres jóvenes solteras. Pueden haberse contado partos de adolescentes perfectamente casadas. Las cifras tienen ese defecto de inexactitud, pero pueden proseguir, honorables amigos”.

Acordamos que a pesar de esas cifras no claras, sí existe una elevación del número de embarazos de adolescentes solteras.

Le pedimos ahora que nos dé su opinión sobre algunas posibles causas que han mencionado expertos: ingresos bajos, poca autoestima, falta de educación sexual, violaciones, bajas perspectivas de mejora de vida, poca escolaridad.

Charlie se nos queda viendo. Sus ojos orientales no se mueven, permanecen fijos en nosotros. Insistimos en nuestra pregunta, la de qué piensa de esos factores que elevan los embarazos de adolescentes solteras.

Nombramos otras causas que hemos escuchado: amistades permisivas, acceso difícil a anticonceptivos, familias con sólo la madre, drogas, medios con alto contenido sexual, falta de supervisión familiar, prohibición religiosa de anticonceptivos…

Cuando mencionamos esto último, nos damos cuenta de que parecieron moverse dos o tres pestañas de sus ojos. Algo le llamó la atención. Quizá lo que al final le dijimos.

Dejamos de hablar. El se queda callado. Sigue su vista en nosotros. Minutos después, Charlie rompe el silencio:

“Honorables amigos, dijeron que uno de los factores que elevan los embarazos es la condena religiosa del uso de anticonceptivos. Llamó mi atención esa causa por una razón que ahora les diré, y ustedes debían saber. Pero antes de decirles dónde está el misterio, supongo que se refieran al Catolicismo. Hasta donde conozco a esa religión, ella se opone a tales métodos”.

Respondemos que sí, que es muy conocida esa prohibición de métodos anticonceptivos por parte de la Iglesia Católica. Vuelven a moverse esas dos o tres pestañas de los orientales ojos que ahora parecen mirar al vacío.

Nos dice que ve razonables algunos de los factores mencionados, como ser hija de una madre soltera y tener una educación deficiente que sugiere un futuro poco atractivo.

Vuelve a quedarse mudo, inexpresivo. Nosotros seguimos sin hablar, expectantes. Pasa un largo rato y al fin dice:

“Honorables amigos, antes de seguir quiero preguntar una cosa. ¿Prohibe el Catolicismo también el tener relaciones sexuales antes del matrimonio? Este dato es clave para resolver este misterio, que es mucho más sencillo del que enfrenté en Edimburgo, cuando el Scotland Yard me pidió ayuda”.

Respondemos que sí, que la Iglesia Católica prohibe las relaciones sexuales fuera del matrimonio, al igual que prohibe los anticonceptivos. Vuelve el silencio. Charlie nos mira con una muy leve sonrisa. Sus ojos son más expresivos y casi brillan.

Esperamos sus comentarios. Queremos saber qué piensa de esos factores propuestos como causas del embarazo de adolescentes solteras. Nos habla:

“Honorables amigos, Charlie Chan puede contribuir en este asunto. Dicen ustedes que a los católicos se les prohibe tener relaciones sexuales antes del matrimonio. Muy bien, esta es la pista principal para entender el por qué no es un factor de embarazo la prohibición católica de anticonceptivos”.

Hace una pausa y continúa.

“Una adolescente que tiene relaciones sexuales con ese acto mismo muestra con una claridad diáfana que no le importan una hoja de té los mandamientos católicos. Y si no le importa la prohibición de tener relaciones sexuales, tampoco le importará la prohibición de métodos anticonceptivos.

“No tiene lógica desobedecer un mandato y obedecer otro. De lo que deduzco que esa prohibición de anticonceptivos no es un factor ni siquiera de importancia media en el problema”.

Nos quedamos callados. Tiene sentido lo que dijo. Nos miramos uno a otro y nos levantamos para despedirnos. Pero Charlie nos hace un ademán para que permanezcamos en nuestros sillones. Sorbe un poco de su té. Y nos dice:

“Además de lo anterior, honorables amigos, deben hacer ustedes algo más. Charlie Chan no tiene el tiempo para ello. Dicen que uno de los factores de los embarazos es la falta de educación sexual entre jóvenes. Puede ser, pero puede no ser. Todo depende de la educación sexual que ya se dé. Puede que ella intente detener la promiscuidad juvenil, pero puede ser que ella la fomente”.

Tomamos el té y nos despedimos.

Post Scriptum

El único detective de ficción que recuerdo hace de la religión un punto central, es el padre Brown, creado por Chesterton. Que él hablara del tema, habría creado sospechas en el lector. Hercule Poirot, por su parte, hasta dónde sé es también católico, pero no hace de su religión un punto central.

Charlie Chan, por su parte, puede tener una religión cualquiera, quizá oriental y por eso resulta menos sospechoso de tener inclinaciones católicas.

Escribir a manera de cuento, es generalmente más divertido (¡y difícil!) para el escritor y al lector, supongo, le resultará agradable encontrar un formato poco usado en columnas de opinión. Obviamente el diálogo tiene como propósito mostrar la paradoja que existe al apuntar que la prohibición católica de anticonceptivos es causa de embarazos en adolescentes no casadas.

Si una adolescente hace caso omiso del mandamiento católico que reprueba el sexo antes del matrimonio, resulta extraño suponer que ella sí obedezca totalmente el mandato de la prohibición de anticonceptivos. En fin, otra divertida demostración de lo que sucede cuando se profundiza siquiera un poco en lo afirmado gratuitamente.

Sobre si la educación sexual promueve la promiscuidad, en las escuelas públicas en México, véase el análisis de Girondella.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Hablando con Charlie Chan”
  1. Ma. Leonor Dijo:

    Excelente artículo, completamente de acuerdo.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras